Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ZonaLibre | Chihuahua: Otra elección épica

Chihuahua se convertirá en una de las elecciones más competidas. Si una gubernatura podría interesar al presidente es la de Chihuahua, que significaría un triunfo significativo contra el panismo.
mié 19 mayo 2021 11:59 PM
El gobernador chihuahuense, Javier Corral Jurado, ha revelado la trama de corrupción montada por su antecesor, César Duarte Jáquez. La candidata del PAN a ese mismo cargo, Maru Campos, es una de las personas a las que acusa.
El enfrentamiento entre el gobernador Coral y la candidata del PAN tiene reservados nuevos episodios.

En Chihuahua, la gente es brava. Se han enfrentado a decenas de problemas climáticos, de seguridad, salud y de gobernantes infinitamente corruptos como César Duarte. En la capital del Estado más grande de la República, se han librado batallas políticas épicas. Ahí, la oposición del PRI ganó la primera alcaldía con el PAN, a través de la candidatura de Luis H. Álvarez, en 1983.

En la tierra grande, Francisco Barrio se erigió como un líder nacional luego de ganar una gubernatura para el PAN en 1992. En esas tierras revolucionarias, donde alguna vez el mismo Benito Juárez instauró la República en 1865. Allá, en un pequeño poblado llamado Batopilas, nació el fundador del panismo: Manuel Gómez Morin.

Publicidad

Se creería que con tanta historia azul, Chihuahua sería una tierra donde el panismo tendría su epicentro nacional, pero no ha sido así.

Chihuahua siempre ha sido un experimento nacional en el aspecto demócrata, específicamente la capital.

En los últimos 38 años los chihuahuenses han cruzado el voto de manera impresionante. Incluso, cuando Pancho Barrio terminó su periodo, dejó el gobierno en manos de Patricio Martínez del PRI, partido que estuvo en el poder, hasta que Javier Corral arrebataría el poder para regresárselo al panismo en el 2016.

En aquel noble estado, la alternancia ha sido una constante, es notorio que el voto tiene una carga de reflexión por aquellos norteños electores.

Este 2021 no será la excepción.

Maru contra todo

La elección para la gubernatura está en un cerradísimo empate entre la panista María Eugenia Campos y el morenista Juan Carlos Loera. Y, a pesar del incierto resultado, todo parece indicar que muchos de los votantes siguen indecisos.

Aunque en distintas encuestas, la panista Maru Campos aparece en primer lugar, varios fantasmas la asechan.

Por ejemplo, en Chihuahua capital, Maru Campos arrasa en las encuestas, sin embargo, el candidato panista a la alcaldía Marco Bonilla parece estar en serios problemas, pues la campaña del exalcalde Marco Quezada lo tiene en las cuerdas, sobre todo luego de que Quezada evidentemente ganara el primer debate organizado por el Instituto Estatal Electoral.

En Ciudad Juárez, el partido del presidente está con un amplio margen de triunfo. Incluso el candidato morenista a la alcaldía Cruz Pérez Cuéllar tiene mejores números que el candidato a gobernador de su propio partido.

En otros municipios importantes, como es el caso de Ciudad Cuauhtémoc, Guadalupe Pérez podría lograr qu el partido guinda conquiste la tierra de la manzana, donde existía un voto fuertemente panista.

Publicidad

Y es que el panismo chihuahuense vive una extraña división. Mientras que la mayoría de los simpatizantes apoyan la candidatura de Campos, el gobernador Javier Corral quiere verla en prisión sí o sí, esto debido a los juicios que enfrenta la exalcaldesa por corrupción al supuestamente recibir millones de pesos del exgobernador César Duarte. Es tan fuerte la intención de Corral, que desde la fiscalía del Estado han dicho que habrá “una sorpresa” contra Campos, antes del 6 de junio.

Cabe señalar que la candidata panista fue sujeta a vinculación a juicio y en otro de los que enfrenta decidió contratar a un par de abogados del mismo César Duarte. Además de que prácticamente todo el grupo político del corrupto exgobernador trabaja activamente en la campaña de la panista.

La elección de Chihuahua tiene un cúmulo de aristas interesantes, donde una candidata –que libró la prisión por dejar una propiedad como garantía, sin el respaldo del gobernador ni el aparato de gobierno– tiene una campaña firme y con percepción ganadora.

Aunque aún no ha sido nombrada por el presidente López Obrador en alguna “mañanera”. Y eso no debe causarle tranquilidad. Porque si una gubernatura le podría interesar al presidente es justamente la de Chihuahua, que significaría un triunfo significativo contra el panismo a nivel nacional.

Publicidad

Chihuahua se convertirá en una de las elecciones más competidas y reñidas. No solo por los factores dignos de estudio, sino por la calidad del votante, que más allá de siglas o colores, suele resolver su voto por la calidad de quienes buscan gobernarle, pues aunque fueron engañados fuertemente por el duartismo, han aprendido a ser resilientes, en una tierra donde si no se supera las adversidades, no se puede comer.

Ojo con Chihuahua que se viene una nueva batalla épica este próximo 6 de Junio.

___________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
Publicidad