Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Gobernadores reclaman al gobierno federal mal manejo de contingencia

Miguel Barbosa acusó al gobierno federal de mentir sobre la disponibilidad hospitalaria en Puebla; mientras que el gobernador de Nayarit denunció malas prácticas del IMSS.
jue 07 mayo 2020 10:53 AM
gobernadores
Miguel Barbosa, gobernador de Puebla y Antonio Echevarria reclamaron el manejo de cifras de la SSa y las prácticas del IMSS.

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, y de Nayarit, Antonio Echevarría, reclamaron el manejo de información y prácticas que tienen dependencias federales como la Secretaría de Salud y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en medio de la pandemia del coronavirus COVID-19.

Esta no es la primera vez que los mandatarios critican al gobierno federal, pues desde el 23 de marzo que la Secretaría de Salud (SSa) arrancó con la jornada nacional de Sana Distancia, la tensión con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha ido en aumento.

Publicidad

Barbosa acusó este miércoles que la información sobre la disponibilidad hospitalaria con la que cuenta Puebla para atender a enfermos por COVID-19 y que la Secretaría de Salud presenta diariamente es falsa.

“Esos datos que dio el responsable de epidemiología de la Federación no son ciertos, eso es parte de una estrategia porque nos quieren traer a enfermos del Distrito Federal y del Estado de México. No son ciertos, ¿de acuerdo? Sí tenemos capacidad de respuesta, pero no así como lo están mencionando, y aquí vamos a cuidar a los poblanos. Nadie nos ha ayudado, aquí nos vamos a cuidar solos”, dijo.

De acuerdo con el mandatario estatal, el gobierno federal ha mentido sobre los insumos y equipos que el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) reportó haber entregado a su administración.

"Efectivamente el Insabi ha entregado material y entregó una lista de cosas con cantidades, algunas ciertas, muchas alteradas, otras no ciertas y de todo eso ya les respondimos no crean que nos quedamos callados nosotros, por escrito les respondimos, les dijimos: 20 aspirinas, no, no es cierto, son 10 aspirinas; 30 mejorales, no, no es cierto, son 15 mejorales; 50,000 cubrebocas N95, no, no son 50,000, son 2,000, que es lo que nos mandaron", dijo.

En respuesta, este jueves el presidente López Obrador negó que se vayan a llevar enfermos del Valle de México a esta entidad y anunció que su gobierno reforzará las medidas en seis entidades en donde han ido en aumento los contagios, entre las que se encuentra Puebla. Además, informó que enviará representantes a los estados y que en el caso de Puebla será la subsecretaria de Gobernación, Diana Álvarez.

 

Echevarría señala malas prácticas del IMSS- Nayarit

Este miércoles, Antonio Echevarría, mandatario de Nayarit, acusó al IMSS de tener malas prácticas en el estado, lo que –aseguró– ha provocado que el 42% de las personas diagnosticadas con COVID-19 en el estado sean trabajadores de esta institución.

A través de un video publicado en redes sociales, el panista anunció que buscaría a Zoé Robledo, director general del IMSS, para compartirle su preocupación por el desempeño del Instituto en la entidad.

"El 42% de los contagiados en nuestra entidad es personal del IMSS, a quienes exponen en su salud y en su vida por las malas prácticas institucionales", acusó.

"Quiero expresar a quienes desarrollan tareas en los hospitales que los seguiremos protegiendo de las agresiones, pero también debemos mejorar los protocolos internos para cuidar de sus salud, no se vale la manera en la que exponen al heroico personal del IMSS en nuestro estado", dijo Echevarría.

 

Jalisco, Baja California, Michoacán, también han lanzado sus reclamos

En días pasados, la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN), el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles y el gobernador de Baja California, Enrique Bonilla, entre otros actores políticos, acusaron que había una falta de apoyos por parte del gobierno federal para hacer frente a esta pandemia.

Durante abril, la GOAN lanzó al menos cinco llamados, en los que exigió a la Federación la distribución de recursos extraordinarios, material médico para atender la emergencia sanitaria y un plan de apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas.

Los mandatarios de Acción Nacional también denunciaron que el material de salud que habían recibido por parte de las autoridades federales ha sido insuficiente.

El gobernador de Jalisco señaló por su parte la falta de atención del gobierno federal, sobre todo, respecto de los permisos necesarios para comenzar la aplicación de pruebas rápidas de COVID-19 de manera masiva.

De acuerdo con Alfaro, el propio subsecretario de Salud Hugo López-Gatell impidió que estas pruebas entraran al país, por lo que tuvieron que implementar otra estrategia para llevar a cabo pruebas masivas a un mayor costo.

 

Silvano Aureoles, del PRD, señaló la falta de recursos por parte de la Federación para hacer frente a esta pandemia.

El 16 de abril publicó en Twitter una serie de mensajes en los que resaltó que, pese a que su gobierno ha hecho todo lo que está en sus manos para hacer frente al COVID-19, como aumentar 60% el sueldo del personal de Salud, los recursos que Michoacán ha recibido por parte de la Federación son insuficientes.

Aureoles también acusó al titular del IMSS de mentir, esto luego Zoe Robledo aseguró que en el Centro de Ingeniería de Michoacán, en Morelia, se reparaban 321 ventiladores pulmonares.

El 18 de abril, el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, también cuestionó la información de la Secretaría de Salud federal sobre la pandemia del coronavirus COVID-19.

En una videoconferencia, el morenista puso en duda las cifras reportadas por el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell, pues –según Bonilla– mientras en la entidad se habían reportado a esa fecha 72 defunciones por COVID-19, el reporte nacional solo tenía registradas 31.

Así, en plena Fase 3 de la pandemia del COVID-19, los reclamos en contra del gobierno federal y dependencias federales por parte de los mandatarios estatales no han cesado.

Publicidad
Publicidad