Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ElPersonaje | Alfonso Ramírez Cuéllar: el verdugo

Habrá que ver qué piensan prósperos empresarios como Slim, Baillères, Claudio X. González o Germán Larrea, por mencionar algunos, de que se anden metiendo en sus casas a medirles la riqueza.
vie 22 mayo 2020 11:59 PM
personaje.jpg
Alfonso Ramírez Cuéllar, dirigente nacional de Morena.

A quien en esta semana no solo lo tundieron en la opinión pública sino también los mismos morenos y el mismísimo presidente López Obrador le dio un jalón de orejas fue a Alfonso Ramírez Cuéllar con su propuesta darle al INEGI la facultad constitucional de medir la concentración de la riqueza para que los ricos paguen más impuestos .

Así pues, lo hizo porque: ¿Le pidieron hacer la travesura como parte de la propaganda del odio y la división? O, ¿fue de motu propio?

Publicidad

Con decirles que, así como sacó la idea, de inmediato consulté a mis fuentes y TODAS, palabras más palabras menos, me dijeron y luego, luego lo tuiteé: “Esta Loco. Eso No Pasará”.

Además, y no es por echarle más limón a la herida, pero podríamos agregarle que está un poco desinformado, puesto que el Inegi cada dos años realiza la encuesta Ingresos y Gastos de los Mexicanos con el objetivo de proporcionar un panorama estadístico del comportamiento de los ingresos y gastos de los hogares en cuanto a su monto, procedencia y distribución; adicionalmente, ofrece información sobre las características ocupacionales y sociodemográficas de los integrantes del hogar, así como las características de la infraestructura de la vivienda y el equipamiento del hogar.

Ahora bien, si buscan entrar a más casas de los ricos, deberían ampliar la muestra puesto que, si son el pico de la pirámide, es mucho más difícil que les toque salir, digamos… rifados en la encuesta.

El descontón fue tan fuerte que incluso ya andan pidiendo su cabeza, habrá que ver qué piensan prósperos empresarios como Slim, Baillères, Claudio X González o Germán Larrea, por mencionar algunos, de que se anden metiendo en sus casas.

Publicidad

A caballazos

Ramírez Cuéllar es un personaje que encarna uno de los traumas del presidente López Obrador, el FOBAPROA, tema del primer libro del presidente.

(Ojo, para mi, el gran error del FOBAPROA fue haberles prestado el dinero sin pedirles a los empresarios de aquellos tiempos, a cambio acciones de sus empresas para qué, si no les pagaban, el gobierno tuviera con qué cobrarse o incluso quedarse con la empresa.)

De hecho, nuestro personaje, déjeme refrescarles la memoria, se hizo notable en la política nacional por su movimiento político, El Barzón, el cual denunciaba los rescates bancarios y armó un movimiento de deudores nacionales.

Ramírez, exmilitante del Partido Patriótico Revolucionario (PPR) y de la Liga Comunista 23 de septiembre (sí, aquella guerra de guerrilla) encontró refugio con López Obrador en el PRD cuando el tabasqueño fue dirigente de éste.

Y cómo olvidar cuando el dirigente barzonista entró a golpe de empujones y caballazos, sí, y no estoy exagerando entró montado a caballo, a la explanada de San Lázaro allá en 2002 cuando pedían más recursos para el campo; si lo googlean verán las fotos.

Publicidad

Verdugo

Su paso como diputado en la Comisión de Presupuesto dejó mucho que desear y es que fue el responsable de pasarle la guillotina al presupuesto y hacer una realidad la austeridad republicana. Estancias Infantiles, Refugios para Mujeres violentadas, los programas para tratar cáncer de mama y cervicouterino y les quitó las ayudas a fundaciones como Fucam.

Pero además, déjenme decirles que el peor presupuesto en la historia del país para el campo fue su responsabilidad. Acabó también con el fondo de apoyo al migrante y el programa 3x1. Él también redujo significativamente el presupuesto de la comisión ejecutiva de atención a víctimas y... el de Salud, ‘ay nomás’.

Así pues, y tras haber demostrado ser un fiel y leal operador del presidente, fue que lo impusieron en la dirigencia ante la rebatinga entre Yeidckol y el grupo de Bertha Luján (ojo, recuerden que ella es MUY querida por el presidente. De hecho, ya le hice su perfil, aquí en Expansión Política, solo dé clic y llisto ).

Pero como en la vida la felicidad completa NO existe, y tras el soplamocos que le puso el presidente en la mañanera, se sumó a la lista junto con Muñoz Ledo de los marginados y los que están siendo marcados como “ajenos al proyecto” lopezobradorista. Aunque debemos de reconocer que hay de marginados a marginados, OBVIO, Ramírez Cuéllar no le llega ni a los talones a Muñoz Ledo.

¿A dónde va?

No vayan a contárselo a nadie, peeeeero, dicen mis fuentes que tiene los días contados en la dirigencia y que el grupo monrealista –el cual sí escucha y resuelve y no miente– avanza con paso firme.

__________________

Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad