Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ZonaLibre | Las vacaciones de López–Gatell

El hecho de que López-Gatell haya bajado la guardia y se haya dejado ver en la playa podría obedecer a un hartazgo a su actual trabajo.
mié 06 enero 2021 11:59 PM
Gatell-Huatulco
El subsecretario aprovechó la suspensión de conferencias sobre la pandemia de COVID-19 para viajar a Huatulco.

Una michelada, con un delicioso platillo de mariscos. Una combinación mexicana deliciosa para disfrutarse en alguna cálida playa de las que abundan por los diferentes mares que abrazan a nuestro país. Es casi la postal que nos vende en sus comerciales alguna cerveza mexicana.

Una comida popular y con una vista perfecta hacia las olas, con la compañía de una pareja, es un anhelo para millones de personas que durante los pasados nueve meses hemos sufrido un encierro que se ha convertido en un embrollo de problemas entre económicos, laborales, mentales y familiares.

Publicidad

Para el doctor Hugo López-Gatell, tomar vacaciones y salir a una paya a celebrar el año nuevo es una situación normal y hasta merecida. El hecho de que aparecieran las fotos del subsecretario de salud, disfrutando de una tarde en un restaurante junto a decenas de personas que no les interesa la condición de pandemia que se vive en el país, ha enfurecido no solo a sus detractores, sino a quienes confiaban en la comisión del famoso “quédate en casa” que tanto ha repetido, pero que no ha respetado.

La respuesta de López-Gatell es desafiante y raya incluso en la amenaza a los medios de comunicación que según sus palabras: “Deberían de buscar ayudar a México”, en lugar, según él, de criticar su incongruente y equivocación evidente.

"Ha trabajado bastante", dice AMLO de López-Gatell | #EnSegundos

Publicidad

Una manifestación de cansancio político

El hecho de que López-Gatell haya bajado la guardia y se haya permitido ver (pues incluso utilizaba una playera amarilla que evidenciaba todavía más su presencia) podría obedecer a un hartazgo a su actual trabajo; una serie de errores que cometen en política quienes no están totalmente capacitados para llevar acabo sus encomiendas como figuras públicas y cometen excesos que luego no saben cómo resolver, sino tan solo culpando a los medios de comunicación.

Gatell ha tenido desencuentros muy profundos en los últimos días, no solo con los gobernadores de oposición que tanto lo critican y han optado por desestimar sus palabras. Sino que también personajes de la misma 4T han enviado mensajes de discordia contra el aún subsecretario.

Incluso, en diciembre pasado, durante una reunión sumamente importante, López-Gatell fue convocado por el presidente de la República, el secretario de Salud y el canciller Marcelo Ebrard, entre otros importantes elementos del gobierno federal, quienes tuvieron que dejar de discutir con el vocero de la pandemia, porque ¡estaba en contra de las vacunas! Esta discusión que trascendió de una fuente adentro de Palacio Nacional dejó en claro que el rompimiento de López-Gatell con el presidente y su equipo ya era más que evidente.

Las vacaciones de López-Gatell son un mensaje que tiene tintes de rebeldía, con colores de prepotencia y una absurda soberbia que lo arroja a una situación que nunca imaginó vivir: el repudio general por su desatinada acción.

Publicidad

Tiempo de hacer maletas

El enojo del sector salud, que ha vivido su peor pesadilla en los últimos meses, pega y muy fuerte en el electorado. ¿Quién de nosotros no ha conocido a un enfermero, médico u otro trabajador en el sector, con ánimo desgastado, sin poder dormir? ¿Cuántos no conocemos la historia cercana de alguno de ellos que murió por el COVID-19?

Ante la presión del sector, el deterioro de su imagen y las peleas constantes con el círculo más cercano al presidente, no cabe duda que el doctor López-Gatell deberá renunciar antes de ser despedido. No solo por lo que representa el error de sus cómodas vacaciones, sino porque apenas comienza el año y el partido Morena no necesita de este tipo de escándalos o ligerezas que lo debiliten, justo cuando sus números están cayendo en algunos estados por las divisiones que han causado las confusas, desatinadas y inexactas encuestas para elegir candidatos a los gobiernos estatales. Nos acercamos aceleradamente a las elecciones más grandes de la historia.

Le ha llegado la hora a López-Gatell, no solo por un sacrificio político, sino por los errores de actitud que lo han orillado a perder su empleo. De no ser así, cada vez que veamos o escuchemos al subsecretario, nos hará pensar que el gobierno federal no solo es antiético e irresponsable con el tema del COVID-19, sino que su prepotencia le grita a la cara a los mexicanos: ¡Nos vale!

¿Pagarán el precio por López-Gatell? Yo no lo creo, pues resulta casi imposible defenderlo en estos momentos.

___________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad