Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los pobres primero, pero al panteón

La 4T debía dar una lección global de cómo manejar la pandemia poniendo primero a los pobres. No fue así. Se debe cambiar.
mié 15 julio 2020 11:59 PM
pobreza
pobreza

Celebro que López Obrador no haya cedido ante los primeros intentos de grupos empresariales por rescatarse a ellos mismos a costa de las finanzas públicas. Me da gusto que el presidente tenga claridad respecto a lo mal que se han manejado crisis anteriores.

Donde todo se echó a perder fue cuando sucedieron dos cosas. Cuando el presidente y su equipo creyeron que no era necesario un plan económico de rescate amplio para los informales y desempleados del coronavirus. Y cuando rechazaron el segundo plan solicitado por los empresarios, uno que ya privilegiaba el empleo y el ingreso solidario.

Publicidad

Estos dos errores dieron pie a la ley de la jungla: que cada mexicano enfrente la pandemia con sus propios recursos. Y, con ello, no solo se permitió un enorme sufrimiento para los mexicanos, sino un extermino de los pobres.

Hay tres evidencias preliminares que dan cuenta de cómo las personas más pobres están siendo más afectadas por el coronavirus.

Primero, de acuerdo con un estudio del Centro Regional de Investigación de la UNAM , las personas que más están muriendo son personas que cuentan con educación básica. El 71 por ciento de los fallecidos tienen estudios de secundaria o menos.

Esto es muy preocupante. Si todas las personas, independientemente de sus carencias económicas, tuvieran la misma probabilidad de morir de Coronavirus, el 63 por ciento de los fallecidos tendrían estudios de secundaria o menos porque, de acuerdo con la ENIGH, ese es el porcentaje de la población con ese nivel de estudios en todo México. La diferencia de 8 puntos porcentuales es evidencia de que la pandemia está afectando más a los que menos oportunidades han tenido.

Publicidad

Segundo, existe evidencia de que las personas viviendo en lugares muy pequeños tienden a presentar mayor probabilidad de muerte por Coronavirus. Un estudio de 131 mil casos hasta mayo de este año mostró que uno de los factores más importantes asociados con morir de coronavirus es vivir en hacinamiento. Compartir un dormitorio con tres personas o más se correlaciona con un incremento de 3.4 puntos porcentuales en la probabilidad de morir.

El efecto del hacinamiento es aún más fuerte que el de comorbilidades conocidas como la diabetes, la obesidad y la hipertensión. Los datos muestran que mientras que en el 10 por ciento de los municipios más hacinados de México, 13 de cada 100 personas que adquieren el virus mueren, en el 10 por ciento menos hacinado, solo mueren 8. El hacinamiento es una condición de vivienda que está asociada con la pobreza.

El efecto del hacinamiento ya ha sido corroborado en otros países. En Nueva York, un estudio realizado por profesores de la Universidad de Columbia , mostró que la tasa de incidencia de Coronavirus es mayor entre mujeres embarazadas que viven en condiciones de hacinamiento que entre las que viven con espacio.

Tercero, de acuerdo al visor geo-espacial de la pobreza y la COVID-19 hecho por CONEVAL , aunque ha habido pocos contagios en municipios con alta incidencia de pobreza, la tasa de letalidad es más alta que en los de menor pobreza. Previamente se había reportado que podría ser hasta del doble. Esto puede deberse, entre otros factores a la falta de infraestructura y servicios de salud, así como por la baja disponibilidad en el acceso carretero.

Publicidad

Además de los efectos directos, el coronavirus también crea afectaciones secundarias en los más pobres. El Coneval estima que hasta 11 millones de mexicanos podrían caer en pobreza extrema por el coronavirus, la mayoría personas que ya eran pobres, pero que ahora pasarán a ser pobres extremos.

Además, sabemos que los trabajadores de bajo nivel salarial han sido los más afectados. Esto se observa en los datos de ETOE que, en promedio, las personas que continúan empleadas son aquellas que de entrada ya percibían salarios más altos. Otro grupo de trabajadores muy afectados son los funcionarios públicos. Del total de muertes, el 12 por ciento son funcionarios públicos. A nivel nacional, sabemos que menos del 5 por ciento de la población ocupada es funcionario.

Hasta ahora, la 4T no ha logrado poner a los pobres primero ante la pandemia. Se requiere un golpe de timón para hacerlo. Espero que el Congreso logre aprobar una renta básica universal. Ello sería un paro en la dirección correcta.

"Hugo, aguanta, el pueblo se levanta" | #EnSegundos

_________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

Tags

Presidencia Cámara de Diputados Secretaría de Hacienda y Crédito Público Impuestos Predial Contribuyentes
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad