Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ElPersonaje | Mario, ¿Delgado, bailarín o líder?

No trae muy controlado al rebaño morenista, pero es un hecho que el coordinador de Morena en San Lázaro es un aspirante serio a la dirigencia de ese partido, asegura Lourdes Mendoza.
jue 07 noviembre 2019 06:00 AM
(Obligatorio)
¿Presidente? Lourdes Mendoza asegura que Mario Delgado es un candidato de peso para la dirigencia de Morena.

Aunque su intención, dicen, siempre ha sido la de ser discreto y hasta de bajo perfil, Mario Martín Delgado Carrillo, en su meteórica carrera política se ha visto envuelto en el escándalo.

Hoy quiere y busca ser candidateable a la dirigencia nacional de Morena. Sus adversarios –quienes no se precian de jugar limpio, por cierto–, son Yeidckol Polevnsky, Alejandro Rojas DíazDurán, y Bertha Luján.

Y aunque el Trife puso en pausa la elección para presidente del partido de AMLO, déjenme platicarles que el hoy coordinador de la mayor bancada de diputados es, junto con Bertha Luján, uno de los aspirantes con mayores probabilidades. Ella, representando directo los cariños de AMLO y el ala más radical. Él, representando el ala moderada del partido.

Publicidad

Las polémicas en que se ha sido envuelto son –como dirían las abuelitas– de dulce, chile o manteca: desde una fallida campaña subliminal sobre las bondades de ser Delgado, su incapacidad para hacerse de la candidatura a jefe de Gobierno, la cual le ganó Miguel Ángel Mancera, pasando por su presencia en el mundial mientras en México enfrentaba el escándalo de la línea 12, hasta cuando fue captado en animado baile.

Admirador de Steve Jobs, cofundador de Apple, a quien considera “un hombre fascinante", Mario Delgado fue reconocido como uno de los Young Global Leaders 2011, en el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza. Hoy, antes de cumplir las cinco décadas busca afanosamente dirigir el partido que fundó AMLO en julio de 2014 y acusa que sus adversarios lo quieren sacar a la mala de la contienda.

Te puede interesar: Morena se mete autogol y la UIF se queda sin dientes; se arma bronca en Tribuna

Baste recordar que apenas hace un par de semanas, y luego de que le impidieron el ingreso a una de las asambleas partidistas en la alcaldía de Iztacalco, el diputado federal consideró que existen personas que buscan manipular el proceso interno y consideró que no debe haber miedo a la competencia ni a la democracia para demostrar que Morena es un partido diferente.

Mario Martín Delgado es padre de Mario y de Victoria, y está casado con Sofía López. Nació en la capital de Colima, pero se ha desarrollado políticamente en la CDMX, desde que, a los 30 años, en 2002, se desempeñó como director de estadística en la policía capitalina.

Ahí, precisamente, inició su acompañamiento con el actual canciller Marcelo Ebrard.

Publicidad

Es egresado del ITAM, de la licenciatura de Economía, y cuenta con el grado de Maestro en la misma materia por la Universidad de Essex, en Inglaterra.

En 2005, se integró al equipo de su amigo Marcelo Ebrard en la Secretaría de Desarrollo Social, donde se desempeñó como asesor y director de Presupuesto y Contabilidad.

En 2006, apoyó las campañas de AMLO por la Presidencia, y de Marcelo Ebrard por la jefatura de Gobierno del Distrito Federal, siendo coordinador de estudios y acciones estratégicas de esta última.

Tras el triunfo de Marcelo Ebrard en el GDF, este economista se convirtió en secretario técnico de su equipo de transición.

Conoce más: El Tribunal Electoral anula la elección interna de Morena

Durante la administración ebrardista en el gobierno de la CDMX, Mario ocupó dos importantes secretarías, con la intención de impulsarlo a la sucesión. Primero, ocupó la cartera de Finanzas de 2006 a 2010 y, posteriormente, de Educación, entre 2010 y 2012.

Aunque se presentó en 2011 como precandidato para ser jefe de Gobierno del DF, abandonó la competencia en enero de 2012 pues no despuntaba, por más esfuerzos que hizo.

Publicidad

Sin embargo –dicen los enterados–, como premio de consolación y sin ninguna experiencia legislativa, para la elección de 2012 fue electo senador por el Distrito Federal en fórmula con Alejandra Barrales.

Hoy, desde la presidencia de la Junta de Coordinación Política, Mario Delgado se apresta a brincar a la dirigencia de Morena, falta ver que lo consiga...

Pues, ya vimos que al rebaño no lo trae muy bien controlado y ni qué decir del oso que se aventó cuando apoyó a Porfirio Muñoz Ledo a reelegirse como presidente del Congreso. O su “célebre frase” : “quienes piensen que saben más que el presidente AMLO, está en un error”. ¡Quiúboles!

__________________
Nota del editor: Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad