Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#LaEstampa | El infierno estadounidense

Otra vez un tiroteo en Estados Unidos: un joven toma un rifle de asalto, abre la puerta y comienza la barbarie.
jue 19 mayo 2022 05:00 AM
Escena posterior a tiroteo en supermercado
Memorial colocado tras titoteo en un supermercado en Buffalo, New York.

La escena es demencial: un muchacho de apenas 18 años ingresa al estacionamiento de un supermercado. Ha recorrido cientos de millas desde su casa para llegar al lugar, que ha elegido específicamente por estar en el corazón de un barrio de mayoría afroamericana. Como cualquier persona, estaciona el auto. Por un momento parece que no tiene otra intención más que acudir a la tienda, hacer algo normal.

Lo que pretende realmente es desatar el infierno.

Publicidad

Sin dudar, toma un rifle de asalto, abre la puerta y comienza la barbarie.

Apenas unos minutos después, el hombre ha matado a una decena de seres humanos. Sin clemencia alguna, grabando todo y transmitiéndolo en una plataforma de redes sociales para videojuegos, como si se tratara de una siniestra fantasía.

Después de su captura, aparecen detalles aún más alarmantes.

Resulta que lo que lo anima a matar es una teoría de la conspiración delirante: el supuesto “gran reemplazo” de los blancos estadounidenses por las minorías, todo supuestamente urdido por una opaca élite.

Publicidad

Es una patraña, no sobra decirlo.

Pero eso importa poco.

Lo que preocupa realmente es cuántos, como el asesino de Búfalo, se tragan la mentira y deciden actuar en consecuencia.

La secuencia del horror de la última masacre con arma de fuego en Estados Unidos da cuenta de una podredumbre con cada vez más factores espantosos. La culminación está en el acceso a las armas. El hecho de que un muchacho como éste, tan joven y con tantos problemas, haya podido tener acceso a un rifle semiautomático, un arma para cazar seres humanos.

Es un fracaso eminentemente estadounidense, y lo que revela es una degradación que augura, por desgracia, cosas peores.

___________________

Nota del editor:

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
Publicidad
Publicidad