Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El PRI regresa... a las urnas con poco ánimo

Este domingo, el Revolucionario Institucional elegirá a su nuevo dirigente, quien tendrá la principal tarea de levantar al partido que está en números rojos.
dom 11 agosto 2019 07:00 AM
PRI
El PRI se encamina a cambiar su dirigencia nacional en medio de la crisis electoral en la que se hundió como partido en el poder.

El PRI regresa a la urnas este domingo para elegir a su próximo dirigente nacional, luego de las elecciones del 1 de julio de 2018, en las que obtuvo la menor votación en su historia que lo convirtió en la tercera fuerza política en el Congreso.

Aunque aún conserva 12 entidades y sigue gobernando al mayor número de mexicanos , la elección no ha despertado entusiasmo entre los más de 6.7 millones de militantes que tiene.

La terna de candidatos para ocupar el puesto que actualmente ostenta Claudia Ruiz Massieu la integran el gobernador con licencia de Campeche, Alejandro Moreno, conocido como Alito, quien va arriba en las encuestas, la exgobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega, y la exdelegada de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en Veracruz Lorena Piñón.

Publicidad

El PRI votará con la esperanza de seleccionar al líder que pueda reconstruir al partido tras las derrotas electorales de los últimos años, pues es un hecho que el tricolor ha ido perdiendo la preferencia de los mexicanos, en gran medida, por los escándalos de funcionarios priistas, como los exgobernadores Javier Duarte y Roberto Borge , quienes ya fueron sacados de las filas tricolor.

Recomendamos: El PRI y sus tres históricas derrotas

También están los casos de los exfuncionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto, Rosario Robles , exsecretaria de Desarrollo Social y Desarrollo Territorial y Urbano, acusada de "ejercicio indebido de la función pública" en el caso conocido como La Estafa Maestra, y Emilio Lozoya , exdirector de Pemex, vinculado al caso Odebrecht.

Escándalos que han mermado la presencia del tricolor en el país.

Publicidad

¿El regreso triunfal del PRI?

Luego de perder la presidencia por primera vez en 2000 con Vicente Fox (PAN), el PRI volvió a Los Pinos 12 años después de la mano del originario de Atlacomulco, Enrique Peña Nieto. No obstante, la sombra de corrupción que marcó el gobierno de Peña dejó al partido en números rojos: la votación presidencial más baja (7.6 millones de votos en 2018) que lo ubicaron con el menor número de legisladores (47 diputados y 14 senadores).

También tuvo un efecto negativo en sus finanzas. Para 2019, recibió poco más de 800 millones de pesos, casi la mitad de los 1,600 que recibió en 2018, lo que lo llevó a recurrir a dos créditos por 196.3 mdp para cubrir los gastos del CEN.

Ve también: El PRI sobrevive entre derroches y deudas

Publicidad

Esta elección si bien elegirá al sustituto de Ruiz Massieu, el mandato original es el de Manlio Fabio Beltrones, quien dejó la dirigencia tras los resultados de las elecciones de 2016, donde el PRI perdió los estados de Quintana Roo, Chihuahua, Tamaulipas, Durango y Veracruz. Después de él estuvo Enrique Ochoa.

El exdirector de la CFE estuvo al frente del partido hasta antes de las elecciones presidenciales de 2018. Tras la renuncia de Ochoa, René Juárez fue el encargado de comandar al Revolucionario Institucional durante los comicios del 1 de julio del año pasado, pero 15 días después de los comicios también optó por dejar la presidencia del partido. Fue entonces que la excanciller asumió las riendas.

Te puede interesar: Ruiz Massieu asume como líder del PRI y promete ser contrapeso

Ruiz Massieu asumió en medio de acusaciones de que el PRI olvidó a su militancia y le dio preferencia a las “cúpulas”, además de que no supo escuchar a la ciudadanos. Por ello, emprendió un proceso de transformación que los condujo a organizar ellos mismos su elección para demostrar que son un partido democrático.

Por lo que esta es la primera vez que realizan una elección interna para seleccionar a su nuevo dirigente. Aunque el método de voto directo está en sus estatutos, es la primera vez que lo utilizan.

Los aspirantes se registraron el pasado 22 de junio, de las siete fórmulas que se inscribieron sólo tres lograron la candidatura.

Conoce más: Los aspirantes al PRI se registran con llamados a la militancia

Las campañas empezaron el 26 de junio y culminaron el pasado 9 de agosto. Además, se realizaron dos debates, uno el 17 de julio y el otro el 7 de agosto. Se estableció un tope de gastos de campaña para los candidatos de 4.2 millones de pesos.

Este domingo serán instaladas 6,150 casillas en todo el país para que los priistas elijan a su nuevo líder. No obstante, el proceso no ha levantado entusiasmo entre los militantes.

Un reto adicional será la entrega de resultados en el momento oportuno: las casillas estarán abiertas de 9 a 5 pm. A las 19:00 horas, las encuestadoras autorizadas podrán empezar a dar resultados; sin embargo, será hasta el martes siguiente cuando se reciban los cómputos de los estados y el miércoles se reunirá la comisión que dé a conocer los resultados; si todo sale como está programado, ese mismo día se dará la constancia al próximo dirigente.

Te puede interesar: ¿Cómo debe ser el nuevo líder del PRI?

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad