Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La fuente del dinero de López Obrador

López Obrador ha aumentado 7% el gasto en programas sociales, el lugar del que sacó el dinero habla más de la 4T que cualquier otro dato.
lun 21 diciembre 2020 11:59 PM
Empleo
Los apoyos del gobierno son menos, pero cada uno ejerce más recursos.

El gasto social va al alza. De 2018 a 2021, los programas presupuestarios dirigidos a subsidios (con o sin reglas de operación), prestación o provisión de servicios públicos han aumentado en 7%; es decir, han pasado de tener un presupuesto de 691 mil millones de pesos a 742 mil millones de pesos, un aumento de 51 mil millones de pesos (valores constantes de enero 2020). Esto es un fuerte contraste con respecto al último sexenio cuando el presupuesto se redujo.

Aumentar en 7% los programas sociales no es una tarea fácil, sobre todo porque se ha hecho con un estado que, en general, tiene cada vez menos recursos disponibles.

Publicidad

De hecho, la última vez que se logró un aumento importante en los programas presupuestarios de gasto social fue en 2014. En ese año, se gastó 3.6 puntos del PIB en gasto social, lo que representaba el 21% del gasto total del gobierno (no considero erogaciones en inversiones financieras, pago de pensiones, participaciones, ni costo financiero). Para 2021, el gasto será de 3.3 puntos del PIB, lo que representa el 24% del gasto. Es decir, en términos proporcionales, se gastará más que nunca en la última década.

El hecho de que el aumento en programas sociales suceda al tiempo en que México enfrenta una de sus crisis económicas más importantes desde los años treinta, lo hace todavía más raro. Las predicciones eran que el gasto público colapsaría. Por ejemplo, por cada punto de decrecimiento económico se estimaba que el gobierno perdería 34 mil millones de pesos por caídas en la recaudación de impuestos. En 2020, se estima que la economía decreció en 9 puntos, es decir 306 mil millones de pesos.

¿Cómo es posible que los programas sociales no hayan disminuido, sino que, por el contrario, aumenten de 2018 a 2021? Las razones se encuentran en tres aspectos.

Primero, se ha reducido el número de programas, concentrando en muy pocos la mayor cantidad del gasto. En 2018, había 246 programas sociales, ahora solo hay 213. Los que quedan tienen un mayor presupuesto. En 2018, por ejemplo, cada programa social ejerció en promedio 5 mil millones de pesos, ahora ejercen en promedio 8 mil millones.

Publicidad

Entre los programas que se han recortado se encuentran los proyectos de desarrollo regional, las escuelas de tiempo completo, y los programas de apoyos a la comercialización.

Segundo, muchos programas de gobierno que existían pero que no eran realmente “sociales”, fueron recortados. Así, mientras que en 2019 solo el 64% de los programas tenían por meta ayudar a los más vulnerables o proveer servicios públicos, para 2021 el 75% lo son.

Entre los programas no-sociales que fueron recortados para dar más recursos a programas sociales se encuentran el otorgamiento de créditos a estados y municipios, los subsidios en materia de seguridad pública, y los servicios de protección de personas.

Finalmente, algunos programas sociales siguen existiendo, pero han perdido mucho presupuesto debido a no ser parte de la agenda prioritaria de López Obrador. Tal es el caso de las becas Elisa Acuña que perdieron 3 mil millones de pesos, el programa de educación para adultos que perdió 1.5 mil millones, y los programas de agua potable, drenaje y tratamientos que perdieron 1.3 mil millones.

Publicidad

En general, lo que estamos observando es que el gasto social ha aumentado porque se ha concentrado en muy pocos programas, muchos de los cuales tienen un fuerte componente social y que se caracterizan por ser parte de la agenda de programas prioritarios de López Obrador.

El aumento en programas sociales es sin duda una buena noticia, sin embargo, una mejor noticia será que funcionen. Al momento, y debido a la falta de organización y focalización de muchos de los programas sociales, no queda claro que vayan a ser más efectivos que los que había antes. Para mejorar el gasto social no basta con aumentar el dinero, también se tiene que gastar bien.

_____________

Nota del editor:

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

Recomendaciones

Publicidad
Publicidad