Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Huachicoleo de agua: el robo clandestino del líquido

Ante la falta de agua en parte del territorio, el "huachicoleo de agua" se ha vuelto un problema recurrente en algunos estados.
mar 14 junio 2022 05:15 PM
operativo-agua-nuevoleón
En un operativo de Fuerza Civil, en coordinación con Agua y Drenaje de Monterrey, clausuraron una represa por robo de agua.

Al igual que con el robo de combustible de los ductos de Pemex, con la explotación del agua se pierden miles de litros de este líquido –y millones de pesos–, actividad conocida como ‘aguachicol’ o 'huachicol' de agua.

Esta situación se ha denunciado en Ecatepec, Estado de México, Jalisco y Nuevo León. En esta última entidad, el gobernador Samuel García Sepúlveda informó el lunes pasado sobre el hallazgo de seis tomas clandestinas: el líquido sustraído equivalee a lo que consumen 140,000 habitantes del municipio de García.

Publicidad

¿Qué es el huachicoleo de agua y cómo se hace?

La palabra huachicoleo se comenzó a asociar con el robo de gasolina, a través de la ordeña ilegal de los ductos de combustible, situación que se repitió con el agua. Esta explotación, uso o aprovechamiento de aguas nacionales, sin el título de concesión o asignación correspondiente, se conoce como ‘huachicoleo de agua’.

Para este tipo de robo, las personas perforan tuberías o aprovechan las fugas ya existentes con el objetivo de conseguir el líquido. Después lo venden.

De acuerdo con Cuauhtémoc Osorno Córdova, especialista anticorrupción en temas de agua, las cifras de la Comisión Nacional de Agua (Conagua) y los organismos de cuenca, entes creados en 1993 para fomentar la descentralización y participación de los usuarios en la gestión del agua en México, difieren. En un ejercicio a través de transparencia, se encontró que la Conagua reportó que durante 2012-2018 se contabilizaron 2,280 tomas clandestinas.

“Ante este panorama, ¿se puede conocer la realidad de las tomas clandestinas de agua en México? Definitivamente no”, señala el investigador de la organización Ethos Laboratorio de Políticas Públicas en una columna titulada “ El ‘aguachicoleo’ en México, el desconocido robo a la nación”.

 

Nuevo León, uno de los más afectados

Ante la crisis de agua que vive la entidad, el gobernador Samuel García llevó a cabo un operativo de supervisión para detectar tomas clandestinas, en el que se encontró al menos seis ranchos con tomas ilegales. Solo uno de estos, estaría sustrayendo el líquido equivalente a lo que consumen 140,000 habitantes, aseguró García Sepúlveda en un video difundido el fin de semana.

“Tenemos detectados seis ranchos que se roban el agua del ducto de El Cuchillo de manera ilegal, uno de ellos, llegó al descaro de hacer una presa en el rancho y cosecha y vende, creo que tilapias, mientras la gente no tiene agua, este bandido consume y se roba el mismo equivalente de agua del municipio de García. Esto se acabó”, afirmó.

Otros estados con huachicoleo de agua

Jalisco y el Estado de México son algunas de las entidades que también presentan este ilícito. En Jalisco, por ejemplo, desde el año pasado se realizó un operativo para clausurar tomas de agua que estuvieron acaparando el líquido de forma irregular.

El operativo consistió en la clausura inmediata de alrededor de 10 puntos de riego, en el tramo agrícola del Sistema Antiguo que va de la planta de bombeo en Ocotlán hasta el poblado de La Constancia, a unos kilómetros de la cabecera municipal de Poncitlán, explicaron en un comunicado.

 

En Ecatepec, uno de los municipios más poblados del Edomex y con mayores problemas de agua, se hurtan alrededor de un millón de litros de agua, según estimaciones del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Ecatepec (Sapase), reportó El Sol de Toluca .

El diputado de Morena, Daniel Sibaja González, señaló que el negocio genera más de 1,000 millones de pesos, cuando en la localidad hay hasta 600,000 personas que no “tienen una sola gota de agua”.

El pasado 14 de mayo, el Congreso del Estado de México aprobó por unanimidad tipificar y sancionar con penas de dos a seis años prisión a la persona que, sin autorización, concesión, licencia o permiso expedido por una autoridad competente, sustraiga y se apropie del agua potable de la infraestructura hidráulica, o restrinja su flujo destinado al suministro de las y los usuarios, así como hasta ocho años de cárcel en contra de quien la explote o comercialice.

De acuerdo con el dictamen, expuesto por el diputado Sibaja González, la pena máxima será de hasta nueve años de prisión y se aplicará cuando el delito sea cometido por una persona servidora pública cuyo encargo o comisión facilite la sustracción del agua potable de la infraestructura hidráulica estatal.

 

Sanciones por huachicoleo de agua

La gestión jurídica del agua tiene como fundamento el primer párrafo del artículo 27 de la Constitución, en el que se declara a las aguas como propiedad originaria de la Nación. La Ley Nacional de Aguas contempla las siguientes faltas que pueden ser sancionadas:

  • Alterar la infraestructura hidráulica autorizada para la explotación, uso o aprovechamiento del agua, o su operación, sin el permiso correspondiente.
  • Explotar, usar o aprovechar aguas nacionales sin el título respectivo, cuando así se requiere en los términos de la presente Ley.
  • Ejecutar para sí o para un tercero obras para alumbrar, extraer o disponer de aguas del subsuelo en zonas reglamentadas, de veda o reservadas, sin el permiso respectivo así como a quien hubiere ordenado la ejecución de dichas obras.
  • Modificar o desviar los cauces, vasos o corrientes cuando sean propiedad nacional, sin el permiso correspondiente; cuando se dañe o destruya una obra hidráulica de propiedad nacional.
Publicidad
Publicidad