Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Así fue como María Félix influyó en la creación del Metro

'La Doña' aseguraba que el Metro era de ella, pues se trataba de un regalo que su esposo le había hecho. Esta es la historia.
mié 06 julio 2022 06:00 AM
metro-maria-felix
“El maravilloso metro que tiene la Ciudad de México es mío, me lo regaló mi marido”, decía Félix.

María de los Ángeles Félix Güereña, conocida como ‘La Doña’ o ‘María Bonita’, fue reconocida y es recordada como una de las mejores actrices del cine mexicano. Pero, ¿sabías que su influencia era tal que se considera como una de las personas que impulsaron la creación del Metro de la Ciudad de México?

En una entrevista llegó a mencionar que este transporte público había sido un regalo para ella.

Publicidad

¿Por qué María Félix decía que el Metro de la CDMX era suyo?

La historia que relaciona a María Félix con el Metro comenzó en 1956, cuando contrajo nupcias con el empresario y banquero francés Alexander Berger, quien más adelante estaría al frente de las negociaciones entre México y Francia para costear el proyecto.

“El maravilloso Metro que tiene la Ciudad de México es mío, me lo regaló mi marido”, decía Félix.

Hubo un momento en que María Félix vivía más en Francia que en México. Cuando fue cuestionada sobre el porqué, ella contestó que el país europeo era cosmopolita, muestra de ello es que ahí había Metro. Un comentario que reflejaba su inquietud porque en México hubiera un tren del tipo, lo cual era del conocimiento de su esposo.

“Él me dijo: ‘tú que quieres tanto que tu país progrese y sueñas con eso, y eres tan farolona, y te gusta lo fabuloso, ahí te va un regalo’. Yo me reí cuando me lo dijo, pero Alex cuando prometía, cumplía”.

Para 1958, Bernardo Quintana Arrioja, fundador de la empresa mexicana Ingenieros Civiles y Asociados (ICA), hace posible la elaboración de un estudio para diseñar el primer proyecto para la construcción del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro; la propuesta fue presentada a Ernesto P. Uruchurtu, quien fue regente del Distrito Federal (ahora Ciudad de México) de 1952 a 1966, pero éste la rechazó.

Además, aconsejó al entonces presidente Adolfo López Mateos negarse al proyecto debido a su costo. Vale la pena señalar que en ese momento, México había roto relaciones con el Banco Mundial, lo que dificultaba contar con capital para financiar la obra.

Quintana presentó nuevamente su proyecto de transporte en el sexenio de Gustavo Díaz Ordaz, y aunque en ese momento seguía siendo un proyecto difícil de costear, se aprovechó la relación con Francia, que en ese momento tenía como presidente a Charles de Gaulle.

 

Es aquí cuando Alex Berger jugó un papel relevante, pues además de ser francés, conocedor del mundo de los negocios y esposo de María Félix –quien ansiaba que México tuviera Metro- también era amigo de Bernardo Quintana, por lo que fungió como mediador entre los gobiernos para la obtención del crédito.

Fue en la casa de Polanco de María Félix donde se llevaron a cabo las reuniones previas al inicio de la construcción del Metro.

El primer taladrazo de la obra del Metro se hizo en el suelo donde cruzan la avenida Chapultepec y la calle Bucareli, y representó el parteaguas para movilidad y vida moderna en la capital del país, pues se trataba de la obra civil más grande en su historia.

El trazo inicial comprendió 12.6 kilómetros de longitud con 16 estaciones, de Chapultepec a Zaragoza, que fueron las primeras terminales del Metro.

La ceremonia del arranque formal de los trabajos ocurrió la mañana del martes 19 de junio de 1967 y fue encabezada por el Regente del entonces Distrito Federal, Alfonso Corona del Rosal.

En 2014, el subsecretario del STC en turno, José Alfonso Suárez, recordó y reconoció la influencia de ‘María Bonita’ para que se realizará uno de los proyectos capitalinos más importantes.

“En efecto, el señor Berger participó en el proceso de construcción de las primeras tres líneas. En casa de María Félix se llevaron reuniones de trabajo entre el ingeniero Bernardo Quintana, el abuelo del actual presidente de ICA, junto con el gerente Corona del Rosal”, dijo Suárez.

 
Publicidad
Publicidad