Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La escasez de agua: la crisis que reta al gobierno de Samuel García

Nuevo León enfrenta una sequía sin precedentes que orilló al mandatario estatal a ordenar cortes en el suministro del líquido y a un discurso con el que se deslindó de responsabilidades.
sáb 11 junio 2022 02:52 PM
Samuel García se deslinda de problemática de la sequía
El gobernador de Nuevo León admitió falta de lluvia, pero que los ciudadanos carezcan de agua lo adjudicó a las administraciones de sus antecesores, así como a la federal.

Samuel García Sepúlveda lleva apenas nueve meses al frente del gobierno de Nuevo León y, entre los múltiples retos que se le han presentado, hay uno que podría ser el más significativo en lo que va de su administración.

Se trata de la escasez de agua y la ola de calor que enfrenta el estado desde inicios de este año, sobre todo en Monterrey y su zona metropolitana, que concentran la mayor parte de su población.

Publicidad

Igual que con los reportes de mujeres desaparecidas o asesinadas, así como la polémica que generó la "adopción" de un menor de edad del sistema DIF, Samuel García se ha deslindado sobre su responsabilidad en el tema de la sequía.

Aquí te contamos cuál es la postura del gobernador y las acciones que ha tomado para mitigar los efectos de la escasez y ola de calor.

¿Qué está pasando en Nuevo León?

El pasado 3 de febrero, el gobierno de Nuevo León emitió una declaratoria de emergencia por el desabasto de agua en las presas Cerro Prieto y La Boca.

Esta medida, que sigue vigente, implicó la suspensión de todas las actividades que por su naturaleza ameriten el uso excesivo de agua. Además, se instruyó realizar todas las acciones de carácter preventivo que eviten la operación de infraestructura hidráulica para ayudar a mitigar los efectos de la falta de agua.

El documento señala que, desde hace varios años, Nuevo León sufre un estrés hídrico, y que incluso en 2020, la Comisión Nacional de Agua (Conagua) catalogó a la región con un grado de presión "alto" en el consumo de agua.

A esta se suma el cambio climático en el mundo, que ha derivado en un aumento de temperatura y menos precipitaciones en esta zona del país.

En entrevista con Expansión Política, Surella Segú, titular de la Oficina de Calor Extremo de Monterrey, confirmó que 2021 fue el año más caliente en Nuevo León, y se espera que en 2022 hayan temperaturas similares.

 

¿Qué acciones ha tomado el gobierno de Nuevo León?

Desde noviembre de 2021 empezó la primera fase de un plan para atender la escasez de agua. Esta consistió en la rehabilitación, incorporación y perforación de más de 100 pozos, así como la reparación de fugas.

Para diciembre de ese año, se instalaron bombas flotantes en la Presa Cierro Prieto. Y ya en 2022 comenzó el programa de atención a la población con pipas y tanques cisterna, la instalación de 16 garzas (puntos de despacho), instalación de nuevos equipos de bombeo y de reductores de presión y el bombardeo de nubes para estimular lluvias.

Además, en marzo se inició el Plan Agua para Todos que consiste en cortes de agua para garantizar un ahorro, de manera que en la zona metropolitana de Monterrey hay agua solo de las 4:00 a 10:00 horas.

El gobierno de Nuevo León también instruyó reducir a cuatro horas las jornadas escolares, para garantizar a los estudiantes agua en ese lapso.

¿Cuál es el plan para el futuro?

El gobierno de Nuevo León prevé realizar y retomar obras de infraestructura que estaban pausadas, como el proyecto Cuchillo II, con el que se busca aportar cinco metros cúbicos por segundo adicionales para abastecer a la zona metropolitana de Monterrey y hacer frente a la crisis hídrica que enfrenta el estado.

El gobernador Samuel García explicó que El Cuchillo II estaba programado para ejecutarse desde 1996, aunado a que se tiene un convenio que permite a Nuevo León disponer el doble de agua.

En tanto que la fase dos del plan se ejecutará de 2022 a 2027 con la construcción de 132 pozos de baja profundidad, la rehabilitación de los que ya existen, la construcción de tres subsistemas de 20 pozos en la Huesteca y la zona de Santa Ana-San Roque, la edificación de cuatro plantas de tratamiento de aguas residuales y de La Presa Libertad, con capacidad de 220 millones de metros cúbicos.

 

En la tercera fase, que irá de 2027 a 2050, se espera contar con la Presa Vicente Guerrero, ubicada en Tamaulipas, con una dimensión tres veces más grande que El Cuchillo y que, por su ubicación, es viable llevar agua hacia Nuevo León.

También se plantea la construcción de una obra de toma sobre la corriente del Río Pánuco, la cual sería conducida por bombeo hasta Monterrey mediante un acueducto de 500 km, y la propuesta binacional que implicaría la construcción de una planta desaladora en Texas, que después se podría trasvasar hasta Nuevo León.

¿Qué ha dicho Samuel García sobre la crisis?

Si bien el gobernador reconoció que la problemática se debía en gran medida a la falta de lluvias, también ha responsabilizado a su predecesor, Jaime Rodríguez Calderón.

“No ha llovido en cuatro años, y 'el Bronco' (el exgobernador) se acabó las presas", afirmó el mandatario en una conferencia de prensa el pasado 8 de junio.

En el mismo evento, García Sepúlveda también se deslindó del desabasto de agua y de la falta de energía eléctrica reportada en las últimas semanas en Nuevo León.

“Ahora la mentada de madre también me llega porque no hay luz, como si yo manejara CFE; y ahora resulta que la mentada de madre es porque no hay agua, como si a mí me tocara el abasto de agua", declaró.

 

Incluso, Samuel García cargó la responsabilidad en la ciudadanía, y pidió que si van a señalar, "lo hagan bien".

"El abasto del agua le toca a Conagua, el abasto de luz le toca a la CFE. A Agua y Drenaje le toca organizar con los alcaldes la distribución, pero ¿qué distribuye si no hay? De nada sirve que le mienten la madre a Agua y Drenaje, están haciendo su mayor esfuerzo. Les gritan, les tiran piedras, todavía que les llevan un tinaco, los corretean", continuó.

Asimismo, Samuel García culpó al gobierno federal por no prevenir desde hace cuatro años la crisis que hoy se presenta en el estado.

No ha llovido en cuatro años, y el "Bronco" (el exgobernador) se acabó las presas".
Samuel García, gobernador de Nuevo León

En tanto, ciudadanos del área metropolitana Monterrey protestaron este jueves con cacerolas y cubetas, frente al Palacio de Gobierno.

Los manifestantes acusaron que la falta de agua y los cortes constantes al suministro son por saqueo y no por sequía.

Publicidad
Publicidad