Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La cooperación entre AMLO y Biden será ríspida en materia de seguridad

La detención del titular de la Sedena, Salvador Cienfuegos, afectó la relación bilateral con Estados Unidos, por lo que será difícil la cooperación mutua en migración, drogas y armas, opinan expertos.
lun 16 noviembre 2020 06:01 AM
amlobiden.jpg
La llamada entre López Obrador y Biden se dio mientras el mandatario mexicano se encontraba en Monterrey, Nuevo León.

La llegada de Joe Biden a la Casa Blanca marcará un nuevo inicio en la agenda bilateral de México y Estados Unidos, que estará centrada en tres prioridades: la migración, el congelamiento de armas y el trasiego de drogas, particularmente de fentanilo.

Estos asuntos deberán abordarse en medio de un ambiente de desconfianza entre instituciones, luego de la detención del exsecretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos, por delitos relacionados con narcotráfico, en donde las agencias estadounidenses, no informaron de la investigación al gobierno del presidente López Obrador.

Especialistas advierten que la desconfianza del gobierno de Estados Unidos hacia las instituciones mexicanas, que se evidenció con esa operación de alto nivel, podría impactar en la cooperación bilateral, lo que llevaría a trabajar a ambas naciones más como vecinos que como aliados.

Publicidad

El profesor-investigador en El Colegio de la Frontera Norte (El Colef), José Andrés Sumano Rodríguez, consideró que la cooperación entre instituciones de seguridad se vislumbra difícil debido a que la detención de Cienfuegos generó rispidez entre ambos gobiernos.

“Hay poca confianza por parte de las instituciones de seguridad de Estados Unidos con las dependencias de seguridad mexicanas por casos como el del general Cienfuegos, en su momento con el exfiscal de Nayarit, Edgar Veytia y entre una gran cantidad de autoridades que han sido señaladas y denunciadas en aquel país, no hay un escenario para una colaboración basada en la confianza”, afirmó.

La única información que tuvo el gobierno mexicano sobre la investigación contra el 'Padrino' como de identificó a Cienfuegos en la investigación, vino de la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, quien le platicó al presidente López Obrador que había una investigación contra el exsecretario de la Defensa.

El día de la detención de Cienfuegos, el 15 de octubre pasado, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, informó que al gobierno mexicano se le notificó vía una llamada del Embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, lo que posteriormente generó que, a través de una tarjeta diplomática, México manifestara su “profundo descontento” por no haberle compartido información sobre la detención del hombre clave en la estrategia de seguridad durante el gobierno de Enrique Peña Nieto y por dañar la imagen de las Fuerzas Armadas, tan esenciales para el gobierno.

Publicidad

El exdirector del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) durante los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón, Jaime Domingo López Buitrón, consideró que el caso del general Cienfuegos tendrá impactos en la relación bilateral, particularmente en lo que se refiere a la confianza.

“No creo que haya muchas autoridades mexicanas que, en los próximos años, vayan a volver a confiar en las autoridades americanas. Y esa factura, esa falta de coordinación y desconfianza mutua para la operación de ambas fronteras va a tener más mal resultado para México que para otra latitud”, dijo el también presidente de la comisión de Seguridad del Consejo Coordinador Empresarial durante un panel en la "México Cumbre de Negocios”.

La desconfianza entre ambas naciones no se generó de un día para otro. Para el investigador de El Colef, casos de gobernadores detenidos en Estados Unidos han ido minando la confianza de las agencias estadounidenses, lo que dijo, impactará en la cooperación bilateral.

“Difícilmente veremos colaboraciones profundas como las que se dieron en la época de Calderón entre instituciones de Estados Unidos y México por la desconfianza que ya impera en las agencias de Estados Unidos hacia las mexicanas” advirtió.

#AMLOvsAMLO | Caso Cienfuegos: AMLO cambia de postura

Con Biden, los temas de la agenda bilateral entre México y Estados Unidos no cambiará en esencia pues en los próximos años, los esfuerzos se concentrarán en tres asuntos: drogas, armas y migración.

Publicidad

La droga que mata a los estadounidenses

El fentanilo tiene en alerta roja a Estados Unidos. Así como en su momento lo fue la cocaína, la mariguana y el opio, hoy el fentanilo es la droga sintética más letal para los estadounidenses. Cincuenta veces potente que la heroína y 100 veces más que la morfina, esta sustancia no solo tiene sello asiático, también mexicano.

De acuerdo con el reporte “Fentanilo: la exportación mortal de China al Estados Unidos ”, de la comisión de la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad de Estados Unidos y China del Congreso estadounidense, aunque desde el continente asiático se exporte a México el fentanilo, éste no es el destino final.

“Los cárteles mexicanos actúan como conducto principal del fentanilo chino con destino a los Estados Unidos. Los envíos a granel —solo o mezclado con drogas como la heroína— dificultan la cuantificación de los flujos de volumen de fentanilo a Estados Unidos”, refiere el reporte.

Publicidad

El fentanilo ingresa a territorio principalmente por los puertos marítimos, pero no se queda en México. Se empaqueta la sustancia y se introduce ilegalmente a Estados Unidos. Organizaciones criminales como el Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación han instalado sus propios laboratorios para fabricar su propio fentanilo porque es una sustancia altamente rentable.

“Un kilo de fentanilo genera aproximadamente 10 veces más que un kilo de heroína. Entonces, las utilidades son altísimas en un mercado que tiene cada vez una demanda más alta”, explica Jorge Fernández, autor del libro “La nueva Guerra del Chapo al Fentanilo”.

Se estima que cada día pierden la vida alrededor de 130 personas por sobredosis en el consumo de fentanilo, por lo que se busca la cooperación de México para reducir su entrada.

“Estados Unidos asume que la respuesta es el control de la oferta y no de la demanda y si México es lugar de origen del fentanilo, la expectativita es que México controle ese trasiego y que se evite que esas sustancias lleguen a Estados Unidos”, advierte Mónica Serrano, experta en crimen trasnacional y profesora de El Colegio de México.

El trasiego de armas

Para México, la prioridad en la relación bilateral estará en el congelamiento del trasiego de armas hacia México.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de la Defensa Nacional, cada año ingresan al país alrededor de 200,000 armas a México, es decir, en promedio 547 al día o unas 22 cada hora. El 70% provienen de Estados Unidos.

El ingreso ilegal de armas a México ha impactado fuertemente en la violencia. Tan solo en lo que va de este 2020, de los 26,955 homicidios dolosos registrados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el 69% han sido por arma de fuego.

La migración centroamericana

El tercer tema en la agenda será la continuidad de la contención de la migración de Centroamérica hacia Estados Unidos. Sin embargo, expertos consideran que con los demócratas a la migración no le ha ido bien, por lo que, si se requiere de un viraje, éste debe venir desde México.

“México ha sido cómplice en esa política de contención, el gobierno mexicano ha actuado como el muro frenando el avance de caravanas”, criticó Daniella Burgi-Palomino, codirectora de la organización Latin America Working Group.

El inicio de la administración de Biden abre la posibilidad de una reforma migratoria, por lo que sí o sí, la migración ocupará uno de los primeros lugres en las prioridades de la agenda bilateral.

“La migración tiene intereses diferenciados para México que, para Estados Unidos, mientras que para México es importante por el tema humanitario, para Estados Unidos es importante presionar más para que su vecino del sur sea un tercer país seguro “, consideró Eunice Rendón, exdirectora del Instituto de los Mexicanos en el Exterior.

Publicidad
Publicidad