Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El gobierno abre expediente Cienfuegos de la DEA; FGR transparenta con reservas

El expediente que entregaron las autoridades de EU a México sobre Salvador Cienfuegos fue publicado de manera íntegra, en tanto que el trabajo realizado por la Fiscalía tiene la mayor parte testada.
sáb 16 enero 2021 10:56 PM
CIUDAD DE MÉXICO, 11JUNIO2018.- Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional, durante la firma del “protocolo nacional de actuación destrucción de plantío ilícitos”, en las inmediaciones de la agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría General de la República (PGR). 
FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM
La FGR comunicó la tarde de este viernes al gobierno de Estado Unidos su decisión de exonerar al exsecretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos, acción que molestó a las autoridades estadounidenses, quienes advirtieron que puede reactivar el caso y pedirlo en extradición.

*Con información de Ariadna Ortega, Daniel Lizárraga, Mariel Ibarra y Laura Sánchez Ley

La Fiscalía General de la República (FGR) publicó el expediente completo del caso del general Salvador Cienfuegos, “con las salvedades que implica la ley”, por lo que la mayor parte de los documentos están testados, lo cual hace casi ilegible la lectura.

Tras la promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador de que se iba a transparentar el expediente de la FGR que condujo a la dependencia a no ejercer acción penal contra el secretario de la Defensa Nacional (Sedena) en el sexenio de Enrique Peña Nieto, se hizo público el documento que consta de dos tomos, con 21 partes y 9 anexos con sus partes.

Publicidad

Con la leyenda “como corresponde en un Estado de Derecho y con la convicción de consolidar la transparencia y la justicia”, la FGR dio a conocer la liga del expediente , pero a diferencia del de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos ​(DEA, por sus siglas en inglés) que ayer el gobierno mexicano hizo público, el de la FGR tiene cientos de páginas testadas.

Entre las partes que no son públicas se encuentran, declaraciones patrimoniales, fiscales, credenciales, pero también cientos de oficios de diversas autoridades y hasta notas periodísticas, incluso, mensajes interceptados por las autoridades estadounidenses que se pueden ver en el expediente de la DEA, pero no en el mexicano, nombres, fechas y cargos. Ni siquiera el nombre Salvador Cienfuegos se puede leer en las páginas.

Por ejemplo, en seis capítulos del tomo 1 (5,6,8,9,12 y 13) no hay una sola hoja legible. Y en otros 4 (7,10,14 y 11) se aprecia que hubo intercambio de información entre diversas áreas de la FGR así como una diligencia en Toluca, pero no puede saberse más porque el resto de las páginas está en negro.

Expediente testado
Ejemplo de cómo se presentó el expediente de la FGR. Ésta es la página 23 del Tomo 1 parte 7.

En el capítulo 4, hay más de 300 páginas y solo una que tiene información pero solo sirve para entender que todo esta sección se trata de un trabajo hecho por servicios periciales, pero poder tener sin detalles.

La publicación completa del documento de la DEA, con la transcripción e intercepción de los mensajes que habrían tenido supuestas cabecillas criminales con el general, a quien se le señaló por darles protección, provocó enojo por parte de las autoridades de Estados Unidos, quienes acusaron al gobierno mexicano de violar el Tratado de Asistencia Legal Mutua entre ambas naciones .

“Publicar dicha información viola el Tratado de Asistencia Legal Mutua entre México y Estados Unidos, y pone en duda si Estados Unidos puede continuar compartiendo información para apoyar las propias investigaciones criminales de México”, advirtió el Departamento de Justicia de EU.

Publicidad

Transparencia a medias

Para el excomisionado del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI ahora INAI), José Octavio López Presa, si bien es correcto que en expedientes judiciales se teste la información de datos personales o que pueda representar la violación a un derecho, aquí parece haber una contradicción, pues sí ya se hizo público un documento que en principio se debía haber reservado, como es el documento de la DEA, ya pierde el carácter de causal que la ley debe reservar.

Expediente testado 2
Para el integrante del CPC, José Octavio López Presa, testar un documento cuyas partes ya se dieron a conocer en otro expediente es innecesario.

El integrante del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción señaló que procesalmente es correcto, pero lo que llama la atención es que se publicite como máxima transparencia cuando se está dando muy poca información.

“Aquí hay una contradicción porque si aquí ya hay una parte del caso, del expediente que se hizo público aunque sea de otro gobierno, pero estaba bajo el resguardo de las autoridades mexicanas, pues testarlo todo ya es absolutamente innecesario”, detalló.

Ve también: La Fiscalía General exonera al general Salvador Cienfuegos

Publicidad

La inocencia del imputado

De las partes que sí se pueden leer, está la justificación de por qué la FGR decidió no ejercer acción penal contra el general.

“Es menester señalar que esta Fiscalía de la Federación practicó las diligencias necesarias para el esclarecimientos de los hechos supuestos en su conocimiento e integrada la carpeta de investigación se advierte que no se reúnen los requisitos necesarios para el ejercicio de la acción penal (...) encontrándonos ante el supuesto de que el delito no se cometió y, por consecuencia, queda plenamente establecida la inocencia del imputado”, dice el documento.

Entre las razones están que en las conversaciones se manifiesta no solo la duda y el descontento, “sino hasta la frustración” del cabecilla del grupo delictivo de Nayarit, es decir Francisco Patrón Sánchez, ‘el H2’, quien expresa que le han dicho que en realidad no está protegido por el general sino por otra persona al parecer retirada.

La investigación de la FGR señala que “en un desesperado intento” por convencerlo le dan la descripción de alguien “wuero, que se pone colorado cuando se enoja”, lo que no concuerda con el físico del exsecretario.

“Resulta inverosímil que si la descripción no concuerda en absoluto con la fisonomía y que si los propios integrantes expresaron duda, autoridad alguna pueda dar alguna certeza a que se trataba de xxxx (aparece la parte testada)”, dice.

Otra de los elementos es “el léxico que se le atribuye”, ya que consideran que dista mucho de la forma de expresión de una persona preparada, quien independientemente del alto cargo que desempeñó, ha tenido una alta preparación académica, incluso de nivel Maestría, “lo que vuelve inverosímil que se expresara en los términos en que aparece en los mensajes que supuestamente emitió”.

También consideraron inválida la evidencia de la DEA, debido a que “hay dato de prueba” de que Cienfuegos tenía una Blackberry, además de que EU “nunca puso en conocimiento en su tiempo tales hechos de la autoridad mexicana”, ya que señala que de haberlo hecho podría haberse solicitado con éxito la información a las concesionarias mexicanas de telefonía celular.

Si bien se plantea que las investigación comenzó desde 2013, la extracción e intercepción de los documentos son de 2015 a 2017. El general fue acusado de delitos de narcotráfico, delincuencia organizada y de proteger a la organización criminal en el periodo que fue secretario de la Defensa Nacional.

Sin embargo, las pruebas obtenidas por la DEA fueron desestimadas por la FGR al calificarlas incluso de “inverosímiles”, por lo que la Fiscalía aseguró que Cienfuegos no era quien controlaba los operativos”, que estuvo en otros lugares cuando supuestamente se reunió con los criminales, por lo que “no realizó conducta constitutiva del delito” del que se le acusa y por ende es inocente.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad