Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | La economía del crimen

El crimen en México está organizado de la misma manera que las grandes corporaciones: recursos humanos, seguridad, abogados y comunicaciones, asegura Francisco Hoyos Aguilera.
mar 29 octubre 2019 05:55 AM
opinion_francisco.png
Francisco Hoyos Aguilera fue corresponsal del diario The New York Times, en México.

Cualquier negocio, ilegal o no, requiere de elementos indispensables para prosperar: desde reglas claras (en el caso del delito éstas son básicamente la corrupción y la impunidad), hasta sistemas de logística, distribución de mercancías, seguridad, almacenamiento y transportación.

Igual que en cualquier industria –y no tengamos ninguna duda al respecto–, el crimen está organizado en México de la misma manera que las corporaciones que encabezan listas tan relevantes como, por ejemplo, la de las 500 compañías de Expansión.

Publicidad

Acabamos de presenciar todo su alcance hace unos días, durante una semana negra para el nuevo gobierno de la República, en la que desde el lunes y hasta el jueves hubo emboscadas, enfrentamientos, tiroteos y un desastroso operativo que terminó con el acuerdo de liberar a un objetivo de la justicia (había una orden de aprehensión con fines de extradición a los Estados Unidos) a cambio de que no se ejecutara a rehenes y personas inocentes en las calles de Culiacán, Sinaloa.

Sus equipos de “trabajo” están entrenados y sus herramientas son sofisticadas, a la altura de su competencia, porque manejan los mismos calibres que las fuerzas armadas y la policía; cuentan con un conjunto de unidades de “servicio” adaptadas para sus necesidades de protección, pero también de supervisión, por eso vimos vehículos artillados disfrazados, robados y hasta clonados.

Recomendamos: A una semana de las balaceras en Culiacán, las dudas permanecen en el aire

En el campo de los recursos humanos, no parece que carezcan de personal, aunque eso ya lo sabíamos desde hace años, porque sus tareas de reclutamiento son amplias y cuentan con una eficiente publicidad en la forma del imaginario colectivo (salir de la pobreza rápido y sin esfuerzo), el boca a boca, la realidad cruda de varias zonas del país que no cuentan con otras oportunidades de empleo y la extensa oferta de series, películas, telenovelas y música, que narran la historia del negocio con glamour.

De forma similar a una empresa legal, la estructura del crimen es una pirámide en donde influyen los méritos, las relaciones, los conocidos que ya trabajan en la organización y, por lo visto, también la familia a la hora de decidir los puestos directivos en ausencia del presidente ejecutivo".

Publicidad

Asimismo, cuentan con áreas de finanzas, jurídico, y de comunicación que, si es oportuno, pueden montar una conferencia de prensa, o dos, para enviar mensajes institucionales a través de los medios y de las redes sociales.

La capacidad de interlocución de sus principales ejecutivos es al más alto nivel y los acuerdos que se alcanzan entre las partes se respetan por el bien de la convivencia, sea comercial o política; puede ser que por ello el gobierno estatal y el municipal, junto con sus policías, se lanzaron pecho a tierra como cientos de ciudadanos que vivieron momentos de terror, nada nuevos en Sinaloa, pero no por eso menos graves.

Más información: AMLO reconoce que no sabía del operativo contra el hijo del 'Chapo'

Si no empezamos a comprender que el crimen en México se volvió un negocio monumental que rivaliza con las mejores compañías fundadas en este país o de las globales que se han establecido en nuestro territorio, no podremos solucionar el problema de la inseguridad, desde hace mucho tiempo, nuestra principal demanda social.

Porque, idéntico a los negocios que han triunfado, el crimen replica su modelo, incorpora las mejores prácticas y proyecta su desarrollo en el tiempo. No importa si hablamos del franelero que se adueña de una calle o de la cabeza de un cártel.

_________________

Nota del editor: las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad