Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Congreso mexicano pierde 31 sesiones en el pleno y 325 en comisiones por COVID

Debido a la contingencia sanitaria, la Cámara de Diputados y el Senado tuvieron que suspender actividades presenciales, por lo que las sesiones fueron menos y tuvieron menor duración.
lun 31 agosto 2020 05:55 AM
trabajo legislativo covid-19
Según Buró Parlamentario, la Cámara de Diputados aumentó su productividad durante la emergencia sanitaria, caso contrario al Senado.

Desde mediados de marzo, las cámaras del Congreso de la Unión resintieron el impacto del COVID: legislaron a distancia, "perdieron" 31 sesiones de pleno –16 en la Cámara de Diputados y 15 en el Senado–, y registraron sesiones virtuales más cortas que las presenciales. Adicionalmente, las sesiones en comisiones de San Lázaro bajaron de 430 en el primer año a 331, y, en el Senado, cayeron de 484 a 258, una pérdida total de 325 sesiones de trabajo.

Así lo registró la asociación Buró Parlamentario, que este lunes presenta sus principales hallazgos en el Congreso de la Unión durante el segundo año de la 64 Legislatura, el cual se vio afectado por la pandemia de COVID-19.

Publicidad

Las sesiones

El pasado 19 de marzo, la Cámara de Diputados suspendió las sesiones presenciales, y cinco días después, el 24 de marzo, el Senado de la República hizo lo propio, esto para evitar contagios al interior de los recintos legislativos.

En específico, de acuerdo con el Buró Parlamentario, el Senado tuvo solo una reunión y dos sesiones presenciales para el periodo extraordinario, en las que produjo siete dictámenes y dos acuerdos, destacando la Ley de Amnistía y el paquete de leyes relacionadas con la entrada en vigor del T-MEC.

Mientras que la Cámara de Diputados celebró tres periodos extraordinarios de forma presencial para atender cinco minutas, cinco dictámenes y dos acuerdos.

Los temas que destacaron fueron las leyes del T-MEC, una reforma en materia de paridad de género en la administración pública, acceso a la información pública en materia de publicidad de sentencias y la designación de cuatro nuevos consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE).

Según las estimaciones de la asociación civil, comparado con el primer año de la 64 Legislatura, en este segundo año los diputados y senadores celebraron menos reuniones de Pleno debido a las medidas de confinamiento.

La Cámara de Diputados celebró 53 sesiones (16 menos que en el primer año, cuando registró 69) y el Senado tuvo 47 sesiones de Pleno (15 menos que las del primer año).

Publicidad

En términos generales, las sesiones del Pleno tuvieron menor duración en ambas cámaras: en Diputados, el tiempo promedio de sesiones solo bajó de 4 horas 43 minutos a 4 horas 40 minutos, pero en el Senado pasaron de 5 horas 3 minutos a 4 horas 41 minutos.

En cuanto a la asistencia a sesiones de periodo ordinario, esta fue de 82.8% en Diputados y del 98% en el Senado, siendo los legisladores de Morena los de más alto nivel de asistencia a las votaciones nominales plenarias.

Las reuniones de las comisiones también vieron una reducción con respecto al primer año: en la Cámara de Diputados se realizaron sólo 331 sesiones, una pérdida de 99 si se compara con las 430 del primer año; de las 331 registradas 165 fueron virtuales (en promedio 7.3 por cada comisión; en el primer año fueron 9.5). En el Senado, se registraron 484 reuniones de comisión en el primer año, y para el segundo fueron únicamente 258 reuniones, una pérdida de 226 sesiones.

Destaca que, a diferencia de la Cámara de Diputados, ninguna comisión ordinaria del Senado llevó a cabo alguna sesión virtual.

Las iniciativas

El Buró Parlamentario registró que, desde el 11 de febrero, la Cámara de Diputados y el Senado comenzaron a legislar temas relacionados con el COVID-19.

Desde ese día y hasta el 30 de mayo, los diputados presentaron alrededor de 1,202 iniciativas de ley, de las cuales 156 se relacionaron, por ejemplo, con la protección del personal médico y los ajustes que debería realizar la Administración Pública Federal; así como 1,055 proposiciones con punto de acuerdo sobre la pandemia, de los cuales 413 fueron extrañamientos al Poder Ejecutivo.

Publicidad

En el caso del Senado, del 11 de febrero al 30 de mayo, se presentaron 1,220 iniciativas, de las cuales 253 atendían temas de la contingencia, y 523 puntos de acuerdo, de los cuales 190 estaban relacionados con la crisis sanitaria.

El Buró Parlamentario destacó que la producción en la Cámara de Diputados se incrementó durante la contingencia en comparación con el mismo periodo de 2019, en el cual se promovieron 571 iniciativas y 580 puntos de acuerdo menos que en este año legislativo.

Pero en el caso del Senado, la pandemia "no tuvo un efecto evidente" sobre la productividad, pues en el mismo periodo de 2019 se presentaron 1,026 iniciativas y 826 proposiciones con punto de acuerdo.

"La pandemia interrumpió la productividad del Congreso, pero eso no quiere decir que no se hayan aprobado asuntos de gran importancia, sobre todo en los meses previos a la aparición del coronavirus", puntualizó la organización civil.

Como ejemplo de esto, algunos de los principales asuntos aprobados en el segundo año de la 64 Legislatura fueron:

  • Las leyes reglamentarias de la nueva reforma educativa.
  • La Ley General de Salud, para crear en Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI).
  • La Ley Federal de Austeridad Republicana.
  • La Ley de Administración y Enajenación de Bienes del Sector Público, para crear el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado.
  • El paquete de reformas para prevenir y sancionar la violencia en contra de las mujeres.
  • La Ley de Amnistía.

Aunque, por la imposibilidad de seguir realizando reuniones presenciales, en "el tintero" quedaron otros asuntos pendientes, como la regulación del outsourcing; la regulación para la posesión y consumo de marihuana; la ley reglamentaria para la reelección de diputados federales en las elecciones de 2021; y la regulación de la consulta de revocación de mandato, entre otros .

Lo que sigue

El reporte del Buró Parlamentario se presenta al final del segundo año de la 64 Legislatura. El tercer año iniciará este 1 de septiembre con el Segundo Informe de Gobierno del Poder Ejecutivo y la discusión del Paquete Económico para 2021, que estará marcada por la recesión y el impacto económico de la pandemia.

Para el tercer año, prevé la asociación, se espera que una veintena de senadores pida licencia para contender en las elecciones del 6 de junio 2021.

Y en la Cámara de Diputados, algunos legisladores también tendrán que solicitar licencia y separarse de la curul, ya sea para buscar la reelección o alguno de los 1,926 ayuntamientos que estarán en juego en los comicios del próximo año.

En este sentido, Buró Parlamentario expresó que, al ser la primera vez que los diputados federales podrán reelegirse, es una oportunidad ciudadana para "premiarlos o castigarlos directamente con el voto".

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad