Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Solo 15% de la Guardia Nacional está certificada para labores de seguridad

Vía transparencia, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana detalló que solo 15,475 de 99,946 elementos que integran la corporación cuentan con el Certificado Único Policial.
mar 11 enero 2022 11:59 PM
(Elementos de la Guardia Nacional, cuidan una playa en Cancún)
La secretaria de Seguridad Pública, Rosa Icela Rodríguez, ha asegurado que antes de que concluya el sexenio el 100% de los elementos de la Guardia Nacional contarán con su Certificado Único Policial.

En México, la certificación policial sigue siendo un anhelo inalcanzable. Actualmente, 8 de cada 10 elementos de la Guardia Nacional no cuentan con su Certificado Único Policial (CUP), el cual sirve para acreditar la idoneidad de los elementos para participar en tareas de seguridad pública.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPyPC) reveló, a través de una solicitud de información realizada por Expansión Política, que hasta el mes de noviembre del 2021, solo 15,475 de 99,946 elementos que integran el nuevo cuerpo de seguridad cuentan con su CUP.

Lo anterior, a pesar de que el artículo 96 de La Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública (LGSNSP) establece que “las instituciones policiales contratarán únicamente al personal que cuente con el requisito de certificación expedido por su centro de control de confianza”.

Publicidad

La certificación abarca la acreditación de formación inicial, exámenes de control de confianza y evaluación de competencias básicas y de desempeño.

El CUP tiene como objetivo reconocer habilidades, destrezas, actitudes, conocimientos generales y específicos para desempeñar sus funciones; así como identificar los factores de riesgo que interfieran, repercutan o pongan en peligro el desempeño de las funciones policiales.

La misma Ley de la Guardia Nacional (LGN) establece que contar con el CUP es un requisito para el ingreso y permanencia de esta institución.

“Para el ingreso a la Guardia Nacional se requiere que la persona cuente con el Certificado Único Policial, expedido conforme al protocolo aprobado por el Centro Nacional de Acreditación y Control de Confianza. Este Certificado deberá mantenerse actualizado durante el tiempo que la persona permanezca en la Guardia Nacional”, se lee en la fracción II del artículo 26 de esa ley.

En mayo pasado caducó un primer plazo para que la Guardia Nacional cumpliera con la certificación del 100% de sus elementos, sin embargo, al igual que pasó en otros gobiernos, los plazos se extendieron con la promesa de lograr el 100% de elementos certificados. La nueva fecha fatal se estableció para el 28 de mayo de 2024.

“Las instituciones de seguridad pública con excepción de la Guardia Nacional deberán cumplir los requisitos para que, al 31 de marzo de 2022, sus integrantes obtengan el Certificado Único Policial por parte de los Centros de Evaluación y Control de Confianza. El plazo para que los elementos de la Guardia Nacional obtengan el CUP será al 31 de mayo de 2024”, se lee en el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 23 de julio de 2021 ye en el que se estableció el nuevo plazo.

Expertos en seguridad pública consultados explican que a prácticamente tres años de su creación e inicio de operación, la Guardia Nacional debería tener un mayor porcentaje de elementos certificados y no el 15% que actualmente tiene la Secretaría de Seguridad Publica y Protección y Protección Ciudadana que encabeza Rosa Icela Rodríguez.

La presidenta de la organización Causa en Común, María Elena Morera, advierte que a pesar de que la Guardia Nacional es una institución que se encarga de la seguridad pública, no se vislumbra intención alguna de lograr que el 100% de sus elementos cuente con su certificado.

“Parece que no quieren porque los que sí tienen el control de confianza son policías federales, no militares, o son un número muy bajo… Los militares quieren las atribuciones, pero no las responsabilidades”, sostiene en entrevista.

Así lo confirma el Censo Nacional de Seguridad Pública Federal elaborado por el Inegi que refiere que el 84% de los elementos de la Guardia Nacional con certificado, lo obtuvo en su paso por la PF.

Publicidad

Miguel Garza, director ejecutivo del Instituto para la Seguridad y la Democracia, A.C (Insyde), explica que contar con el CUP garantiza que están capacitados los elementos de una institución para enfrentar la inseguridad, pero sin violar derechos humanos.

“Es importante el CUP porque abarca evaluaciones, pruebas psicométricas, evaluación de sus habilidades, y pruebas antidoping. Así que por lo menos se tiene certeza de que el elemento no está consumiendo drogas, que pasó controles, y la evacuación de sus destrezas. Si eso no aplica para la Guardia Nacional, el riesgo es más alto, porque incluso no estaría garantizado que no violan derechos humanos”, indica.

En los últimos dos años, la Guardia Nacional se ha ubicado entre las 10 instituciones que más quejas por violación a derechos humanos de Estado mexicano. Cifras del Sistema Nacional de Alerta de Violación a los Derechos Humanos, en 2021 la Guardia se ubicó como la sexta institución contra la que hubo más denuncias y en el 2020 como la séptima.

Publicidad

Incorporación a Sedena podría ser para evitar CUP

El presidente de la República ha advertido que buscará formalizar la incorporación de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa para que no se corrompa y se "desvíe" como sucedió con la Policía Federal cuando estuvo a cargo de Genaro García Luna.

Miguel Garza considera que la intención del gobierno del presidente López Obrador de enviar la Guardia Nacional a la Sedena responde a evitar la obligatoriedad de que cuenten con el CUP.

“Uno de los aspectos que debemos exigir es que si van a cierto estado de fuerza, 140,000 que ha mencionado el presidente, que pasen los controles de confianza y controles, al igual que otras corporaciones de país. Parece que la intención de mandarlos a la Sedena es para que no cumplan con evaluaciones y controles de confianza”, refiere.

María Elena Morera considera que para evitar que los elementos de la Guardia se "desvíen", es esencial garantizar que los hombres y mujeres que forman parte de la institución que lidera Luis Rodríguez Bucio, no solo estén capacitados para la labor policial, sino que aprueban los controles de confianza.

“Lo que dice el presidente no tiene que ver con lo que hace, debería de ser un principio. Si para el presidente lo mas importante es la honestidad, pues todos deberían pasar con el control de confianza”, destaca.

En su comparecencia ante la Cámara de Diputados , la secretaria de Seguridad Pública, Rosa Icela Rodríguez, se comprometió a que antes de que termine esta administración los más de 100,000 elementos de la Guardia contarán con su CUP.

Morera explica que la Policía Federal logró la certificación de prácticamente la totalidad de sus integrantes en el gobierno de Felipe Calderón y bajo la administración de Enrique Peña Nieto, al menos se consiguió un 70%.

Publicidad
Publicidad