Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ZonaLibre | Mariana Rodríguez, la estratega

Desde que la influencer Mariana Rodríguez entró a hacer campaña “de tierra” con su esposo Samuel García, los números del candidato de MC a la gubernatura de Nuevo León van a la alza.
mié 31 marzo 2021 06:00 AM
mariana rodriguez y smuel garcia.jpeg
Mariana Rodríguez le ha inyectado nuevo aire a la campaña de su esposo.

“¿Qué onda, chabacanos?”, se dirige a sus más de 1.4 millones de seguidores en Instagram. Con una enorme sonrisa, la influencer Mariana Rodríguez Cantú muestra su vida, llena de comodidad y lujos. Da consejos de cómo vestir, maquillarse, sonreír a las cámaras, donde recibir un masaje, entre otras recomendaciones.

En un mundo donde los blogueros, tiktokeros e influencers, día a día se convierten en personajes sumamente famosos, la regia ha sobresalido por un sinfín de memes. Aunque ha recibido fuertes críticas, pareciera que le gusta vivir dentro de la polémica y en el ojo del huracán.

Publicidad

Rodríguez es conocida por su manera abierta de expresar las cosas y la forma de vender marcas y productos en sus redes sociales. Pero la licenciada en psicología por el ITESM, quizá nunca imaginó lo que sucedería cuando empezó su relación con un político llamado Samuel García, que en tierras nuevoleonesas ya tenía un altísimo reconocimiento que lo llevó a ocupar un lugar en el Senado de la República, a una corta edad.

De pronto, esa dupla se convirtió en la pareja más conocida del Estado y las controversias comenzaron a surgir. Una boda en plena pandemia. La triste pérdida de su bebé. La famosa discusión sobre “estás enseñando mucho la pierna” cuando a Samuel se le acusó de misógino.

Pero también aquel video que se viralizó, cuando Samuel le explica algunos detalles de su agenda, mientras ella lo ignora y prefiere hablar de sus tenis “fosfo, fosfo”.

Al rescate

Mucho se ha opinado sobre los errores de Samuel García que le ocasionaron un desplome en las encuestas rumbo al gobierno de Nuevo León. Entre divisiones internas en su partido, negociaciones políticas fallidas, declaraciones fallidas, videos viralizados, memes y parodias, García estuvo navegando en las fuertes olas de la polémica y la crítica; el barco parecía irse hundiendo cada vez más.

Había que hacer algo para levantar en las gráficas de los sondeos. El ataque frontal a los candidatos no funcionó, la estrategia de la frase “Sacar la vieja política” simplemente no pegó, el nombre y el rostro del candidato naturalmente, se encontraban desgastados luego de tanta exposición y la decadencia en los números era constante.

La solución no estaba en García, ni en Movimiento Ciudadano. Quizá algunos habían menospreciado la capacidad del personaje que representa Mariana Rodríguez, pero desde que entró a hacer campaña “de tierra” con su esposo, la historia ha sido muy distinta.

Publicidad

El pasado 9 de marzo, Rodríguez subió una foto a Instagram, de un enorme adorno de globos que decía “Samuel gobernatore”, donde aparecía con el político “emecista”. En ese tiempo, la encuesta más reciente de Massive Caller, situaba a Samuel García con el 9.7% de la intención de voto, detrás de la candidata de Morena Clara Luz Flores, del priista Adrián de la Garza y el panista Fernando Larrazábal.

Las cosas cambiarían drásticamente.

Mariana Rodríguez es protagonista del video “Ponte puro Nuevo León”, junto al niño Yuawi López –cantante de la canción “movimiento naranja”– y claro, de su esposo. La canción ya había sonado en redes durante la navidad del 2020 y había causado cierto revuelo. Pero esta segunda aparición de Rodríguez, era obvio, sería parte de la estrategia de campaña.

El trabajo que ha hecho Rodríguez Cantú en sus redes, a favor de la candidatura de su esposo es impresionante. Cada día promueve la agenda de los semáforos que visitará para pegar una calcomanía, son cientos de personas que acuden a su convocatoria y buscan la fotografía con ella mientras el candidato a la gubernatura pasa desapercibido.

No es un asunto solo de fama, sino de saber cómo utilizarla. Rodríguez abraza a las personas, levanta al niño en brazos, juega con el perro, saluda a lo lejos e incluso, sin ninguna vergüenza, le invita al candidato panista Fernando Larrazábal a poner una calcomanía en su camioneta.

Publicidad

Una agradable sorpresa

El revuelo que ha causado Mariana Rodríguez es más importante para Movimiento Ciudadano que incluso el candidato a la alcaldía de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Jr. lo ha aprovechado.

Rodríguez juega su rol perfectamente –ha estudiado sobre ello–, sabe que su esposo la necesita.

La estrategia ha funcionado. Al día de hoy, según la anteriormente mencionada encuestadora Massive Caller, tiene a Samuel García como líder del sondeo con un 25.1%, es un incremento por más de 15 puntos, desde aquella foto con globos.

Anteriormente hemos señalado en esta columna que Nuevo León es un epicentro para conocer las tendencias de las elecciones en 2024. La vorágine de datos, estrategias y cambios abruptos de puestos en las encuestas señalan una elección bastante interesante, donde tanto el PRI, Morena y Movimiento Ciudadano pueden llevarse la gubernatura.

Y como en política todo se vale, no dudemos que veamos más perfiles, en otros estados de la República, como el de Samuel García y Mariana Rodríguez, una “pareja candidata”. Esto no debería de sorprendernos tampoco, pues ha sucedido en países como Estados Unidos por décadas.

El ejemplo de Rodríguez muestra que en política no se debe minimizar, subestimar, desdeñar ni despreciar a alguien que pareciera superficial, pues puede convertirse “de pronto” en un gran activo electoral. Gracias a ella, su esposo y el partido político que lo postuló, vuelven a estar en la pelea. Esa y más sorpresas nos dará Nuevo León.

___________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
Publicidad