Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#LaEstampa | Morir en un camión, la tragedia en San Antonio

La muerte de un grupo de personas enla caja de un tráiler confirma que la migración mexicana a Estados Unidos nuevamente ha vuelto a explotar, eso por las malas condiciones de vida en México.
jue 30 junio 2022 06:00 AM
Cuerpos en un tráiler en San Antonio
Este 27 de junio, ocurrió el hallazgo de decenas de migrantes fallecidos en la caja de un tráiler.

Esta semana, las temperaturas en San Antonio, Texas se acercaron a los 40 °C. La ola de calor, en pleno verano, ha sido inclemente. Así llegó a la zona ese camión de la muerte, cuyas imágenes le han dado la vuelta al mundo, escenario de una tragedia histórica en ese drama inagotable que es la crisis humanitaria de la migración en la frontera sur de Estados Unidos.

Imagine usted la escena dentro de ese camión.

Publicidad

Decenas de seres humanos, atrapados sin la posibilidad de escapar, ahí dentro, sin ventilación ni acceso adecuado a agua. Las horas pasan y el aire se acaba.

De pronto, alguien da un último suspiro. Luego muere alguien más. Y luego otro.

Y así hasta contar más de 50 muertos. Se sumarán decenas de heridos, entre ellos niños.

Imagine usted la desesperación. Difícil pensar en una peor manera de morir.

Para México, la tragedia de San Antonio es particularmente alarmante. La mayor parte de los migrantes muertos eran mexicanos. Esto confirma una tendencia insoslayable: la migración mexicana a Estados Unidos, que durante años estuvo contenida, ha vuelto a explotar. Las condiciones de vida en México –la inseguridad, la economía precaria, las consecuencias de la pandemia– están llevando a los mexicanos una vez más a emigrar, para buscar nuevas oportunidades lejos de su país, que simplemente no las provee.

 

Esto es una desgracia, por donde se le vea. Parece una obviedad pero hay que decirlo de nuevo: nadie merece morir dentro de un camión, a oscuras, soñando con tener ya no una vida mejor sino simplemente la posibilidad de sobrevivir. Nadie.

___________________

Nota del editor:

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

 
Publicidad
Publicidad