Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los exfuncionarios de Mancera encarcelados o en la mira de la Fiscalía CDMX

La Fiscalía ha lanzado investigaciones en contra de funcionarios del exjefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, que llegan a los más cercanos de su gabinete.
mié 04 enero 2023 02:00 PM
mancera
Miguel Ángel Mancera, quien fue jefe de Gobierno de la Ciudad de México, es senador actualmente.

Las investigaciones sobre presuntos actos de corrupción han llegado al círculo más cercano del exjefe de Gobierno y actual senador, Miguel Ángel Mancera.

Altos funcionarios del Gobierno de la Ciudad de México anterior han sido señalados públicamente por la Contraloría General y la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México, e incluso son buscados en el extranjero por la Interpol.

Mientras que la prensa ha revelado investigaciones de las autoridades en contra de otros exintegrantes del gabinete mancerista y funcionarios de menor rango se encuentran en prisión o en medio de un proceso legal.

Publicidad

Jaime Slomianski

Fue nombrado titular de la Agencia de Gestión Urbana (AGU) en 2016, antes ocupó la dirección general de Servicios Urbanos en la Secretaría de Obras.

La Fiscalía General de Justicia (FGJ) logró obtener en septiembre de 2020 una orden de aprehensión en contra del exfuncionario por un presunto daño a la hacienda pública equivalente a 29 millones 454,238 pesos.

Slomianski habría participado junto a otros funcionarios en la contratación de empresas para asesoría en obras públicas incluyendo su planeación, ejecución y evaluación, pese a esas tareas eran parte de las funciones de la AGU. Para las licitaciones, el ex funcionario debió firmar y autorizar cada una de ellas, por lo que se le considera directamente responsable.

De acuerdo con El Universal , Slomianski implicó de forma directa a Mancera en la red de espionaje operada en la casa de Manuel Márquez Sterling al tener conocimiento de su existencia, aportar recursos económicos para su operación e incluso acudir en persona a revisar la información recabada sobre adversarios políticos, según la declaración enviada a la Fiscalía por el ex funcionario en agosto de 2022 al que tuvo acceso dicho diario.

 

Raymundo Collins

Ocupó la dirección general del Instituto de Vivienda (INVI) desde 2012, al ser nombrado por Mancera; tras la renuncia del entonces jefe de Gobierno, fue titular de la entonces Secretaría de Seguridad Pública durante unos cinco meses, hasta el fin del sexenio en diciembre de 2018.

Collins es buscado por el supuesto uso irregular de recursos para la reconstrucción tras el sismo del 19 de septiembre de 2017, pues en lugar de destinarse para la construcción de vivienda social fue para departamentos de clase media, según confirmó en enero la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

Fue funcionario durante tres administraciones continuas en el Gobierno capitalino, ocupando diversos cargos en los gobiernos de Andrés Manuel López Obrador, Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera.

Un juez autorizó a solicitud de la Fiscalía capitalina una orden de aprehensión en su contra en diciembre de 2019 e incluso giró una ficha roja de búsqueda ante la Interpol, sin embargo otro juez descartó la primera orden ya que el delito de uso ilegal de atribuciones y facultades, del que se le acusaba había prescrito.

En septiembre de 2020 la Fiscalía consiguió una segunda orden de aprehensión por los mismos delitos; también se encuentra inhabilitado por la Contraloría local para ejercer cargos públicos.

En julio de 2022 fue captado en video caminando por Whasington, Estados Unidos, frente a un edificio donde se encontraba el presidente Andrés Manuel López Obrador en una visita de trabajo.

 

Edgar Tungüí

Fue nombrado titular de la Secretaría de Obras (Sobse) en 2015 y después tras la renuncia de su antecesor, Ricardo Becerra, quedó al frente de la Comisión de Reconstrucción.

En ambos cargos estuvo relacionado con los trabajos de demolición de inmuebles y reconstrucción tras sismo del 19S.

Es acusado del desvío de 46 millones de pesos que debían destinarse para viviendas de damnificados, irregularidad en la que habría actuado en colusión con el exsecretario de Desarrollo Urbano, Felipe de Jesús Gutiérrez.

Tras emitirse una ficha roja para su búsqueda a través de la Interpol, fue detenido en España en abril de 2021 y después de forma voluntaria decidió ser trasladado a México, donde se encuentra en prisión preventiva.

 

Felipe de Jesús Gutiérrez

Como titular de la Secretaría de Desarrollo y Vivienda (Seduvi) desde octubre de 2014 enfrentó acusaciones y denuncias de ciudadanos sobre la autorización irregular de cambios de uso de suelo y polígonos de actuación, lo que permitía construir edificios mucho más altos de lo permitido por el Programa de Desarrollo Urbano de las alcaldías.

Al inicio de su administración la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, indicó que se habían encontrado 48 autorizaciones de polígonos de actuación fuera de la norma y detuvo las construcciones hasta que ajustaran los proyectos.

Gutiérrez Gutiérrez es presunto responsable, junto con Tungüí, del desvío de 46 millones de pesos para la reconstrucción, lo que constituye el delito de uso ilegal de atribuciones y facultades. También hay una ficha roja de Interpol en su contra, pues se encontraron indicios de que había abandonado el país en varias ocasiones.

Aunque intentó ampararse al argumentar que se trataban de recursos federales y no era competencia de la Fiscalía capitalina, en agosto de 2020 un juez le negó el recurso por lo que aún está pendiente su captura.

Los (presuntos) espías de la calle Sterling

La Fiscalía capitalina ha detenido un total de seis funcionarios vinculados con una red de espionaje que operó durante el sexenio de Mancera como jefe de Gobierno en un casa ubicada en el número 15 de la Calle Manuel Márquez Sterling, en el Centro Histórico.

Destaca la captura de Gustavo Cabellero, coordinador general de Políticas, Administración de Planeación y Organización de la entonces Procuraduría General de Justicia, quien presuntamente era el encargado de dirigir al equipo formado por unas 30 personas para el seguimiento e intervención de comunicaciones de políticos, académicos y funcionarios públicos.

Con Mancera como procurador, Caballero se desempeñó como titular de la Unidad de Investigación Cibernética.

Dicha red de espionaje operó de 2013 a 2018 y según la investigación de la Fiscalía, era financiada con recursos públicos del Gobierno de la ciudad por medio de transferencias en efectivo. Se dedicaban a elaborar fichas de identidad, rutas y mapas de seguimiento, identificación de vínculos y rutinas de las personas y vigilaba conversaciones telefónicas y mensajes de sus dispositivos móviles.

Junto a Caballero, capturado este 3 de enero de 2023, se encuentran otras cinco personas detenidas por su presunta participación:

  • Arturo "N" Subdirector de la Secretaría de Gobierno
  • Nicolás "N", jefe de recolección de evidencia Digital de la Secretaría de Gobierno
  • José Roberto "N", ex mando del área de Inteligencia de la Policía de Investigación (PDI)
  • Jesús Noé "N", de la Policía de Investigación
  • Alejandro "N", empleado de una empresa de telefonía celular

Otros funcionarios buscados

La Fiscalía General de Justicia anunció en 2020 el inicio de una carpeta de investigación en contra de funcionarios que ocuparon la entonces Procuraduría capitalina, por irregularidades en el caso de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, exlíder del PRI en la ciudad conocido como 'el Rey de la Basura”.

Entre los funcionarios investigados se encuentra el exprocurador Rodolfo Ríos Garza -quien también ha sido señalado por irregularidades en el Caso Narvarte - así como la entonces fiscal de Asuntos Especiales, Margarita Vázquez, según información extra oficial dada a conocer por El Universal .

Estos y otros tres exfuncionarios de la Procuraduría serían responsables de irregularidades y omisiones en la investigación de las denuncias por prostitución y trata de personas en contra del político.

Además, Héctor Serrano, el exsecretario de Movilidad, estaría entre los involucrados en la operación de un centro de espionaje contra rivales políticos de Mancera, incluyendo a la actual jefa de Gobierno y al presidente, Andrés Manuel López Obrador.

En la mira también se encuentra el secretario particular de Mancera, Luis Serna, a quien se le investiga a nivel federal por irregularidades en su patrimonio , según una investigación de la Fiscalía capitalina revelada por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) .

En particular, las acusaciones contra Serna hicieron público que el colaborador de Mancera cuenta, presuntamente, con un patrimonio inmobiliario del que se hizo dueño gracias al uso de una tarjeta de crédito que pertenecía a una empresa proveedora del gobierno capitalino.

Serna habría gastado en propiedades cinco veces más de lo que obtuvo como empleado del gobierno –un aproximado de 5.6 millones de pesos frente a más de 30 millones– por lo que el crédito recibido para esas operaciones es investigado.

No obstante, en septiembre de este 2022 Serna compareció ante la Fiscalía capitalina solo en calidad de testigo en el caso de la red de espionaje de Sterling.

Mientras tanto, otros funcionarios de menor rango ya están en cárcel o en medio de un proceso legal; se trata de Miguel Ángel Vásquez, exsubsecretario de Administración y Capital Humano; Édgar Takahashi y Hedilberto "N", de la Secretaría de Obras; y Berenice "N" y José Iván "N", de Finanzas.

Newsletter
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad