Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Portación de armas ciudadana? Encuesta reveló en 2021 que 26% la apoya

Alejandro Moreno, presidente del PRI, dio a conocer que su partido prepara una iniciativa de reforma para que los ciudadanos puedan defenderse de la delincuencia con armas.
mié 29 junio 2022 03:40 PM
ARMAS
El PRI se alista para entregar al Congreso una propuesta para cambiar la Ley de Armas de Fuego, según dijo el martes 28, Alejandro Moreno, en conferencia de prensa.

La propuesta de la bancada de diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de permitir el acceso a armas de mayor calibre a las familias mexicanas para que se defiendan ante la delincuencia puede ser bien recibida por casi un tercio de los ciudadanos, a juzgar por una encuesta de la Cámara de Diputados.

La Encuesta sobre uso de Armas de Fuego en México fue elaborada por el Centro de Estudios de Opinión de la Cámara de Diputados (CESOP) en colaboración con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y el Secretariado Ejecutivo Sistema Nacional de Seguridad Pública y realizada en noviembre-diciembre, y concluyó que 26.6% de los ciudadanos estaba “muy a favor” o “a favor” de liberar permisos para la portación de armas.

Publicidad

Los resultados indican que si bien el apoyo fue de casi un tercio de los entrevistados, 68.6% se manifestaron en contra o muy en contra.

Ese centro reportó que “46.0% se muestra en contra, 22.7% está algo en contra” en tanto que “20.0% indica estar algo a favor, 6.5% está muy a favor”. En tanto, “2.7% no está ni a favor ni en contra, y 2.1% no sabe”.

¿Qué opinan los mexicanos sobre armarse?

En otra vertiente, ante la afirmación “las armas nutren la violencia en el país y son el vehículo para la comisión de miles de homicidios en territorio nacional cada año”, 48% de los entrevistados se manifestaron de acuerdo y 17.2% muy de acuerdo (en total 65.2%).

Pero 24.6% se expresaron en desacuerdo y 6.6% se manifestaron muy en desacuerdo con la afirmación (en total 31.2% rechazaron esa postura). En tanto, 1.9% no está de acuerdo ni en desacuerdo, mientras que el 1.7% no sabe o no contestó.

El estudio consistió en una encuesta telefónica nacional con aplicación de 2,400 cuestionarios telefónicos del 29 de noviembre al 2 de diciembre de 2021 y el perfil sociodemográfico de los encuestados fue: 76.8 % población urbana y 17% conurbado o mixto y 6.2 % rural.

A los entrevistados se les cuestionó sobre varias temáticas relacionadas con las armas, como el debate sobre su posesión, el tráfico de armas, la decisión del gobierno mexicano de demandar a fabricantes de armas en Estados Unidos y sobre la iniciativa presentada en 2016 por el exsenador del PAN Jorge Luis Preciado sobre la liberación de permisos para portar armas.

De acuerdo con esa propuesta, promovida a título personal, esa posesión de armas permitiría a los ciudadanos enfrentar la delincuencia en el marco de la legalidad, pues se permitiría portarlas en vehículos y lugares de trabajo en México.

 

Pero estos permisos –según se propuso- serían solo para ciudadanos “que estén física y mentalmente sanos y sin antecedentes penales”.

En su momento el panista realizó foros, incluso intentó reunir firmas para tener respaldo ciudadano, pero eso no prosperó. Años más tarde, como diputado federal, el panista insistió en su propuesta pero tampoco tuvo éxito.

La opinión sobre la iniciativa de Preciado recibió 34.3% de opiniones ciudadanas “muy en contra” de la propuesta, 26.3% algo a favor, 20.4% muy a favor y 16.0% se posiciona algo en contra, 1.9% no está ni a favor ni en contra, 0.7% no sabe y 0.4% no contestó.

¿Ayudaría a combatir la inseguridad?

También se cuestionó ¿qué pasaría con el crimen si México expande la posesión legal de armas de fuego a lugares de trabajo y automóviles?

El crimen aumentaría, según 55.2% de los entrevistados, pero 16.5% opinaron que se reduciría, 24.2% aseguró que el crimen se mantendría en el mismo nivel, 3.2% no sabe y 0.9% no contestó.

Y a la pregunta directa sobre la posesión de armas, no la liberación de permisos, fraseada como '¿Qué tan de acuerdo o en desacuerdo está usted con la idea de que cualquier mexicano pueda poseer un arma de fuego, como pistola, revólver, escopeta, etc.?' 5.3% de los entrevistados se declaró muy de acuerdo y 30.5% de acuerdo.

 

Los entrevistados fueron cuestionados sobre el derecho constitucional a la posesión de armas. Y el 36.7% del universo de los encuestados afirmó conocerlo y 30.1% se dijo familiarizado con el marco legal sobre posesión de armas.

De los encuestados 59.1% sabe que tiene que ir a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para adquirir un arma de manera legal y 88.2% sabe que no puede poseer armas como las que usa el Ejército.

¿Funcionará la demanda a la industria de las armas de EU?

El estudio cuestionó sobre la demanda que el gobierno mexicano presentó en contra de 11 empresas fabricantes de armas en Estados Unidos por su presunta negligencia que facilita el tráfico ilícito y la violencia en el país.

Pero 61% de los encuestados reconoció desconocer esa medida, 38.8% sí estaba enterado y 0.2% no contestó.

El 63.0% cree que la Corte Federal Estadounidense no hará caso a las empresas fabricantes de armas de fuego demandadas por el gobierno mexicano, 30.4% asegura que sí hará caso, 5.8% no sabe y 0.8% no contestó.

Además, el 45.2% de los entrevistados reconoció que cuando escucha hablar de los homicidios por armas de fuego, percibe que las empresas manufactureras de armas tienen mucha responsabilidad al seguir alimentando su uso local y externo, 33.8% cree que tienen poca responsabilidad, 19.4% asegura que no tienen ninguna responsabilidad, 1.1% no sabe y 0.5% no contestó.

 

Llevar el asunto a la Organización de las Naciones Unidas –como lo hizo el gobierno mexicano en 2021- fue respaldado por 51.5% de los encuestados, 18.6% indicó que es muy favorable, 12.7% le parece exagerado, 12.4 % lo ve desfavorable, 3.7% no sabe y 1.1% no contestó.

Pero el 83.2% considera que la comunidad internacional debería asumir el combate al tráfico y desvío de armas de fuego como una responsabilidad compartida que debe atenderse con acciones

complementarias en los ámbitos bilateral, multilateral y regional, y 11.9% no cree que deba asumirla.

Publicidad
Publicidad