Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | La economía mexicana en la segunda mitad del sexenio

La falta de reformas estructurales y la obstrucción de las llevadas a cabo durante el sexenio anterior condenan al país a un nivel de crecimiento muy modesto durante los próximos años.
mar 05 octubre 2021 10:30 AM
Crecimiento económico Banxico
La economía mexicana tendrá una inflación del 3%.

En un ejercicio de prospectiva, en Integralia nos dimos a la tarea de analizar qué podemos esperar para la economía mexicana durante lo que resta de la administración del presidente López Obrador. En general, esperamos que la economía continúe en una trayectoria de recuperación el próximo año, para después regresar a su nivel de crecimiento potencial, de aproximadamente 2%.

Por su parte, la inflación volverá a acercarse al 3% anual y el tipo de cambio se mantendrá más o menos estable –siempre y cuando no se presenten eventos inesperados a nivel global– con finanzas públicas que se irán deteriorando hacia el final de la administración.

Publicidad

Crecimiento económico

Ayudados por un fuerte efecto rebote –tras la caída de 8.5% del PIB en 2020–, y gracias a una rápida recuperación de la demanda externa, el país se enfila a crecer aproximadamente 6% en 2021 y 4% en 2022, con lo que alcanzaría sus niveles prepandémicos el próximo año, dos años antes de lo estimado por economistas del Fondo Monetario Internacional en 2020. No obstante, a partir de 2023, el país regresará a su senda de crecimiento potencial de aproximadamente 2% anual, siempre y cuando no ocurran eventos inesperados que pudieran reducir esta cifra.

La realidad que enfrenta México es que la falta de nuevas reformas estructurales y la obstrucción de las llevadas a cabo durante el sexenio anterior condenan al país a un nivel de crecimiento muy modesto durante los próximos años.

Inversión privada

La inversión privada en México se vio fuertemente afectada desde octubre de 2018, cuando se tomó la decisión de cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco. La desconfianza empresarial derivada de dicha decisión posteriormente sufrió nuevos embates con la cancelación arbitraria de la planta de Constellation Brands en Mexicali, la determinación de fortalecer a Pemex y la CFE a costa de empresas privadas, y los constantes ataques reputacionales del presidente a empresas nacionales y extranjeras, principalmente en los sectores energético y farmacéutico.

Con la crisis derivada de la pandemia por COVID-19, la inversión privada tocó fondo en el segundo trimestre de 2020, punto a partir del cual comenzó a recuperarse. No obstante, al segundo trimestre de 2021, ésta sigue casi 15 puntos por debajo del nivel que mostraba en el cuarto trimestre de 2017. Durante los próximos tres años, la inversión se seguirá recuperando lentamente, apoyada por el dinamismo del sector externo. Sin embargo, los continuos embates del gobierno -que se están agudizando en el sector energético- podrían mantenerla por debajo de los niveles observados en 2017 durante lo que resta del sexenio.

Publicidad

Empleo

Entre febrero y julio de 2020, se perdieron en México más de 1.1 millones de empleos formales, que comenzaron a recuperarse a partir de agosto. Un año después, el déficit de empleos en el país se había reducido a 193 mil, según datos del IMSS. Durante los próximos meses se espera que la recuperación del empleo formal continúe, aunque ésta se desacelerará conforme la economía regrese a su tasa de crecimiento potencial. La creación de empleos formales seguirá muy por debajo de lo que requiere el país, por lo que millones de mexicanos continuarán subsistiendo en la informalidad y la pobreza.

Finanzas públicas

Si bien las finanzas públicas han resultado más resilientes de lo esperado -gracias sobre todo a las medidas recaudatorias de la autoridad fiscal-, durante los próximos años los crecientes recursos financieros que se requerirán para fondear el programa de pensión universal para adultos mayores y para concluir las obras prioritarias de infraestructura pondrán a las finanzas públicas en una situación de alta fragilidad.

Grado de inversión

La percepción de que el gobierno continuará con su política de bajo endeudamiento y la resiliencia de los ingresos fiscales han derivado en que cada vez menos inversionistas esperen que el país pierda el grado de inversión de su deuda soberana. Entre junio de 2020 y abril de 2021, esta percepción se redujo de 78% a 52%, según datos de Credit Suisse y Buendía & Márquez. En Integralia consideramos que, de no presentarse eventos inesperados, es improbable que el grado de inversión se pierda en lo que resta de la administración.

Tipo de cambio

Ayudados por la percepción de finanzas públicas sanas con un endeudamiento controlado, así como un Banco de México que mantiene su autonomía, las condiciones en el ámbito interno están puestas para que el tipo de cambio se mantenga más o menos estable en lo que resta de la administración del presidente López Obrador.

No obstante, existen diversos riesgos internacionales -principalmente en Estados Unidos- que podrían modificar esta perspectiva. Algunos de estos riesgos son: un incremento significativo de la tasa de interés de referencia por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos; desacuerdos legislativos en ese país en torno a la contratación de más deuda pública, e inestabilidad financiera internacional derivada de fallos de mercado en países como China o Estados Unidos, entre otros.

Publicidad

Inflación

Durante 2021, México ha experimentado altos niveles de inflación debido a factores como disrupciones en las cadenas globales de suministros y mayor demanda mundial de diversos bienes. No obstante, a partir de 2022, se espera que la inflación regrese gradualmente al objetivo de 3% del Banco de México, aun a pesar de los continuos aumentos al salario mínimo.

Conclusión

Si no se presentan eventos inesperados, durante lo que resta de la administración del presidente López Obrador, el país regresará a un sendero de (muy bajo) crecimiento económico, pero con perspectivas negativas por el daño que se habrá ocasionado a las finanzas públicas y a diversos sectores de la economía -principalmente el sector energético-, así como por las pocas oportunidades de desarrollo que enfrentarán millones de jóvenes.

____________________

Notas del editor:

El autor es subdirector del Área Financiera de Integralia Consultores (@Integralia_Mx).

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
Publicidad