Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#LaEstampa | AMLO en el cuadrilátero

Para el presidente López Obrador, cualquier resistencia a su voluntad es sospechosa y merece, antes que tolerancia o comprensión, combate frontal.
jue 17 noviembre 2022 06:07 AM
ine-amlo-reforma.jpg
Antes que reconocer los argumentos que pueden animar un reclamo masivo, el presidente López Obrador comenzó una competencia tóxica, que arraiga en su afición por la polarización, apunta León Krauze.

Vale la pena repasar lo que ha ocurrido en México en los últimos días. El fin de semana pasado, como reacción a una propuesta de reforma electoral cuando menos regresiva, cientos de miles de mexicanos salieron a las calles a defender el Instituto Nacional Electoral.

Fue el tipo de demostración de voluntad cívica que, en otros tiempos, le habría resultado hasta emocionante al líder opositor, Andrés Manuel López Obrador. En otros tiempos, el hombre que hoy es presidente de México, habría aplaudido esa muestra de resistencia tan universal frente a una iniciativa impuesta desde el gobierno.

Publicidad

Las cosas han cambiado mucho. Al Andrés Manuel López Obrador de hoy, las manifestaciones como la del fin de semana le resultan, digamos, incómodas y ajenas. No cree en el disenso, o al menos no en el disenso legítimo. Para el presidente, cualquier resistencia a su voluntad es sospechosa y merece, antes que tolerancia o comprensión, combate frontal.

Así fue como, 48 horas después de las marchas, López Obrador anunció la organización de…una marcha reactiva. Antes que reconocer los argumentos que pueden animar un reclamo masivo, el presidente comenzó una competencia tóxica, que arraiga en su afición por la polarización. Lo que pudo ser un diálogo se convierte ahora en un enfrentamiento, la enésima ocasión que algo así ocurre durante el sexenio de López Obrador.

Y ahí está hoy el presidente de México: subido en un cuadrilátero, muy por debajo de la altura de un estadista como el que prometió ser.

_________________

Nota del editor:

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

 
Publicidad
Publicidad