Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

3 exfuncionarios de Mancera dejaron al menos 1,513 mdp en irregularidades

La Auditoría Superior local detectó las anomalías en la Comisión para la Reconstrucción, la Sobse, la Seduvi y el Invi, cuando estuvieron a cargo de Edgar Tungüí, Felipe Gutiérrez y Raymundo Collins.
lun 09 noviembre 2020 05:30 AM
Tungüí, Gutiérrez y Collins
Edgar Tungüí, Felipe de Jesús Gutiérrez y Raymundo Collins enfrentan órdenes de aprehensión promovidas por la Fiscalía General de la Ciudad de México, la cual les atribuye diversos actos de corrupción.

El sexenio de Miguel Ángel Mancera dejó un probable daño millonario a las arcas de la Ciudad de México. Así lo advierte la Auditoría Superior de la capital (ASCM), que en sus más recientes revisiones señala que tan solo tres dependencias acumularon irregularidades por al menos 1,513 millones de pesos, correspondientes a los años 2017 y 2018.

Tales inconsistencias fueron detectadas en instituciones de gobierno que fueron encabezadas por exfuncionarios que actualmente tienen órdenes de aprehensión en su contra.

Se trata de Edgar Tungüí, extitular de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) y de la Comisión para la Reconstrucción; de Felipe de Jesús Gutiérrez, quien fue titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), y de Ramundo Collins, exdirector del Instituto de Vivienda (Invi). Los tres exservidores públicos son buscados por la Fiscalía General de Justicia local (FGJCDMX), las cual les atribuye diversos actos de corrupción.

Publicidad

El dinero para la reconstrucción

Uno de los rubros en los que la ASCM encontró más irregularidades fue el manejo de los recursos para los damnificados del sismo del 19 de septiembre de 2017.

La auditoría halló anomalías en la entrega de 544 millones 306,600 pesos del Fideicomiso para la Reconstrucción Integral de la Ciudad de México. Esto surgió de la revisión a una muestra de 14 inmuebles para cuya reconstrucción o rehabilitación se otorgó dinero.

"(La Comisión para la Reconstrucción y la Seduvi) no verificaron que los inmuebles beneficiados cumplieran todos los requisitos establecidos para el otorgamiento de los apoyos económicos, como son que los inmuebles beneficiados estuvieran registrados en la Plataforma CDMX, (y) que se contara con los dictámenes que acreditaran su situación", indica el informe del órgano fiscalizador de la capital.

Además, a algunos beneficiarios se les entregaron apoyos por encima de lo establecido, cuando el monto máximo era de 300,000 pesos por departamento.

Según la ASCM, la entrega de estas ayudas en exceso representa una afectación estimada en 219 millones 929,300 pesos.

Publicidad

La auditoría también advierte que 46 millones 541,300 pesos del fideicomiso fueron entregados de forma irregular a la Unidad Habitacional del ISSSTE en Tlalpan, pues las autoridades no contaron con póliza de fianza de anticipo.

Mientras tanto, la Seduvi entregó apoyos por 1 millón 970,600 pesos a seis personas, sin que estas presentaran el dictamen ni el certificado necesarios para recurrir a la Ley de Reconstrucción, y otros 14 millones 91,100 pesos a 12 beneficiarios, sin que se comprobara el uso del dinero.

Lupa a Sistemas de Actuación por Cooperación

La Seduvi, encabezada entonces por Felipe de Jesús Gutiérrez, también omitió acreditar el destino de 656 millones 211,800 que debían ser aportados por desarrolladores inmobiliarios, como su contribución a la ciudad por los Sistemas de Actuación por Cooperación (SAC) Granadas, Distrito San Pablo y Alameda/Reforma.

En 2017, la Seduvi fue señalada por no vigilar el pago de 7 millones 643,700 pesos que debían ser aportados por el desarrollador del SAC La Mexicana, por el pago de derechos y aprovechamiento para la construcción del Parque La Mexicana, el cual fue concesionado por 40 años.

Publicidad

Obras con anomalías

La Sobse, cuando era encabezada por Edgar Tungüí, realizó un pago duplicado por 5 millones 21,900 pesos por las pilas de cimentación para la construcción del Tren Interurbano, advierte la auditoría.

Asimismo, el órgano encontró irregularidades por 17 millones 797,100 pesos por el pago de trabajos extraordinarios sin convenio, servicios duplicados o no acreditados y sin acreditación de gasto eficiente, para la construcción del Museo Interactivo Infantil Iztapalapa.

En tanto, el Invi, encabezado por Raymundo Collins, acumuló irregularidades en la entrega de 806,000 pesos sin documentación debidamente firmada, así como por no comprobar la entrega de apoyos a beneficiarios.

Actualmente, Tungüí y Gutiérrez son buscados por la FGJCDMX por posibles desvíos en el manejo de los fondos para la reconstrucción, mientras que Collins —quien también fue secretario de Seguridad— es acusado de un posible desvío de 75 millones de pesos; según la fiscalía, esto último ocurrió en 2013 y ese dinero fue utilizado para la compra de un predio ubicado en Paseo de los Olmos 110, en Colinas del Sur, en la alcaldía Álvaro Obregón.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad