Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Felipe Calderón: había rumores sobre ilícitos de García Luna, no pruebas

El expresidente presentó su libro “Decisiones difíciles” en el que asegura que no hubo ningún fraude electoral y López Obrador supo, desde la noche del 2 de julio, que las tendencias no le favorecían.
lun 18 mayo 2020 08:11 PM
Felipe Calderón
El michoacano narra en su libro la relación tensa entre México y Francia por el caso Florence Cassez

Felipe Calderón asegura que hay dos tipos de políticos: los que pueden dormir y los que no. Él es de los segundos, porque –dice- son los que tienen principios, pero toman decisiones difíciles y los dilemas éticos no dejan dormir.

Este lunes, el expresidente mexicano presentó su libro “Decisiones difíciles”, de manera virtual, donde habla del llamado “fraude” electoral, de Genaro García Luna y la capacidad que tiene el actual jefe del Ejecutivo para arreglar el problema de inseguridad.

Publicidad

“Había rumores”

Entrevistado por el periodista Leonardo Curzio, como parte de la presentación de su libro, Felipe Calderón dijo que durante su sexenio había “rumores” sobre las actividades ilícitas de Genaro García Luna, pero nadie presentó ninguna evidencia.

Dijo que decidió nombrarlo como secretario de Seguridad Pública (SSP) porque tenía muy buena relación con las agencias de seguridad de Estados Unidos, como la Agencia para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

García Luna, detenido en Estados Unidos, enfrenta cargos por supuestos sobornos al Cártel de Sinaloa, que ascienden a millones de dólares, mientras controlaba la policía federal mexicana.

Habían rumores, acusaciones entre dependencias, pero a la hora que pedías evidencia, que fuera constatable, sólida, no había"
Felipe Calderón, expresidente de México

"La verdad eso fue formando parte de la interacción del día a día que teníamos en el gobierno”, cuenta el expanista.

Publicidad

No lo conocía

Felipe Calderón contó que, antes de llegar al gobierno, no conocía, de manera personal a García Luna.

Quien fuera nombrado como titular de la SSP, fue director de la Agencia Federal de Investigación de México (AFI) y, según el político michoacano, hacía un “buen equipo” con Eduardo Medina Mora, quien fuera procurador General de la República.

“Platiqué con algunos líderes de la sociedad civil y tenían una buena opinión de él. Tenía una interacción muy importante con las agencias americanas. Había cooperación internacional”, afirmó.

Además, dijo que cuando se tomaban las decisiones se consideraban todas las voces del equipo de seguridad y no era “Genaro” –como lo llama Felipe Calderón– quien decidía.

Publicidad

Andrés Manuel sabía que había perdido

En su libro, de poco más de 300 páginas que está a la venta desde hoy, Felipe Calderón narra la noche del domingo 2 de julio y, afirma, Andrés Manuel López Obrador ya sabía que las tendencias no lo favorecían desde la noche.

Tuvieron, el comité de campaña y López Obrador una reunión en un hotel de la Ciudad de México y, en el conteo rápido de Ana Cristina Covarrubias, hacia la media noche, yo había ganado la elección, según sus propios números"
Felipe Calderón, expresidente de México.

"Sin embargo, Andrés Manuel sale a la calle a decir que él tenía encuestas donde había ganado y hasta la fecha no ha presentado”, comentó en la entrevista que se realizó de manera virtual.

El esposo de Margarita Zavala añadió que el propio Luis Carlos Ugalde, quien fuera consejero presidente del entonces Instituto Federal Electoral (IFE), ha aceptado que el conteo rápido favorecía al PAN.

“Luis Carlos Ugalde no sale a dar a conocer los resultados y reconoce que eso se prestó para preservar el discurso de fraude que no hubo. Deberíamos superar 2006”, narró Calderón Hinojosa.

Cercanos a la 4T lo alentaron a sacar al Ejército en las calles

En materia de combate al narcotráfico y consumo de drogas, Calderón Hinojosa explicó que no se trata de despenalizar el consumo de drogas, sino de recuperar el control del Estado sobre el crimen organizado.

Afirmó que la entrega de despensas que se ha dado en medio de la pandemia por COVID-19 es un claro ejemplo de cómo hay zonas del país donde ya no existe el gobierno.

“Lo que pasa en México es la captura del Estado. El crimen se apodera del Estado mexicano, ese es el problema. El Estado está perdiendo poder a manos de los criminales y eso encuentro yo cuando llego a la presidencia”, cuenta.

De hecho, fue el hoy jefe de asesores de la Presidencia, Lázaro Cárdenas Batel, quien le pidió ayuda federal para controlar el crimen.

“La petición que me hace el gobernador Lázaro Cárdenas fue de ayuda federal. Yo era reticente al principio. Le dije ‘¿por qué no se la pide al presidente Vicente Fox?’ y me respondió ‘se la he pedido desde hace casi un año y no me apoyó. Necesito que entiendas el problema, somos michoacanos los dos”, comentó.

La invasión a México

En su libro, el expresidente de México narra las tensiones que se dieron entre su gobierno y el del francés Nicolas Sarkozy, por la detención de Florence Cassez y asegura que ella no es ninguna “blanca paloma”.

Otro pasaje al respecto es cuando menciona que se dio en un almuerzo que ofreció Sarkozy en Brasil, a quien consideraba su gran aliado.

“Estábamos en el almuerzo que se suele ofrecer a los mandatarios fuera ya de agenda. (…) La conversación fue subiendo de tono, literal: ‘mi amigo Sarkozy —decía Lula (Da Silva)— me ofreció que Eurocopter invirtiera miles de millones de euros en Brasil, y yo le dije que el primer cliente sería el gobierno brasileño, porque el Ejército brasileño le compraría 60 helicópteros para hacer la mayor fuerza aérea de América Latina’. Y (Hugo) Chávez, que no se quería quedar atrás, le dijo que Venezuela compraría otros tantos para el Ejército Bolivariano... y de repente suelta: ‘¡y juntos, Brasil y Venezuela, vamos a invadir México!’ Ambos soltaron una estruendosa carcajada, tras la cual se hizo un silencio en la mesa. Sentí cómo las miradas pesaban sobre mí. Yo seguí comiendo unos segundos, pero no resistí: dejé pausadamente mis cubiertos en el plato, levanté la vista hacia ellos, y les dije en voz clara y fuerte: ‘¡Y juntos, o por separado, nos la pelan a los mexicanos!’”, describe Felipe Calderón en su libro.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad