Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Inseguridad y violencia de género, los retos de Evelyn Salgado en Guerrero

La entidad padece el reacomodo de grupos delincuenciales y las agresiones en contra de las mujeres en todos los ámbitos. Este viernes, Evelyn Salgado asumirá como gobernadora.
vie 15 octubre 2021 06:00 AM
Evelyn Salgado, gobernadora de Guerrero
En campaña, Evelyn Salgado ofreció convertir a Guerrero en un "santuario para las mujeres". Al momento de su toma de posesión como gobernadora, la violencia de género muestra una incidencia en ascenso.

La vida de Evelyn Salgado Pineda dio un giro inesperado cuando en las pasadas elecciones tomó el lugar de su padre, Félix Salgado Macedonio, como candidata de Morena al gobierno de Guerrero. Ganó la contienda y este viernes asumirá el cargo en medio de una ola de violencia e inseguridad.

Igual que cuando Héctor Astudillo Flores, el gobernador saliente, heredó la crisis generada por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Evelyn Salgado tiene importantes retos a los que deberá hacer frente, como la guerra interna de cárteles que recién se desató, la persistente violencia de género y hasta los señalamientos en contra de su padre por supuesto abuso sexual.

Publicidad

La disputa que se vive en Guerrero

Aunque en el sexenio de Héctor Astudillo Flores se lograron reducir los índices de asesinatos, hoy Guerrero sigue dentro del "top 10" de las entidades más violentas del país, de acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Según los datos oficiales, de octubre de 2015 a agosto de este año, Guerrero acumuló un total de 11,947 homicidios dolosos. Su tasa de asesinatos es de 21.23 por cada 100,000 habitantes, superior a la media nacional (14.87).

David Saucedo, consultor en Seguridad y analista político, resalta que Evelyn Salgado no será la primera gobernadora que enfrente un panorama desolador en materia de seguridad pública en Guerrero.

"En sucesivos gobiernos, luego de la transición se ha desatado una ola delictiva, sobre todo porque el estado de Guerrero no está dominado por un solo grupo. En 10 años se expandieron entre 10 y 12 cárteles que se disputan los territorios", explica el analista en entrevista con Expansión Política.

Antes, en Guerrero operaban solo grupos pequeños, como Los Ardillos, pero en la actualidad hay presencia de grandes organizaciones criminales, entre ellos el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que busca apropiarse de los negocios delictivos locales: desde secuestros, cobros de derecho de piso y narcomenudeo.

Saucedo detalla que la entidad está dividida en seis "zonas de guerra": la Costa Chica; la Costa Grande; el Centro, en específico la ciudad de Chilpancingo; la sierra que colinda con el Estado de México; la región de la montaña que está pegada a Oaxaca; y la Tierra Caliente.

Publicidad

Desde hace años, agrega, las zonas más conflictivas son Costa Grande, que es donde se ubican los centros turísticos, Zihuatanejo y Tierra Caliente.

"Pareciera que las organizaciones criminales fueron por un pedazo de Guerrero, y hasta este momento no se ha logrado un acuerdo entre ellos, por lo que tenemos una guerra civil, que está apuntalada por la presencia de cárteles nacionales", expone el especialista.

El pasado 4 de octubre, un comando disparó en contra de una multitud que transitaba por el zócalo de la ciudad de Iguala, ubicada en la zona norte de Guerrero, lo que dejó tres heridos. Días antes, el 29 de septiembre, sujetos prendieron fuego a la emblemática discoteca Baby'O, en Acapulco. No hubo víctimas. Ningún caso se ha esclarecido, pero ambos son muestra de la expansión de grupos delictivos.

David Saucedo considera que la nueva gobernadora de Guerrero tendrá que tomar decisiones contundentes en materia de seguridad para aplacar la violencia masiva que asola al estado desde hace tiempo.

"Evelyn tendrá que asumir una responsabilidad en materia de seguridad pública que nadie ha querido asumir. Lo cierto es que es muy complicado, porque Guerrero tiene una combinación de autoconsumo (de estupefacientes) en las zonas turísticas, de producción en toda la sierra y de trasiego. Guerrero es un estado muy complicado de gobernar", alerta.

La situación de violencia en Guerrero ha causado el desplazamiento forzado de cientos de familias, así como la desaparición forzada de civiles. Y estos también son retos que debe afrontar la nueva gobernadora.

¿Qué opciones tiene Evelyn Sagado?

El analista señala que las principales decisiones que Salgado Pineda debe tomar para hacer frente a esta situación de violencia es consolidar un esquema de Policía Estatal Única. En Guerrero, dice, actualmente opera solo una policía municipal en cada uno de los 81 municipios, lo que es insuficiente para combatir a los cárteles fuertemente armados.

"No se puede, ni en el mediano ni en el corto plazo, conseguir policías financiadas con equipamiento tecnológico. En lo que se tiene que trabajar es en la consolidación de un esquema de Policía Estatal Única, es decir, llegar a un gran acuerdo con los municipios para que el gobierno estatal absorba en una sola corporación policiaca la tarea de vigilancia y combate a la inseguridad", expone.

Los micro esfuerzos no son insuficientes para salvar a la macro criminalidad que impera en Guerrero".
David Saucedo, analista político

Publicidad

Para Saucedo también es imprescindible que se erradique la colusión entre las autoridades locales y los grupos criminales, para lo cual solo bastaría con hacer valer la Constitución de Guerrero y desaparecer los poderes en los municipios donde haya estos vínculos.

"Hay muchos alcaldes que están colaborando con los grupos de narcotráfico, que incluso recibieron financiamiento para sus campañas por parte del narco. Es imposible combatir al narcotráfico cuando las propias autoridades están llevando la protección", dice.

Guerrero: ¿un santuario para niñas y mujeres?

Luego de las elecciones del 6 de junio, y al saberse ganadora con los resultados preliminares, Evelyn Salgado prometió que Guerrero sería un "santuario para las mujeres". Incluso se asumió como feminista.

Pero el movimiento feminista en la entidad le recrimina la manera en que llega a la gubernatura: en sustitución de su padre, denunciado por abuso y acoso sexual.

En entrevista, Yolitzin Jaimes, feminista y excandidata independiente al gobierno de Guerrero, sostiene que detrás del triunfo de Evelyn Salgado siempre estará su padre, Félix Salgado, quien -señala- la usó como una vía para llegar al poder, luego de que el Instituto Nacional Electoral (INE) le retiró la candidatura.

"El cuerpo de mujer no garantiza conciencia feminista, y sobre todo en las condiciones tan inmersas en las que Evelyn Salgado llega al poder, entre denuncias contra su padre por violación. Esta es una forma de que Félix Salgado permanezca en el poder a través de la hija", declara.

La activista menciona que la situación de violencia contra mujeres, niñas y adolescentes que persiste en Guerrero demanda a una persona preparada profesionalmente y especializada en género, no a alguien que "solo se ha dedicado a ser la hija de un político".

¿Con qué cara haces campaña para pedir que las mujeres denuncien a sus agresores sexuales, si tienes cobijado al más impune de los violadores?".
Yolitzin Jaimes, activista

De acuerdo con las cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), en los últimos seis años, Guerrero ha acumulado 119 feminicidios. Mientras que de enero a agosto de este año, hubo 81 mujeres víctimas de homicidio doloso.

Si bien es una de las cifras más bajas en estos delitos a nivel nacional, en Guerrero hay otros delitos que pasan "desapercibidos" ante las autoridades, como la venta de niñas en la zona de la Montaña, los concursos de belleza infantil que sexualizan a las menores y los embarazos en adolescentes víctimas de violación.

"En Guerrero hay toda una cultura de pedofilia y de violencia contra niñas y mujeres; para ellas es una condición sumamente peligrosa para vivir. Aquí compran a una niña en 120,000 pesos. Esto sigue pasando aun con los tratados internacionales que protegen el bien supremo de las infancias, pero en Guerrero es letra muerta, las niñas siguen siendo usadas sexualmente", lamenta Jaimes.

El estado de Guerrero cuenta con dos Alertas de Violencia de Género (AVG): una por violencia feminicida y otra por agravio comparado debido a las desigualdades y la falta de acceso a servicios especializados de salud, que incluyen la interrupción legal del embarazo por violación.

En este sentido, la activista refiere que suele pensarse que cuando se decreta una AVG es porque los gobiernos están trabajando para erradicar la violencia contra las mujeres, pero en realidad son un mensaje de que ese territorio está en focos rojos.

Y este es su pronóstico: "La desaparición, los feminicidios, la violencia familiar, las expresiones sexuales, la comercialización de mujeres y la trata de niñas está a la luz del día y está todos los días. Así que lo que se espera de esta gubernatura no es nada bueno".

Publicidad
Publicidad