Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Relevo en Morena: disputa de grupos con cuatro aspirantes

Las batallas internas por la dirigencia nacional de Morena se acumulan; la actual cabeza de partido, Yeidckol Polevnsky, vive al acecho de grupos que buscan quitarle el control del partido.
mar 16 julio 2019 06:10 AM
Aspirantes
Relevo. Los cuatro candidatos representan la lucha de fuerzas que se vive al interior del partido fundado por Lópe Obrador.
Héctor Gutiérrez Trejo
@Tedefrijol

Yeidckol Polevnsky, Mario Delgado, Bertha Luján y Alejandro Rojas Díaz Durán aspiran a la presidencia de Morena, la cual se renovará el próximo 20 de noviembre en el Congreso Nacional del Partido.

Se trata de cuatro perfiles que representan grupos de poder al interior del partido; dos de ellos han trabajado directamente bajo las órdenes de Andrés Manuel López Obrador y otros dos cercanos a figuras importantes del primer círculo del gobierno: Ricardo Monreal y Marcelo Ebrard.

Publicidad

La lista

Polevnsky, exsenadora y excandidata al gobierno del Estado de México, fue la secretaria general de Morena cuando López Obrador era el presidente del partido, luego ocupó la dirigencia interina tras registrarse la candidatura del ahora Presidente de la República y, en noviembre de 2018, fue electa para seguir en el cargo por un año más.

Luján fue contralora de la Ciudad de México durante la administración de López Obrador, posteriormente, en 2015, fue candidata de Morena a la delegación Coyoacán. Actualmente, Luján –quien es madre de Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo– se desempeña como presidenta del Consejo Nacional de Morena.

Recomendamos: Morena: cinco años de historia, pero con 600 mdp en multas

Rojas Díaz Durán es consejero nacional de Morena y senador suplente de Ricardo Monreal, actual coordinador de los senadores Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política. Destaca que, tras sus críticas a la dirigencia morenista, fue suspendido de sus derechos partidistas, decisión que después fue revocada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Por otro lado, Delgado es el coordinador de la bancada morenista en la Cámara de Diputados, fue senador durante la legislatura pasada; antes, se desempeñó como secretario de Finanzas y, posteriormente, de Educación, cuando Marcelo Ebrard era el jefe de Gobierno de la capital del país.

Publicidad

Elección turbulenta

En medio de litigios, acusaciones y enfrentamientos entre líderes y facciones, Morena se dirige a su primera elección desde que López Obrador ocupara el cargo de Presidente de la República.

Esta elección interna adquiere especial relevancia debido a que puede marcar la sucesión presidencial del 2024, así como la dirección política que seguirá el partido en los próximos años, especialmente, de cara a las intermedias del 2021.

Al interior de Morena, hay un descontento hacia la gestión de Polevsnky, a quien han señalado de generarle crisis al partido, de comportarse de forma antidemocrática, de imponer candidaturas y delegados partidistas, con tal de poder perpetuarse en el puesto.

Lee también: 54% de los ciudadanos rechaza que se ampliara el gobierno de Bonilla: encuesta

Alejandro Rojas Díaz Durán la ha denunciado por incurrir en prácticas antidemocráticas y dañar al partido, además la acusa de encabezar una nomenclatura en donde privilegian los intereses de una minoría por encima de la mayor parte de la militancia del partido.

Los desencuentros de Rojas Díaz Durán con la dirigencia morenista provocaron que a este último le suspendieran sus derechos partidistas, lo cual, tras un litigio, fue desechado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

“La actual dirigencia nacional no tiene una visión de Estado para entender que Morena tiene que reinsertarse en la sociedad e incluir de nuevo a los miles de liderazgos que hicieron posible el tsunami popular del 2018”, denunció Rojas Díaz Durán.

Publicidad

Rebelión contra Polevnsky

El pasado domingo 7 de julio, en el Consejo Nacional del partido, la mayoría de los consejeros nacionales morenistas se rebeló en contra de la lideresa y aprobó, contrario a la postura de la propia Polevnsky, la creación de una comisión que se encargue de seguir el proceso de renovación de la presidencia del partido, así como abrir el padrón de militantes.

Los integrantes de dicha comisión son Pedro Miguel, quien la encabeza, así como Enrique Dussel, Bernardo Bátiz, Armando Bartra y la senadora Citlalli Hernández.

Tras su designación como presidente de la comisión, Pedro Miguel advirtió que el partido está en crisis debido a “las disputas internas, las ambiciones personales y los procesos de descomposición”, en clara referencia a las pugnas en torno a Polevnsky.

Otras medidas que le quitaron poder a Polevnsky fueron la destitución de Carlos Suárez, cercano a ella, como representante ante el INE, así como la exigencia de abrir el padrón de militantes, el cual fue cerrado por la propia lideresa tras asegurar que, después de la victoria de AMLO en julio de 2018, miles de personas comenzaron a afiliarse al partido.

Recomendamos: Gracias a 'cachirules' y pactos, Morena creció en un año en el Congreso

En concreto, el Consejo Nacional, encabezado por Luján, aprobó exigir que se acredite ante el INE el padrón de 3 millones 100 mil militantes que tiene el partido internamente y no el de 317 mil militantes que la dirigencia morenista reconoce ante el organismo electoral.

Luján está confrontada con Polevnsky y ha señalado que es necesario un cambio de dirigencia en Morena y abrir el padrón de militantes morenistas.

“Con los 3 millones 100 mil, es el padrón histórico de Morena, una afiliación que entre todos construimos. Si sólo lo hiciéramos con 300 mil y pico, estaríamos dejando fuera a miles que tiene credencial”, declaró Luján al diario Milenio.

Ante las críticas hechas por el Consejo Nacional de Morena, Polevnsky denunció que los acuerdos adoptados por ese órgano son contrarios a los estatutos del partido.

Contraataque de Polevnsky

Polevnsky convocó a las 2:00 horas de la madrugada del 10 de julio al Comité Ejecutivo Nacional de Morena para desconocer los acuerdos tomados por el Consejo Nacional y nombró al exgobernador de Michoacán, Leonel Godoy, como secretario de organización del partido.

Además, en esa sesión del CEN, desconoció los nombramientos de Brenda Reyna, secretaria de la Diversidad Sexual, y Hugo Martínez, secretario de Defensa de Recursos Naturales y Medio Ambiente.

Miembros morenistas del CEN, encabezados por Isaac Montoya, secretario de Jóvenes del Partido, acusaron, mediante un video, que esa reunión del órgano de dirigencia partidista fue un albazo y una muestra de que Polevnsky incurre en prácticas antidemocráticas.

Denunciaron que, además de desconocer acuerdos y nombrar a Godoy, Polevnsky nombró delegados afines a sus intereses con la finalidad de seguir al frente del partido.

“A cinco años de obtener el registro como partido político se ven violentados sus principios democráticos”, denunció Montoya junto a otros siete integrantes del CEN.

“Desconocemos todos los acuerdos y nombramientos, que de la sesión emane ya que se realizó sin la formalidad y la legalidad pertinentes, hacemos un llamado a la militancia de Morena y a la Comisión de Honestidad y Justicia que no dejen pasar estos atropellos y se restablezca la legalidad del partido”, agregó Montoya.

Surge Mario Delgado

Además de Luján, Polevnsky y Rojas Díaz Durán, en los últimos días ha surgido el nombre de Mario Delgado como candidato a presidente del partido, se trata de un político cercano a Marcelo Ebrard y que hoy ocupa el puesto de coordinador de los diputados de Morena.

Delgado cuenta con el apoyo de 200 de los 259 diputados federales de Morena, además de que el senador Monreal lo calificó recientemente como un “peso completo” para dirigir al partido.

“Mario Delgado es un peso completo y es una personalidad política en Morena, así es que sí deben estar intranquilos quienes aspiran a ser candidatos”, afirmó Monreal apenas el 28 de junio ante medios de comunicación en el Senado.

El propio Delgado no descartó que busque la dirigencia del partido.

“Estoy evaluando, muchos quieren que vaya”, afirmó el diputado al periódico Reforma.

No obstante, Rojas Díaz Durán acusó este fin de semana que Delgado es el “delfín” de Polevnsky, quien busca aferrarse al poder de Morena a cualquier costo.

“Mario Delgado es el delfín de Yeidckol Polevnsky en su intento desesperado por mantener el control de los cargos en Morena, porque ella sabe que está perdida y pronto dejará el cargo, sobre todo después del intento reeleccionista inconstitucional que promovió en Baja California”, acusó Rojas Díaz Durán.

“Yeidckol personalmente fue quien cabildeó para imponerlo como coordinador de los Diputados de Morena, porque él solo nada más sería presidente de una Comisión, a lo sumo”.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad