Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Autoridades relegan las propuestas vecinales para proteger sus barrios en CDMX

Ciudadanos han creado proyectos de Programas Parciales para hacer frente a problemas de desarrollo urbano, sin embargo iniciativas llevan en espera más de un año sin que haya certeza de su avance.
mié 17 febrero 2021 11:59 PM
(Obligatorio)
Habitantes de las CDMX se han organizado para evitar construcciones y demoliciones que atenten contra sus colonias mediante la creación de un Programa Parcial de Desarrollo Urbano, que no han visto concretarse.

Construcciones irregulares, falta de agua y destrucción del patrimonio arquitectónico son algunos de los problemas que los habitantes de colonias de la Ciudad de México han buscado solucionar a través de un proyecto propio de Programa Parcial de Desarrollo Urbano (PPDU) específico para su barrio.

Los PPDU son instrumentos de planeación que se adaptan a una zona específica de la ciudad a partir de sus condiciones particulares y tanto la Ley de Desarrollo Urbano –a partir de una reforma en 2017– como la Constitución capitalina abren la puerta a que los ciudadanos presenten sus propias iniciativas.

Publicidad

Vecinos de colonias como Cuauhtémoc y Roma Norte, alcaldía Cuauhtémoc, así como Anzures, Granadas y Lomas de Chapultepec, alcaldía Miguel Hidalgo, han presentado sus propuestas ante el Gobierno capitalino, sin embargo ninguno de los proyectos ha sido aprobado y llevan incluso más de un año de espera.

En la Roma Norte, uno de los ejes es la conservación del patrimonio cultural urbano a través de mantener vivas las casonas e inmuebles de principios del siglo XX que la caracterizan. En esta colonia se encuentran 1,501 construcciones catalogadas por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), sin embargo ante la presión inmobiliaria y el encarecimiento de la vivienda, los desarrolladores han demolido de forma irregular o aprovechado vacíos legales, destruyendo así parte de la identidad de la colonia.

“Desde hace 10 años comenzó una presión inmobiliaria muy fuerte en donde de repente veías que demolían casas e inmuebles catalogados y construían edificios que no cumplían con la norma”, explica Mario Rodríguez, quien fue integrante del Comité Ciudadano Roma Norte III de 2013 a 2020.

La propuesta de Programa Parcial para la Roma fue presentada ante Seduvi desde mayo de 2018, pero con el cambio de Gobierno en la ciudad fue entregado de nuevo ante la nueva titular de la secretaría, Ileana Villalobos, en septiembre de 2019.

Tras al menos seis reuniones con representantes de la dependencia, se esperaba que la propuesta de PPDU fuera consultada en febrero de este año, lo que ha quedado incierto ante la pandemia de COVID-19, así como el cambio en la Seduvi donde Carlos Ulloa fue nombrado como nuevo titular en diciembre de 2020.

Está en la Ley de Desarrollo Urbano, está en la Constitución pero para cristalizarlo es muy complejo. Necesitas mucho esfuerzo técnico, tener a alguien que te asesore en materia de urbanismo, de ley. Es tiempo, dinero, esfuerzo".
Mario Rodríguez, ex integrante del Comité Ciudadano Roma Norte III

Publicidad

Un camino igual de largo ha recorrido un grupo de vecinos de la Colonia Cuauhtémoc, quienes también entregaron su proyecto en 2018 a Seduvi y tras las elecciones tuvieron que comenzar de cero.

Luego de pedir a la nueva secretaría retomar el proyecto pero no ver avances por más de un año, los ciudadanos accedieron a presentar de nuevo el PPDU en 2020.

Aunque tuvieron reuniones de trabajo con representantes de Seduvi y avanzaba ponerlo a consulta ciudadana, para después enviarlo al Congreso, con la salida de Ileana Villalobos, como cabeza de la secretaría, intentan comenzar de nuevo.

“Nos tocó cambio de Gobierno y nos tocó cambio de secretario, entonces nos encontramos en el momento de buscar otra vez la puerta para tener una mesa de trabajo ciudadana con la autoridad”, comparte Rogelio Mora Pinto, arquitecto restaurador y habitante de la Cuauhtémoc.

El proyecto de la Cuauhtémoc busca actualizar el Programa Parcial aprobado en 1997, así como llenar vacíos legales que han permitido la construcción de torres por encima de lo permitido por el uso de suelo.

Se hacen una serie de vacíos legales que aprovechan desarrolladores para crear Polígonos de Actuación, abusar de usos de suelo".
Rogelio Mora Pinto, arquitecto y residente de la Colonia Cuauhtémoc

La propuesta, detalla Mora Pinto, también incluye limitar las licencias para establecimientos con venta de alcohol y así evitar el incremento de bares y antros; además contempla recompensar a los desarrolladores que opten por preservar inmuebles catalogados al ampliar los usos de suelo que pueden tener en sus predios.

Publicidad

Mientras en Miguel Hidalgo, un grupo de habitantes de Anzures se organizaron para crear su proyecto de PPDU. Una primera propuesta fue presentada ante Seduvi en 2018, pero también quedó a la deriva.

Este año los vecinos han llevado directamente al Congreso capitalino su Programa Parcial para que sean los legisladores quienes pidan a la alcaldía Miguel Hidalgo y la Secretaría de Desarrollo Urbano sus observaciones sobre el proyecto.

“A nosotros nos gustaría que esto fuera más rápido pero entendemos que se atravesó la pandemia. Algunas oficinas están en suspensión de términos, otras tienen menos personal”, reconoce Alejandro Curiel, habitante de Anzures quien ha participado en el desarrollo del proyecto.

Curiel explica que como vecinos han tenido que oponerse a proyectos como el Puerta Reforma, donde el Congreso autorizó un Polígono de Actuación para un desarrollo de 75 niveles en una zona donde se contemplan sólo 10 pisos como máximo.

Lo que estamos buscando es que el desarrollo urbano sea parejo para todos y que las reglas sean claras y se pueda crecer ordenadamente. Si vamos a crecer tenemos que hacerlo acorde a las redes y posibilidades, como la disponibilidad de agua, no podemos crecer más de lo que el mismo entorno nos puede brindar".
Alejandro Curiel, habitante de la Colonia Anzures

Cada uno de los proyectos de Programas Parciales deben ser discutidos y aprobados por el Congreso local, sin embargo antes deben ser analizados por la Seduvi, así como por la alcaldía correspondiente.

Sólo el proyecto para Lomas de Chapultepec se encuentra en este momento en manos del Congreso, pues fue enviado directamente como iniciativa por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, el pasado 29 de enero.

En contraste, las iniciativas presentadas por ciudadanos se encuentran detenidas en especial en la Seduvi, señala Gabriela Salido, integrante de la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana y Vivienda.

“Los programas parciales no están en el Congreso, se quedaron en el cajón de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda.

“Están parados porque no responden a los criterios del Gobierno, sino a los criterios de la ciudadanía y de las personas que legítimamente están tratando de cuidar la calidad de vida”, afirma la diputada del PAN.

Salido señala que el Instituto de Planeación, encabezado por Pablo Tomás Benlliure –antes director general de Desarrollo y Ordenamiento Territorial en Seduvi–, tampoco ha tomado un papel activo para atender los proyectos ciudadanos rezagados.

“El responsable debería ser el titular del Instituto de Planeación y no vemos la acción de esta persona”, indica la legisladora.

Expansión Política solicitó la postura de la Secretaría de Desarrollo Urbano a través del área de comunicación, pero al cierre de la edición no hubo respuesta.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad