Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ZonaLibre | 2022: Miren hacia arriba

Que en 2022 logremos entendernos, aceptarnos y logremos cambiar esa mirada hacia abajo, para volver a ver hacia arriba para levantar un país que sigue sufriendo y no lo cambiará una sola persona.
mié 29 diciembre 2021 11:59 AM
Personas y pandemia
Paseantes por calles del centro histórico.

La devastadora crisis social que vivimos a causa del COVID, pudiera ser suficiente para una película terrorífica.

Si en el pasado alguien hubiese escrito el guion del 2020 y 2021 y se hubiera proyectado en una película, quizá sería para muchos una sátira o un film muy poco creíble. Lamentablemente, lo que nos dejó la pandemia son miles de historias llenas de tristeza, duelo y problemas que nunca imaginamos enfrentar en un contexto global.

Publicidad

La plataforma de video Netflix, lanzó el pasado 24 de diciembre la película “No miren arriba”, protagonizada por los reconocidos actores Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence.

Todo empieza cuando la estudiante Kate Dibiasky se encuentra estudiando la estrellas y descubre una anomalía. Entusiasmada, la chica se lo comunica a su profesor, el doctor Randall Mindy. Lo que debía de ser una grata noticia, se convirtió en el peor descubrimiento de la ciencia de los últimos tiempos: toda la humanidad está a punto de morir a causa de un inmenso cometa de varios kilómetros de diámetro, impactará contra el planeta y generará tsunamis y terremotos que arrasarán con la vida y con toda especie. Y solo quedan seis meses para que ocurra.

Para no ofender a quienes aún no ven la película, no daré mas detalles. No es necesario. Pero llama la atención, la crítica social que el equipo de producción logró plasmar.

La sátira es un cúmulo de eventos que suceden diariamente en nuestro entorno: la violencia, polarización política, avaricia, confusión, angustia, incertidumbre, entre decenas de adjetivos negativos. Es un retrato –un poco exagerado–, de lo que la pandemia ha heredado a la humanidad y aunque la trama es completamente distinta a la de un virus mortal, si logra hacer una reflexión de lo que hemos vivido los pasados dos años.

En la película, México casi no es mencionado. Pero tampoco es necesario darnos cuenta del paralelismo que existe entre la narrativa y una realidad en la que estamos sumergidos todos.

 

¿Qué hemos aprendido?

Uno de los contextos sociales a los que nos hemos tenido enfrentar es reconocer una realidad que nos pesa a todos: Nos vamos a morir. Nadie estará exento de ello. Pero quizá no habíamos convivido con la muerte de manera tan directa y constante.

En la película “No miren arriba”, toda la humanidad tiene solo pocos meses para prepararse hacia la muerte. Y aunque la industria de comunicación, los partidos políticos, empresas enormes y otros entes buscan calmar los ánimos, los científicos saben que el final sucederá de manera desastrosa.

El humor negro que maneja el film ha llegado a desconcertar a muchos, sin embargo lleva a una reflexión que nos involucra. Porque todo cambió, incluso nuestro humor y nuestras relaciones. No es una película que nos guste ver quizá, pero si necesitamos hacerlo.

La realidad inminente de una muerte atroz por un inmenso proyectil seguirá siendo para millones un cuento de hadas. Como temas que ya han sido abandonados poco a poco, como el calentamiento global o exterminar la pobreza extrema. A pesar de que hemos vivido tiempos críticos, la reflexión al final de otro año tormentoso no debe ser la desgracia, sino la resiliencia social y cultural.

 

Tenemos tantas divisiones y estamos tan contrariados por nuestra cruenta realidad, errores y posiciones políticas que necesitamos llegar a una restauración general.

Que el 2022 logremos entendernos, aceptarnos y sanarnos entre todos. Que logremos cambiar esa mirada hacia abajo, para volver a ver hacia arriba para levantar un país que sigue sufriendo y no lo cambiará una sola persona, ni de izquierda o derecha; no vendrá un mesías político a rescatar nuestra situación. Lo haremos en conjunto si logramos levantar la mirada, hacia nuestro vecino; a comprender que pensar solo en nosotros mismos, no funcionará nunca, cuando estamos amenazados para ser derrotados en conjunto. ¿Aprendimos la lección?
___________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
Publicidad