Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | Erradicar la discriminación por orientación sexual

Dignificar a la población LGBTTTIQA+ es parte de abrir el camino a la igualdad sustantiva, mientras que la educación y la sensibilización son las armas más fuertes contra expresiones discriminatorias.
sáb 19 marzo 2022 07:06 AM
terapias conversión lgbttti cdmx
Respetar las preferencias sexuales de las personas.

En una escala del 0 al 10, la población considera que hay un nivel de discriminación de 7.5. ¿Es cuestión de percepción o es una realidad? Hablemos de datos duros:

Las personas transgénero tienen una tasa de desempleo del 90% en México y menos de la mitad de las compañías en el país tienen políticas de desarrollo que atienden a las mujeres trans. Los hombres gays están en el cuarto lugar de la lista de grupos más discriminados en la capital, seguidos por las mujeres lesbianas, en el noveno, y las personas transgénero o transexuales en el duodécimo.

Publicidad

Los espacios donde han padecido estos grupos uno o varios tipos de discriminación incluyen la familia, el espacio público, el ámbito laboral e incluso el sector salud.

La Encuesta sobre discriminación en la Ciudad de México, presentada por la titular del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la CDMX, Geraldina González de la Vega, ante la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, en enero pasado, revela que las tres principales causas de exclusión son la pobreza, el color de piel y las preferencias sexuales.

Dignificar a la población LGBTTTIQA+ es parte de abrir el camino a la igualdad sustantiva, mientras que la educación y la sensibilización son las armas más fuertes contra expresiones discriminatorias, como las humillaciones, las ofensas y la violencia.

Para lograr una verdadera transformación, inclusión y eliminación de prejuicios, hay que trabajar desde dos espacios fundamentales para el desarrollo social: el hogar y las instituciones de enseñanza. Educar en la inclusión y la apreciación de la diversidad es educar con valores.

Desde el gobierno, Salma Luévano es la primera diputada federal en llegar a San Lázaro gracias a la cuota arcoíris, es decir, el mecanismo que permite a la comunidad LGBTTTIQA+ tener representantes en el Congreso. Como mujer trans, ha reflexionado sobre la importancia de una representación legítima de la comunidad en el ámbito político. Asimismo, busca transformar la atención que las instituciones públicas les dan, para que ofrezcan sus servicios de manera empática y basada en la garantía de derechos.

 

Desde el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México atendemos a víctimas de discriminación, tanto por parte de particulares como de autoridades, a través de la Línea Nacional Diversidad Segura (800 000 5428), que opera 24/7, a todo el país, gratis y con absoluta confidencialidad.

En 2021 hubo un aumento del 240% en el número de reportes en comparación con 2020. El 43% de los casos provienen de personas que se identificaron como gay, 22% como lesbiana, 12.5% como bisexual, 10% como transgénero y 6.5% como transexual.

Entre las situaciones más reportadas está la falta de comunicación, el rechazo, la ruptura o separación sentimental, las agresiones por parte de su familia, violencia o golpes, dudas sobre cómo salir del clóset y problemas o peleas de pareja.

¿Discriminación en el seno familiar? Debería ser impensable. Luego entonces se entiende que, al hablar con jóvenes sin hogar, 46% afirma haber huido de sus casas porque sus familias los rechazaron por su sexualidad o su identidad de género, mientras que 43% abandonó su hogar en contra de su voluntad al ser obligados por sus familias a hacerlo, como revela el estudio Durso-Gates.

 

Parte de la solución se encuentra en continuar con el fortalecimiento de políticas públicas transversales. Por eso, a través del Programa para Prevenir y Eliminar la Discriminación se establece un trabajo con entes públicos para diseñar e implementar acciones y estrategias que permitan prevenir y eliminar la discriminación.

La otra mitad del trabajo depende de que como sociedad generemos un cambio cultural para que la discriminación no sea parte de la manera de actuar cotidiana. Como ciudadanía, la base para crear una sociedad igualitaria e incluyente está en el reconocimiento de nuestra humanidad.

____________________

Notas del editor:

El autor es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia de la Ciudad de México ( @elconsejomx ).

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
Publicidad