Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Pérdidas laborales y maltrato legitiman protestas de policías, dicen expertos

Para Mario Arroyo Juárez y María Elena Morera, la movilización de los elementos de la Policía Federal es legítima, pues sí perderán beneficios laborales al ser reasignados.
vie 05 julio 2019 12:38 PM
Protesta de policías
Movilización válida. Para los expertos es legítimo que los federales se movilicen ante la pérdida de derechos laborales.

La protesta de los policías federales es legítima, tiene sustento y se origina a partir de una pérdida real de beneficios laborales y prestaciones salariales, coincidieron en entrevistas por separado, los expertos Mario Arroyo Juárez, académico especialista en seguridad y política criminal, y María Elena Morera, presidenta de Causa en Común.

Este viernes se cumplieron más de 48 horas del inicio de las protestas de los agentes federales contra la reasignación planteada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para reforzar la Guardia Nacional ante la inminente desaparición de la Policía Federal.

Publicidad

Un grupo de 400

El detonador de la movilización es la pérdida real de beneficios laborales que fue detectada por un grupo de policías federales que iban a ser transferidos, afirma Mario Arroyo.

“Todo surgió porque se iba a incorporar a aproximadamente 400 policías federales a la Guardia Nacional; estaban ya haciendo su trámite, cuando se les informó a estos 400 de las nuevas condiciones laborales y la pérdida de derechos adquiridos, eso fue lo que desató la protesta”, asegura.

Detalla, por ejemplo, beneficios como el tipo de jornada: “Los policías federales trabajaban 25 días y tienen cinco días de descanso”, cuenta, “porque la gran mayoría no son de la Ciudad de México y ganaron ese beneficio para que puedan convivir con sus familias”.

Este cambio en su situación laboral es lo que en su opinión da legitimidad a la protesta, a lo que se sumó un mal proceso de transición laboral.

“Sí tiene legitimidad, porque fue un proceso administrativo y de recursos humanos totalmente desastroso. No se cuidaron las formas administrativas, jurídicas y sobre todo laborales, de respeto a los derechos fundamentales del trabajador y hoy lo reconoció el secretario de Seguridad”, opina.

Arroyo resalta que no descalifica la integración de federales en la Guardia Nacional, pues recuerda que la misma Policía Federal fue creada con elementos de otras corporaciones, entre ellas la federal de caminos, la policía fiscal, del Cisen, pero principalmente de elementos del Ejército que primero fueron nombrados Fuerzas Federales de Apoyo.

“La Policía Federal no creció en el sexenio de Enrique Peña Nieto, a partir de 2013. Tiene razón el presidente Andrés Manuel López Obrador, y el secretario Alfonso Durazo, se abandonó la Policía Federal, pero eso no significa que fuera ineficiente”, argumenta.

Recomendamos: Alfonso Durazo vincula a Felipe Calderón con movilización de policías federales

 

Maltrato y pérdidas

Para María Elena Morera lo que une a los policías federales en esta movilización es el enojo con las actuales autoridades. Pide recordar y tomar en cuenta tres maltratos: primero, el presidente los llamó corruptos; segundo, el titular del Instituto Nacional de Migración, Francisco Garduño, los calificó de “fifís” cuando se quejaron por las malas condiciones en que los alojan y los equipan y, tercero, el secretario de Seguridad y Participación Ciudadana, Alfonso Durazo, quien consideró que no sirven para la nueva Guardia Nacional.

“Hay un agravio general hacia los policías”, asegura Morera . Y argumenta que la protesta es válida porque son un grupo de personas que está perdiendo condiciones laborales.

“Es una protesta legítima porque no tienen certeza laboral, nadie les ha informado qué significa ser Guardia Nacional, porque ellos se inscribieron como policías y ahora van a estar bajo mandos militares”, comenta.

Te puede interesar: "No hay mano negra", responden policías federales a AMLO

Activista desde 2004, tras el secuestro de su esposo, Morera explica los policías necesitan certidumbre en su futuro y que se tome en cuenta que se les está pidiendo un cambio completo en su trabajo, pues la lógica policial es muy diferente a la lógica militar.

“Es una visión completamente diferente la de un policía y la de un militar y si la tuviéramos que resumir: la primera función de un militar es la disciplina, o sea, obedecer al jefe; la principal función de los policías es pensar. Ahí hay una diferencia enorme, porque la policía trabaja en parejas y tienen que pensar en el momento qué decisión toman ante un evento de un delito”, detalla.

Exdirectora de México Unido Contra la Delincuencia y observadora de la creación de la Policía Federal en el sexenio de Felipe Calderón, Morera pide también tomar en cuenta que no es un grupo pequeño, pues aunque en apariencia son unos mil los que salieron a movilizarse, el movimiento es más grande porque no todos se atreven a protestar porque muchos tienen miedo a perder su empleo: “Y no es fácil conseguir trabajo de policía”, recalca.

 
Publicidad
Publicidad