Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ZonaLibre | La guerra que pudo ser

Tras la matanza en Bavispe, el expresidente Trump estuvo tentado en provocar al presidente López Obrador para detonar una batalla sangrienta, pero el mexicano no quiso participar en el plan.
mié 20 octubre 2021 11:59 PM
bavispe
Matanza de la familia LeBarón el 4 de noviembre del 2019.

La imagen era dantesca. Se escuchaba la voz de Julián Lebaron, quien no podía estar mas consternado: "Estamos aquí con nuestra prima Rhonita, a ella la calcinaron con sus hijos en una camioneta. Estamos esperando al agente del Ministerio Público para que levante un acta y podamos llevarnos los huesos".

Las lágrimas salían de sus ojos, pero su semblante era duro. Acababa de ver cómo tres mujeres y 14 niños de su comunidad habían perdido la vida en un ataque frontal a balazos. La camioneta se incendió luego de una fuerte explosión. Fue el final para nueve personas: Rhonita María Miller, Christina Marie Langford Johnson y Dawna Ray Langford, así como seis de sus hijos menores de edad.

Publicidad

Este macabro evento sucedió el pasado 4 de noviembre del 2019 en inmediaciones de la comunidad de La Mora, municipio de Bavispe, en el extremo noreste del estado norteño de Sonora y muy cercano a sus límites con el de Chihuahua.

Las imágenes de la camioneta convertida en cenizas recorrieron los periódicos más populares de todas partes del mundo. El ataque a la comunidad mormona había mostrado el lado más podrido y cobarde del crimen organizado. En nuestro país, estamos acostumbrados a ver los “ajustes de cuentas” entre grupos delincuenciales, pero cuando hay un emboscada a mujeres y niños nos perturba.

Se cumplirán dos años de dicha masacre y ya están tras las rejas los principales responsables, la Fiscalía General de la República asegura que son 19, entre ellos Uriel Valle Domínguez, “El 18” –integrante y líder del Nuevo Cártel de Juárez–, quien presuntamente ordenó el holocausto.

Un ingrediente le puso más sal a la herida, pues las víctimas tenían la nacionalidad norteamericana, por lo que el suceso fue discutido fuertemente en la casa blanca en Washington D.C.

El entonces presidente Donald Trump se horrorizó con la noticia por lo que estuvimos muy cerca de un evento que parecía impensable.

Publicidad

Un problema que escaló

Según un reporte del New York Times , Estados Unidos pudo haber hecho una intervención en piso mexicano con miles de soldados para atacar directamente a los grupos de narcotraficantes.

Funcionarios de Estados Unidos que hablaron de forma anónima con el diario neoyoquino señalaron que los asesores de Trump intentaron desplegar a 250 mil elementos en la frontera con México, “lo que hubiese superado a los 170 mil militares que estuvieron en Irak en el punto más álgido de la guerra”, indicó el mismo rotativo.

El enojo en la Casa Blanca estaba encendido. Trump y sus “aliados” lo aprovecharon como evidencia de la necesidad de cerrar la frontera con México y con eso dar un primer golpe a nuestro país. Pero la idea que tomaba más fuerza era enviar las tropas a nuestro país para darle un golpe artero al crimen organizado.

“Este es el momento de que México, con la ayuda de Estados Unidos, haga la GUERRA contra los cárteles de la droga y los borre de la faz de la Tierra. ¡Solo esperamos una llamada de su gran nuevo Presidente!”, escribió Trump en su extinta cuenta de Twitter.

El exmandatario estaba determinado en provocar al presidente López Obrador para detonar una batalla sangrienta, pero el mexicano no quiso participar en el plan.

En el popular periódico estadounidense fueron todavía más detallistas sobre la intención del magnate:

“A pesar de su tuit que prometía esperar la cooperación con las autoridades mexicanas, había preocupaciones dentro de la Casa Blanca de que Trump estuviera sugiriendo algo diferente: el uso unilateral de la fuerza militar para perseguir a los cárteles sin necesariamente obtener el permiso del Gobierno mexicano. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, rechazó explícitamente la oferta tuiteada por Trump”.

Publicidad

Trump estaba furioso con su homólogo mexicano, López Obrador le contestó de manera tajante e incluso con desdén: “Apreciamos y agradecemos mucho al Presidente Trump y a cualquier Gobierno extranjero que quiera ayudar, pero en estos casos tenemos que actuar con independencia”.

El hubiera no existe, pero la idea de la presencia del ejército en suelo mexicano pudo ser terrible, si Trump hubiera continuado con el despliegue de tropas, habría representado una fuerza dos veces y media del tamaño de las 100 mil tropas estadounidenses en Afganistán en el apogeo de la guerra de 20 años en ese país, detalló el rotativo norteamericano.

Esta información surge justo cuando el activista Adrián LeBarón anunció que el próximo 4 de noviembre llevarán a cabo un día de luto nacional en el Monumento a la Revolución de la Ciudad de México, por todas las víctimas en el país.

La herida sigue abierta y parece difícil que cierre pronto. Nos hace reflexionar en el ambiente de terror, devastación y muerte que reina en todos los puntos cardinales del país. El llamado que tenemos todos por alejarnos de las actividades destructivas y recapacitar para que las nuevas generaciones puedan vivir en un clima mas favorable.

La guerra que estuvo a punto de suceder en el 2019 habría sido muy decadente, prácticamente fue la pandemia del COVID-19 la que no permitió el anhelo de Trump por “castigar” a nuestro país.

El saber que estuvimos a punto de un problema tan serio nos permite considerar, ¿En que podemos ayudar, cada uno de nosotros, por cambiar en algo el entorno? La respuesta la tiene cada uno de los que llegó hasta este punto final.

___________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
Publicidad