Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#LaEstampa | Ron De Santis, la nueva estrella republicana

Después de los resultados de las elecciones del martes pasado, el partido republicano tiene, objetivamente, una nueva estrella.
jue 10 noviembre 2022 06:01 AM
Ron De Santis
La pregunta ahora es si De Santis, que ha ganado su reelección con holgura, decide ser quien finalmente rompa filas y se plante frente a Trump para tratar de llevarse la candidatura republicana hacia el 2024, apunta León Krauze.

Desde hace siete años, la escena política en Estados Unidos, sobre todo en el partido republicano, ha estado dominada por la figura de Donald Trump. Al principio, cuando Trump anunció su candidatura en el 2015, no hubo persona en el partido conservador que no se burlara de él o minimizara sus aspiraciones y posibilidades. Apenas un año después, Trump ganaba las elecciones presidenciales y, con ello, las riendas del partido.

Sus antiguos rivales se convirtieron, en un abrir y cerrar de ojos, en dedicados, defensores, sicofantes hasta la ignominia.

Publicidad

En los siete años que han pasado, no ha habido figura en el partido republicano capaz de disputarle la hegemonía. A pesar de la vulnerabilidad que supone el rechazo que genera Trump entre buena parte del electorado estadounidense, nadie en su partido se ha animado a plantarle cara.

Es posible que eso esté a punto de cambiar.

Después de los resultados de las elecciones del martes pasado, el partido republicano tiene, objetivamente, una nueva estrella. Se trata del gobernador de la Florida, Ron De Santis, que se ha encargado de empujar hacia la derecha a su estado hasta convertirlo en un bastión conservador.

El logro de De Santis crece cuando se analiza lo que ha conseguido con el voto hispano en Florida. Al tradicional respaldo cubano se suma el entusiasmo de venezolanos, puertorriqueños y otros grupos por la causa republicana.

La pregunta ahora es si De Santis, que ha ganado su reelección con holgura, decide ser quien finalmente rompa filas y se plante frente a Trump para tratar de llevarse la candidatura republicana hacia el 2024.

Es improbable, pero no imposible.

 

Los candidatos de Trump no resultaron tan favorecidos en la contienda del martes. Está vulnerable. Para quien quiera esa corona, es ahora o nunca.

Veremos si De Santis se atreve.

_________________

Nota del editor:

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

 
Publicidad
Publicidad