Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Crónica | Sin discurso pero sonriente y vitoreado, AMLO inaugura el AIFA

En Zumpango, Estado de México, el presidente López Obrador fue recibido entre porras y halagos de simpatizantes y visitantes a la terminal aérea. Algunos vendedores hicieron acto de presencia.
mar 22 marzo 2022 11:59 PM
Amlo en el inicio de operaciones AIFA
Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México encabeza el inicio de operaciones del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

El terreno priista del Estado de México, este 21 de marzo se volvió morenista. A 45 kilómetros de la Ciudad de México, en la base militar de Santa Lucía, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue arropado, vitoreado, apapachado y respaldado por simpatizantes, gobernadores y empresarios durante la inauguración de una de sus obras insignia: el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

Tras 884 días de construcción, este lunes arrancó operaciones el primer aeropuerto que se concluye y despega tras reiterados intentos fallidos de dos gobiernos panistas y un priista y que estarían asentados en Atenco o Texcoco.

Publicidad

El “arquitecto” principal del Felipe Ángeles, el presidente Andrés Manuel López Obrador, no emitió ningún discurso ello a causa de la veda por la consulta de revocación de mandato. Los 30 minutos que iba a ocupar para hablar sobre las resistencias y obstáculos que enfrentó la obra ejecutada en Zumpango, Estado de México, fueron llenados con palabras de un secretario de Estado y tres gobernadores.

Priista desde principios del siglo pasado, el Estado de México se volcó en halagos hacia el morenista.

“Es un honor estar con Obrador”, “Sí se pudo, sí se pudo”, y “No estas solo” fueron algunos de las frases que le lanzaron sus simpatizantes previo a la inauguración de la obra que según presumieron se ejecutó en tiempo y forma y apegada a su presupuesto de 74,000 millones de pesos.

Pero las muestras de apoyo no sólo vinieron de los simpatizantes, sino de los propios gobernantes en los que por las palabras no se distinguió entre priistas y morenistas.

Alfredo del Mazo, emanado del Revolucionario Institucional, destacó que el presidente López Obrador ha demostrado que la práctica de los valores juaristas como la ética, la austeridad, el trabajo honesto y la constancia es el camino para obtener mejores resultados.

“Con el nuevo aeropuerto queda demostrado que hacer más con menos es posible y que austeridad también significa eficacia y calidad en el servicio público, lo que representa la transformación que vive nuestro país. Sobre todo, el Aeropuerto Internacional ‘Felipe Ángeles’ es muestra de la capacidad del presidente de México para alcanzar sus propósitos y cumplir con sus compromisos”, resaltó.

 

Mientras los 1,400 invitados escuchaban discursos sobre los beneficios económicos y sociales que traerá uno de los proyectos insignia del presidente López Obrador, en el filtro de vuelos internacionales que se acondicionó para el evento, en jardínes y estacionamientos del AIFA mujeres vendían tlayudas con frijol, nopales y queso para saciar el hambre de simpatizantes y pasajeros que no encontraron comercios de comida abiertos.

Las imágenes circularon en redes sociales porque en el primer día de “la nueva puerta de México al mundo” también fue usada para vender imágenes alusivas al presidente número 65 de la historia de México. Peluches, gorras, camisetas y llaveros eran el souvenir, y no un mamut, uno de los símbolos del nuevo complejo aeroportuario.

Aún sin discurso, se vio a un López Obrador contento y sonriente, como en casa. Por la mañana defendió su proyecto, el cual dijo se logró a pesar de las resistencias e inventos que enfrentó. Sus aliados fueron los ingenieros militares, por lo que ya está planeando enviarlos al sur del país para acelerar los trabajos de otra obra emblemática: el Tren Maya.

“(Van) Para aplicarse, como lo saben hacer los ingenieros militares, y que se pueda decir como el día de hoy: Misión cumplida”, frase que trajo a la mente un tuit del expresidente Enrique Peña Nieto cuando se capturó al líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín el 'Chapo' Guzmán.

 

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aprovechó los minutos de su discurso no sólo para resaltar la importancia de la obra, sino para invitar a los que estuvieron en contra, a conocerla e incluso a sumarse al proyecto de la transformación.

“Hago un llamado a todas y todos los aún escépticos a que vengan a conocer el Aeropuerto Internacional ‘Felipe Ángeles’ y que valoren la magnitud de este esfuerzo y que se integren al proyecto donde los intereses de la nación y el pueblo están por encima de la corrupción y de los privilegios del ayer. Estoy convencida inclusive que algunos de nuestros adversarios cuando usen el AIFA lo disfrutarán, aunque sea en silencio”, dijo la funcionaria que vistió de verde, el color que marcará la tendencia en esta primavera.

La algarabía que inundó el espacio donde se realizó la entrega de la obra no fue la misma a la que se enfrentaron los pasajeros de los primeros 20 vuelos. Algunos se perdieron, otros no encontraron agua en los sanitarios para lavarse las manos, ello a pesar de la pandemia y de ser promocionado como un complejo que está a la altura de los mejores del mundo.

El de este 21 de marzo fue otro evento masivo, en el que la sana distancia se olvidó formalmente. Los asientos volvieron a estar separados sólo por centímetros. Y sobre los cubrebocas, a pesar de ser una medida aún recomendada, varios siguieron el ejemplo del presidente y lucieron sus rostros completos a dos años del inicio de una pandemia que ha dejado más de 5 millones de contagios y 300,000 muertes.

 

La inauguración del AIFA se vivió como una fiesta. Fue el espacio de reencuentros y apariciones, incluida la del exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, quien hace poco más de un año fue detenido en Estados Unidos y posteriormente liberado, lo que causó rispidez y desconfianza entre los gobiernos de Estados Unidos y México.

Tras la entrada en operación del Felipe Ángeles, ahora la cuenta regresiva inicia para la refinería de Dos Bocas en Tabasco y el Tren Maya en el sur, previstas para inaugurarse en los próximos meses.

Este 21 de marzo quedará grabado en la mente del presidente López Obrador, pero ahora no sólo porque se conmemora el Natalicio de Benito Juárez, uno de los tres expresidentes que más admira, sino porque es el día que puso en marcha su aeropuerto y porque tierras mexiquenses se pintaron de Morena.

Publicidad
Publicidad