Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El discurso de odio contra la modernidad en México

Tendremos una crisis muy larga y con una gran polarización social si el gobierno del presidente López Obrador no hace lo necesario para reactivar a la economía dando certidumbre a la inversión.
jue 15 octubre 2020 06:20 AM
discurso-odio.jpg
La polarización alimentada desde el gobierno está afectando la certidumbre económica.

México está atravesando por un importante reto para salir de las crisis de salud, inseguridad y económicas. Sin embargo, el discurso del odio está permeando a la sociedad alentado por grupos políticos que tienen miedo a la modernidad y a la libertad.

Es cada vez más frecuente ver casetas tomadas, el robo a trenes y se atacan vehículos de empresas privadas que distribuyen diferentes productos; todos son ejemplos de que la polarización está aumentado y simplemente no se aplica la Ley.

Publicidad

¿Por qué se permite el ataque y robos a las empresas? Si México no tiene un Estado de derecho, la iniciativa privada va a limitar su expansión en algunas regiones del país, como ya se ha visto con la salida de algunas en regiones de Guerrero. Hay que tener cuidado con el debate que se está gestando y el peligro que representa el discurso del odio porque busca desmantelar las instituciones, para luego reescribir constituciones y acomodarlas a los antojos de los líderes corruptos como los que hemos tenido en Latinoamérica.

Culpar a la iniciativa privada encaja perfectamente en la narrativa de lucha de clases, pero los datos revelan otra cosa: cuanta más libertad económica disfruta un país, más probable es que sea capaz de reducir la pobreza.

Los países clasificados en el cuarto superior de libertad económica tenían un PIB per cápita medio de $37,691 dólares, frente a los $9,673 dólares de México.

Pero el populismo no ha llegado hasta el poder por pura casualidad, y también es parte nuestra no sólo denunciar las atrocidades que el populismo comete contra nuestras instituciones sino también reconocer el mal trabajo de los sistemas gubernamentales que precedieron y que llevaron a la absoluta crisis a las poblaciones que en su desesperación recurrieron a estos líderes, a veces por vías democráticas, y que por lo mismo justifican su permanencia en el poder.

Publicidad

Populista fue el general Juan Domingo Perón, quien había atestiguado directamente el ascenso del fascismo italiano y admiraba a Mussolini al grado de querer "erigirle un monumento en cada esquina". Populista posmoderno es Maduro o Evo Morales, quienes veneran a Castro hasta buscar convertir a Venezuela y Bolivia en una colonia experimental del "nuevo socialismo". Los extremos se tocan, son cara y cruz de un mismo fenómeno político.

Es importante no olvidar lo que hemos aprendido sobre la importancia de la propiedad privada y del Estado de derecho como bases para la libertad económica. Justo después de que cayera el Muro de Berlín y que la Unión Soviética colapsara

Mientras los carismáticos caudillos populistas viven una vida de lujo y se enriquecen personalmente vilipendiando al capitalismo, el resto del pueblo vive una vida socialista de pobreza y miseria.

Hemos hablado de la libertad política y económica como que si fueran cosas completamente distintas, y no lo son. Creo que la gran tarea que enfrenta el proyecto de libertad económica será la de tratar de unir a las dos.

Publicidad

Se tiene que encontrar un equilibro para tener un país más libre, pero con justicia social y solo se podrá lograr con Estado de derecho, el cual se extiende a la protección de la propiedad privada.

Ojalá los políticos no destruyan los avances que se han logrado en México, no es necesario destruir para cambiar las cosas que están mal. Tendremos una crisis muy larga y con una gran polarización social si el gobierno del presidente López Obrador no hace lo necesario para reactivar a la economía dando certidumbre a la inversión.

__________

Nota del editor: Jorge Sánchez Tello es director del Programa de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros (FUNDEF).

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad