Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#LaEstampa | La cumbre de los "tres amigos"

¿Qué dejará la cumbre en Washington? Para el presidente de México, la reunión con Trudeau y Biden es una oportunidad magnífica de demostrar que el lopezobradorismo tiene una visión regional.
jue 18 noviembre 2021 11:59 PM
Los mandatarios de Estados Unidos, México y Canadá hablaron de las próximas elecciones en Estados Unidos.
Esta fue la última reunión de Obama con sus dos socios norteamericanos Peña y Trudeau.

Hace cinco años, el presidente Enrique Peña Nieto se reunió con Barack Obama y Justin Trudeau en Ottawa. Fue una cumbre relativamente productiva y cordial, recordada, entre otras cosas, por el extraño intercambio de saludos que hoy ilustra nuestra Estampa. La confusión entre los tres líderes de Norteamérica acaparó buena parte de la discusión pública, como si la forma y sus tropiezos fueran más importantes que el fondo y la sustancia.

Eran otros tiempos.

Publicidad

Los retos que hoy enfrenta la región son muy distintos. La cumbre que se celebra hoy en Washington resentirá el paso de Donald Trump por la Casa Blanca. La presencia de Trump marca aún la agenda. Desde el tratado de libre comercio (que Trump impulsó personalmente) hasta su promoción de medidas punitivas en la agenda migratoria, la realidad de la región no se entiende sin la huella trumpista.

¿Qué dejará la cumbre en Washington? Para el presidente de México, la reunión con Trudeau y Biden es una oportunidad magnífica de demostrar que el lopezobradorismo tiene una visión regional. López Obrador ya ha adelantado que hablará de migración. También ha dicho, que si el tema surge, defenderá su iniciativa de reforma energética, pésele a quien le pese. Viaja también López-Gatell para hablar, uno supone, de cooperación en vacunas (esperemos que no quiera vender la respuesta mexicana a la pandemia como un logro…).

Publicidad

Todo esto implica oportunidades y riesgos. México no es cualquier actor geopolítico. No lo es en el mundo y mucho menos en América del Norte. Si el presidente de México interpreta el escenario de Washington como una oportunidad solo para hablarle a su base electoral (como hizo, en mayor o menor medida, en Naciones Unidas), faltará a los intereses de México. La cumbre trilateral no es un evento de campaña. Es una oportunidad de consolidar sinergias que hagan a la región más segura y próspera.

Y si se pueden evitar tropiezos simbólicos a la hora de la foto, pues mejor.

AMLO, Biden y Trudeau, el resumen de la Cumbre de Líderes de América del Norte

___________________

Nota del editor:

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
Publicidad
Publicidad