Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Diputados aprueban Presupuesto 2022, pero declaran muerte de reforma eléctrica

La votación de esta madrugada dio por terminada una discusión de casi 52 horas, en cuatro días, en la que los legisladores de Morena, PT y PVEM desecharon el 100% de las reservas de la oposición.
dom 14 noviembre 2021 08:01 AM
diputados de morena aprueban presupuesto.jpeg
Los legisladores de la alianza afín al presidente López Obrador Bloqueó todas las peticiones de cambio en el presupuesto.

Tras cuatro días de discusión en lo particular, la Cámara de Diputados aprobó la madrugada de este domingo y con 273 votos a favor, el Presupuesto de Egresos 2022, "sin cambiarle una coma", lo que, según la oposición, sentenció a muerte la contrarreforma eléctrica.

El cuarto año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ejercerá 7 billones 88,000 millones de pesos, según aprobó la mayoría de los diputados, con el voto en contra de 214 legisladores de oposición, a quienes Morena y sus aliados batearon el 100% de sus reservas.

Publicidad

El presupuesto final no incluyó ninguna de las propuestas emitidas en los parlamentos abiertos y pese a que generó una cifra récord de 1,994 reservas –casi el 86% impulsadas por la oposición– y su desahogo llevó cuatro días, con recesos nocturnos parta descansar, por lo que sumaron casi 52 horas de debate.

Todos los planteamientos fueron ignorados y eso cerró la puerta de una eventual negociación de reformas constitucionales, anticiparon las bancadas de Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), en tanto que el Revolucionario Institucional (PRI), que con 71 votos es el único que puede concretar ese tipo de reformas junto con Morena y aliados, matizó su postura.

“Si esas actitudes se repiten (de no escuchar propuestas), cuando quieran discutir cualquier cosa, pues sí, matan todo. Pero nosotros hemos dicho que esperaremos el parlamento abierto para un debate, no somos como ellos, ni estamos a revanchismos”, declaró el coordinador de la bancada del PRI, Rubén Moreira.

“Si así vamos a otras reformas, no solamente la eléctrica, a la Guardia Nacional o una electoral, pues no va a funcionar”, de acuerdo al priísta, pues “Morena tiene una inexperiencia terrible para hacer política”.

Contrario a esa postura, el PAN y el PRD la dieron por cancelada.

“Cuando venga el presidente a pedirles cuenta de su reforma eléctrica, recuérdenle que está muerta; anoten la fecha de hoy, 14 de noviembre porque que está muerta, la reforma eléctrica de López Obrador y la mató la estulticia de los partidos que lo apoyan”, sentenció el panista Jorge Triana.

“No entendemos –agregó– si fue por inexperiencia, por inmadurez o por simple fanatismo que no hubo el oficio político suficiente para poderse sentarse a negociar con quienes saben perfectamente que van a definir el futuro de las reformas constitucionales que propone el presidente”.

Mientras, el perredista Miguen Ángel Torres amagó “no reclamen un voto diferenciado cuando lleguen aquí las reformas constitucionales”, aunque ni PAN ni PRD podrían incidir en el destino de la contrarreforma eléctrica.

Publicidad

Festejo y castigo

La molestia de los tres partidos, PRI, PAN y PRD, que integran la alianza legislativa Va Por México, fue porque Morena, Partido del Trabajo (PT) y Verde (PVEM) rechazaron una a una todas las reservas con las que se intentó modificar en presupuesto, incluidas las de Movimiento Ciudadano.

Pero de las 1,994 reservas, más de 270 fueron promovidas por esos partidos de la llamada 4T, aunque sólo para subir a tribuna, defender el dictamen y atajar las críticas.

“Simularon presentar reservas que no existían, simularon ser diputados, simularon ser contrapeso al Ejecutivo”, acusó el panista Triana.

Pero de nuevo fue el PT el más radical al sentenciar “no nos importan sus reservas, que sólo benefician a sus bolsillos”, les dijo el petista Benjamín Robles Montoya, “preparen sus miles de reservas porque no nos van a doblegar”.

Y si, ninguna propuesta fue aprobada, y ni siquiera discutida, pues la oposición apenas pudo esbozarlas en tribuna pero ninguna tuvo oportunidad de debate y votación por separado.

Publicidad

En cambio, en los primeros minutos del sábado 13 el salón de plenos se tornó en salón de fiestas para cantar al presidente “las mañanitas” por su cumpleaños 68, en festejo transmitido por el Canal del Congreso, caso por el que Va por México pidió el cese de su director, Eduardo Fernández Sánchez.

Pero ese canal emitió un espectáculo más animado en el debate, pues si el jueves el presidente de la mesa directiva, Sergio Gutiérrez Luna, ordenó borrar del Diario de los Debates la palabra “imbécil”, con la que el panista Fernando Torres Graciano llamó al secretario Hugo López-Gatell por su política de vacunación anti COVID, las ofensas rebasaron ese límite el sábado.

Ese día la discusión sobre los recursos del Anexo 13, para reducir la desigualdad entre hombres y mujeres, llevó a las diputadas a excesos verbales para referirse a “brujas”, “putas”, “abortistas” o incluso a llamar “culera” con una pancarta a una compañera de legislatura, como lo hizo la morenista Marisol Gasé, actriz y conductora de la Hora Nacional.

Además, a la lista de diputadas a las que con gritería, encabezada por diputadas, se les impide usar la tribuna, como es el caso de Margarita Zavala, del PAN, se sumó la priista Carolina Viggiano.

Pero frente al grito de esos diputados de Morena, PT y PVEM “es un honor estar con Obrador” la otra mitad de la Cámara se deslindó: ”es un horror estar con López Obrador”, en boca del diputado panista Javier González Zepeda.

El legislador criticó el gasto en el Tren Maya, orientado, dijo, a beneficiar al rancho del mandatario: “muchos queremos que Andrés Manuel se vaya a su rancho, La Chingada, pero sin 189.9 mil millones de pesos” que es la inversión que se realizaría de 2018 a 2022 en el Tren Maya, explicó.

Publicidad
Publicidad