Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Expresidente Carlos Salinas de Gortari obtiene nacionalidad española

Desde abril de 1995, luego de que su hermano Raúl fuera encarcelado, Salinas de Gortari vive fuera de México
dom 30 octubre 2022 12:46 PM
"A lo que aspiramos es a una República Social mexicana, nacional y democrática: un liberalismo social, una corriente de pensamiento y acción en la historia de México", declaró este lunes el expresidente Carlos Salinas de Gortari.
El expresidente tendría dos nacionalidades: la mexicana y la española.

El expresidente Carlos Salinas de Gortari ya goza de doble nacionalidad, mexicana y española, pues el gobierno ibérico le concedió ese reconocimiento en 2021.

El diario El País reveló que el mandatario mexicano obtuvo ese derecho, mismo que Salinas gestionó en 2019 amparado en un procedimiento habilitado en España en beneficio de la comunidad judía sefardí y sus descendientes.

Publicidad

El expresidente confirmó al diario español poseer ya la doble nacionalidad. Cuestionado sobre las razones, explicó a ese medio, que en México ya todo ciudadano tiene ese derecho constitucional y por tanto, para su ejercicio “como el de cualquier otro derecho de nueva generación, no se requiere acreditar ninguna justificación”.

En México desde 1988 fue reconocido el derecho de todo ciudadano a tener otra nacionalidad, además de la mexicana y ésta puede ser adquirida “por consanguinidad, residencia, matrimonio u otras condiciones a tramitar otra nacionalidad sin menoscabo de la mexicana”.

“De mis motivaciones personales, baste mencionar que estas son de orden genealógico, afectivas y de congruencia con una visión moderna de las interrelaciones compartidas entre naciones y nacionalidades; de orgullo por nuestras raíces, múltiples y diversas”, dijo también.

Además el exmandatario le refirió otros ejemplos de exjefes de estado que también son españoles, además de conservar la nacionalidad del país que gobernaron.

“Gustavo Petro, el presidente de Colombia, tiene nacionalidades colombiana e italiana; Boris Johnson, ex primer ministro del Reino Unido: británica y estadounidense; Andrew Scheer, líder del Partido Conservador de Canadá, es canadiense y estadounidense; Ignazio Cassis, presidente Suiza, italiana y suiza, y así como un largo etcétera”, le refirió Salinas.

 

¿Quién es Carlos Salinas?

Salinas, economista de profesión y actualmente de 74 años, fue presidente de México de 1989 a 1994 y es originario de Nuevo León, una de las entidades –según El País- en donde los mexicanos más han recurrido al trámite de nacionalidad española por vía sefardí.

Ese mecanismo fue instaurado en España en junio de 2017 y vencería en 2018, pero se extendió hasta 2019. El objetivo fue resarcir las acciones que España cometió en 1492 al expulsar a los judíos de su territorio, a través del reconocimiento de esa comunidad sefardí como española.

La doble nacionalidad de Salinas acreditaría el origen español y sefardí de sus antecesores.

Las controversias de Salinas

El sexenio salinista finalizó en noviembre de 1994, y desde abril de 1995, luego de que su hermano Raúl fuera encarcelado, Salinas de Gortari vive fuera de México, primero en Irlanda, ahora en Gran Bretaña con frecuentes visitas a España.

Su llegada al poder en 1988 fue resultado de una de las elecciones más polémicas del siglo pasado en México, por las acusaciones de haber incurrido en fraude electoral en contra de su contendiente, Cuauhtémoc Cárdenas, del Frente Democrático Nacional (FDN) que aglutinó a fuerzas políticas socialistas, comunistas, movimiento sociales y urbanos.

Además de las irregularidades ocurridas durante esa votación, el 6 de julio de ese año, las dudas quedaron por la llamada “caída del sistema” que detuvo el flujo de los resultados electorales de la elección presidencial, interrupción que sembró la incertidumbre la legalidad el proceso. Años después, en 1991, las boletas fueron quemadas.

Aunque Salinas de Gortari gobernó México en el periodo del 1 de diciembre de 1988 al 30 de noviembre de 1994 y lo hizo con altos niveles de popularidad, su legitimidad estuvo siempre cuestionada por la izquierda mexicana.

Una de sus decisiones más importantes fue la integración económica resultado de la negociación del Tratado Trilateral de Libre Comercio (TLC), que fue firmado con Estados Unidos y Canadá en 1992 y entró en vigor a fines de 1994.

Salinas llamó “error de diciembre” y lo atribuyó a su sucesor en el cargo, Ernesto Zedillo, quien asumió el cargo en 1 de diciembre de 1994. Este, de acuerdo a Salinas, no habría realizado los ajustes necesarios para mantener la estabilidad, lo que desató una de las crisis económicas más graves del país, con fuga de capitales y disparo de inflación.

Esa crisis, más los impactos que el TLC habrían traído consigo a los sectores agrícola y productivo mexicanos, las privatizaciones de empresas estatales que emprendió en su mandato y el aumento de la pobreza, la corrupción de su círculo cercano, sobre todo la de su hermano Raúl, aumentaron la animadversión de la población hacia Salinas de Gortari, quien vivió años de linchamiento mediático.

Uno de quienes fueron identificados como sus principales adversarios es el actual mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador, quien durante más de una década lo había señalado como el “jefe de la mafia del poder”, señalamientos ahora ya en desuso.

En 2021 impulsó una consulta ciudadana para sancionar a personajes políticos del pasado, que el mandatario llamó “juicio a expresidentes”, entre ellos Salinas, pero los resultados no fueron vinculantes por la escasa participación.

 
Newsletter
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad