Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Inoportuna y riesgosa, visita de AMLO a Estados Unidos

Para internacionalistas, no es el momento adecuado para la visita del presidente de México a EU, la cual se da en el marco de la entrada en vigor del T-MEC.
vie 03 julio 2020 05:50 AM

El presidente Andrés Manuel López Obrador alista sus maletas para el que será su primer viaje internacional desde que tomó el poder el pasado 1 de diciembre de 2018.

A su estilo, el mandatario viajará en vuelo comercial a Estados Unidos para una visita oficial de trabajo que incluirá el encuentro bilateral entre Donald Trump la tarde de 8 de julio y una reunión trilateral el 9 de julio con motivo de la entrada en vigor del Acuerdo Comercial entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC).

A pesar de que el el presidente dijo que sería una visita de Estado, el canciller Marcelo Ebrard confirmó que se trata de una Visita Oficial e Trabajo los días 8 y 9 de julio, es decir, que el presidente López Obrador no deberá ir al Congreso a dar un mensaje, ni habrá tantos protocolos como se plantea en las Visitas de Estado. Se espera que en los próximos días se den a conocer más a detalle la agenda.

Publicidad

Pero la visita a su homólogo estadounidense se da en el contexto del proceso electoral que vive el vecino país del norte y donde Trump —de acuerdo a las encuestas— va perdiendo la carrera electoral. Además se realiza en medio de la pandemia de COVID-19 que está dejando una severa crisis económica en ambos países, por lo que internacionalistas consideran que no es el mejor momento para la visita.

“En política siempre hemos sabido que la forma es fondo y en este momento se juntan fechas importantes donde parece ser que no es el mejor momento para esta visita”, dice Iliana Rodríguez Santibáñez, investigadora especialista en temas internacionales del Tec de Monterrey.

La especialista advierte que es la primera visita al extranjero de nuestro mandatario, y es positivo que se opte por ir a Estados Unidos, dado la agenda multilateral que se tiene que el país, pero insiste en que no en este momento.

“En política hay riesgos, no estamos hablando de una visita a un país cuya economía no sea relevante para México ni la relación bilateral tampoco, no estamos hablando de la asistencia a un foro económico donde puedas dejar de participar o enviar a tu canciller, estamos hablando del presidente más importante del mundo a partir de la economía más importante del mundo en este momento”, expresa.

El costo político para México es impredecible, lo que sí podemos saber es cómo controlar el riesgo, si efectivamente la política es riesgo, tenemos que anticiparnos y tratar de controlar los daños de ese riesgo.
Iliana Rodríguez, investigadora del Tec de Monterrey.

Así también lo señaló el Ejecutivo federal, quien dijo en su conferencia de prensa matutina que no va a “cuestiones políticas electorales”, sino que es una visita de Estado que ver con el inicio del tratado.

“Creo que esto es de ayuda para México y por eso voy. Y riesgo, la política es como caminar siempre en la cuerda floja, hay que correr riesgos de tomar decisiones”, aseguró.

Publicidad

En una carta del embajador emérito, Bernardo Sepúlveda para el canciller, Marcelo Ebrard publicada en La Jornada , alerta de que con la visita y sin ningún acercamiento a Joe Biden, quien encabeza las encuestas, producirá "una reacción de profunda antipatía en el Partido Demócrata. Si Biden gana la Presidencia, su antagonismo hacia México será evidente en las políticas bilaterales que adopte".

Recuerda que el apoyo de Carlos Salinas de Gortari a las dos candidaturas de Jorge Bush, fue muy mal visto por los demócratas y que fue cobrado cuando Bill Clinton, ganó la contienda.

"Sucede que Clinton triunfa en las elecciones, y de inmediato anuncia que el NAFTA habrá de ser sujeto a una revisión en los temas laborales y de protección al medio ambiente. La entrada en vigor del tratado se difirió por casi un año de arduas negociaciones promovidas por el Partido Demócrata, acusando así su malestar por el comportamiento de las autoridades mexicanas", señaló el embajador emérito en su carta a Marcelo Ebrard.

Publicidad

Para Javier Urbano Reyes, de la Universidad Iberoamericana, la visita es muy inoportuna, dado que Estados Unidos está más ensimismado en sus problemas internos que en el T-MEC, por lo que esto está generando más polémica que votos.

“Desde que llegó Trump, México está visto como riesgo, como amenaza, con (Barack) Obama con los problemas que hubiera habido, por lo menos en el discurso nos veíamos como socios, ahora nos ven como factor de amenazas”, plantea.

Te puede interesar: Así han sido las respuestas de AMLO a Trump

El especialista comenta que el presidente de Estados Unidos ha tenido una enorme cantidad de chantajes y groserías hacia México, por lo que de pronto establecer el diálogo con alguien a quien que permanentemente está faltando el respeto, no le ve utilidad.

“No le encuentro utilidad, la única forma fuera que hubiera un cambio de narrativa de los dos presidentes (…) no creo que le convenga a Trump ponerse de buen vecino con México cuando precisamente la mala vecindad le ha acarreado muchos votos de sus bases conservadores”, dice.

En las elecciones de 2016, algunas de sus promesas de campaña de Estados Unidos estuvieron relacionadas con el factor México, como la construcción del muro y desaparecer el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Trump dice que el muro fronterizo ha detenido incluso la covid-19
No videos available

Al respecto, José Ignacio Martínez Cortés comenta que esta reunión puede ser “muy peligrosa” para México, por lo que la alternativa del Ejecutivo federal es ir hacia delante y desmarcarse de la agenda político-electoral de Trump.

De acuerdo con el también coordinador de Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN), el presidente López Obrador tendría que construir una muy importante agenda alterna que podría ir en tres o cuatro puntos: buscar un acercamiento con el candidato demócrata Joe Biden, otro es tener una importante reunión con inversionistas de EU, un encuentro con la comunidad mexicana y también debe estar presente, se tiene que hacer un trabajo diplomático de primera para que el primer ministro Justin Tredau esté presente donde sea una reunión de líderes de América del Norte.

“Lo importante es salir de la órbita político electoral de EU, marcada por el presidente Trump, es en este aspecto donde la propuesta que nosotros estamos realizando en el marco de análisis, se debe proponer una agenda en torno a la construcción de la comunidad para el desarrollo de América del Norte (CODA)”, expuso.

Enfatiza que México debe plantear que es muy importante impulsar el desarrollo y otras alternativas de crecimiento, crear empleo, pues no todo es migración, narcotráfico, comercio ilegal, armas, sino que el país debe proponer otra agenda para “precisamente salir de este camino tan estrecho en el que Trump está”.

Rodríguez Santibáñez coincide que es importante que asista el mandatario de Canadá para que sea una reunión de carácter trilateral de vigencia del T-MEC, lo que sería otro recurso que simbólicamente podría aterciopelar la situación de esta visita.

No obstante, hasta el momento no se ha confirmado la asistencia del primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad
Publicidad