Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Senadores morenistas aseguran que Ricardo Monreal no los representa

La disputa entre morenistas escala por una iniciativa de reformas que daría cumplimiento a un decreto presidencial de 2020. Aunque Monreal minimiza los hechos.
jue 24 noviembre 2022 02:30 PM
Ricardo Monreal
Monreal se mantiene en la polémica, mientras que cuadros de Morena le piden definirse.

El coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, enfrentó una nueva rebelión de una parte de los legisladores de su partido, quienes le advirtieron que ya no los representa como líder del grupo parlamentario.

Sin embargo, el senador Ricardo Monreal minimizó el reclamo, y aseguró que se trató de un “desencuentro” de un grupo de senadores de su partido, parte de la campaña en su contra que atribuyó al gobierno de la ciudad y a parte del equipo del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Publicidad

“Esta campaña orquestada desde la jefatura de gobierno (de la ciudad), desde el poder, desde el vocero de la presidencia (Jesús Ramírez) es normal porque obviamente les resulto incómodo porque tengo criterio propio”, declaró hoy en entrevista con Ciro Gómez Leyva, en Radio Fórmula, sobre los reclamos recibidos la víspera.

Recriminan falta de apoyo a AMLO

El nuevo diferendo ocurrió el miércoles 23 de noviembre en la reunión de la bancada previa a la sesión del Senado, cinco días después de que Monreal presentara su proyecto de nación “Reconciliación por México”, con el que busca posicionar su aspiración a la candidatura presidencial de Morena para 2024.

Sin embargo, en la bancada no privó ese ánimo conciliador. Senadores de ese partido acusaron a su líder de bloquear propuestas y hasta de acaparar la cobertura de los medios de comunicación con supuestos pagos a reporteros.

La queja inicial fue porque la semana pasada y por tercera vez se pospuso en la Comisión de Salud la dictaminación de una iniciativa que propone la prohibición gradual del uso del herbicida gifosato, tal como lo marca un decreto presidencial emitido el 31 de diciembre de 2020; además se presentó una iniciativa alterna.

Senadoras de Morena, encabezadas por Margarita Valdéz, han acusado en conferencias de prensa previas que detrás de ese retraso, atribuido a Monreal; al presidente de la Comisión de Estudios legislativos, Rafael Espino, y a Nancy Sánchez, de la de Agricultura, se busca proteger intereses de empresas trasnacionales.

Ahora esas acusaciones explotaron en la plenaria -en la que Espino se defendió- con el añadido del reclamo a Monreal por no apoyar e incluso presuntamente bloquear propuestas presidenciales como esa prohibición, y la molestia por la cobertura mediática en el Senado.

Según el senador José Antonio Álvarez Lima, su coordinador presuntamente paga a la prensa para que sólo se difunda su información.

En el encuentro, reconoció el mismo Monreal en entrevista, hubo hasta gritos, pero los minimizó. “Es algo normal, digo, yo lo veo como parte del momento que estamos viviendo en el país”, dijo.

Pero admitió también que cada vez es “más complicado” el escenario interno en su grupo parlamentario.

También él mismo aclaró que fue el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, el que pidió posponer el asunto del glifosato tras un análisis que realice la Secretaría de Economía sobre los impactos a la salud del uso del herbicida.

Pese a esa explicación en la plenaria, a los reclamos se habrían sumado también los senadores César Cravioto, Antares Vázquez –cuya asesora Zazil Carreras, exintegrante de la dirigencia del partido en Cuauhtémoc- ha acusado que los tres senadores protegen trasnacionales- y Citlalli Hernández, esta última secretaria general de Morena, quien instó a Monreal a definir de qué lado está.

El reto lo repitió en conferencia posterior, acompañada por casi la mitad de la bancada, el sector "duro" de Morena, y ahí advirtió que “hay dos proyectos de nación en disputa” por lo que “para muchos de nosotros es tiempo de definiciones”.

Área de comunicación, a revisión

En la entrevista radiofónica, Monreal informó que resultado de las inconformidades se acordó que el área de comunicación de la bancada rendirá un informe a la bancada, pues se cuestionó que “no cubre o no ayuda a que las notas de Morena salgan en los medios”.

Pero rechazó haber dado dinero o controlar a los medios. “Nunca he dado sobre ni he recibido ninguna solicitud de apoyo económico”, anotó.

De acuerdo a Monreal, hay un sector en Morena que busca que el Senado deje de ser un órgano de control y sólo cumpla órdenes, y defender el trabajo legislativo es lo que genera las inconformidades.

La campaña (en contra) es porque “les resulto incómodo porque tengo criterio propio. Quieren que el Senado sea una oficialía de partes y decir aquí hay un jefe nada más, no es un órgano autónomo y aquí vas a hacer lo que el jefe dice. Yo no creo eso”, dijo.

“Tengo que ser consecuente, aunque esto me está costando. Tan sencillo de ver las redes, los ataques de la gobernadora (de Campeche, Layda Sansores) y la violación sistemática de la Constitución y de la ley todos los días, no hay quien la frene”, acusó.

De acuerdo con el legislador, en la confrontación no salió a relucir su anuncio de que no acudirá a la marcha convocada por el presidente para el domingo 27, pues en su calidad de presidente de las Jucopo será el jefe de la delegación del Congreso mexicano en la reunión Interparlamentaria México-España y estará fuera del país a partir del 25 de noviembre.

Este jueves, previo a la sesión del Senado, en la nueva reunión plenaria de los legisladores morenistas se habrían calmado los ánimos con relación a la escalada del miércoles, pues el coordinador reportó en Twitter que llegaron a acuerdos.

“Nos pronunciamos por la cohesión interna y aunque existan puntos de vista diversos, mantendremos la unidad en lo fundamental”, señaló.

 
Publicidad
Publicidad