Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El plan educativo de la SEP ideologiza y no tiene estrategia, advierten expertos

La SEP busca modificar el contenido de los libros de texto así como establecer "fases de aprendizaje" para borrar el modelo educativo "neoliberal"; expertos alertan de ideologización en la educación.
jue 28 abril 2022 12:36 PM
Plan educativo de la SEP carece de estrategia
Los resultados de asignación para educación preescolar y 1° de primaria del ciclo escolar 2022-2023 ya fueron publicados.

El modelo educativo en México se ha transformado con el paso de los años, pero en la actualidad hay un aspecto que preocupa a especialistas y padres de familia: que el contenido de los libros de texto gratuito y la forma de evaluar se base en una ideología afín al gobierno de la llamada "Cuarta Transformación".

La preocupación surge luego de que esta semana la Secretaría de Educación Pública (SEP) dio a conocer el Marco Curricular y Plan de Estudios 2022, así como los cuatro ejes transversales en materia política educativa.

Publicidad

En su propuesta, la SEP plantea que los libros de texto actuales fomentan "el modelo neoliberal", por lo que su contenido debe ser modificado, además de plantear la eliminación de exámenes de evaluación internacional como PISA (Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes) y sustituir los grados escolares por "fases de aprendizaje".

"Los más de 1 millón de docentes solicitan un cambio en el modelo educativo (...) solicitan un modelo educativo decolonial, libertario, humanista, que termine con el racismo, con las pruebas estandarizadas que segregan a la sociedad, en fin, que acaben con el clasismo en esta sociedad cansada de tantos abusos, de tantos atropellos", declaró el pasado 26 de abril Marx Arriaga, director de Materiales Educativos de la SEP.

El presidente Andrés Manuel López Obrador respaldó esta postura, al asegurar que es necesario revisar los contenidos educativos para dejar fuera el plan del "modelo neoliberal" y dar paso a una serie de "valores".

"Tenemos que revisar los contenidos educativos porque no vamos a estar formando personas deshumanizadas, egoístas, porque ese era el plan del modelo neoliberal, por eso se está haciendo un análisis y se lleva a cabo con la participación de maestras y maestros, no solo de los expertos y pedagogos, sino de los que enseñan en las aulas", dijo el mandatario federal en su conferencia del 27 de abril.

Para Patricia Ganem, investigadora de la organización Educación con Rumbo, la propuesta de la SEP carece de diagnóstico y no deja claro cómo se va a implementar ese modelo educativo.

"No hay una aclaración por parte de la Secretaria y lo único que escuchamos es que 'los modelos anteriores eran terribles', pero no dicen cómo lo implementarán ni se contempla el contexto actual derivado de la pandemia", señala Ganem en entrevista con Expansión Política.

 

Luis Arturo Solis Bravo, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), considera que no habrá resultados positivos a partir de la implementación del modelo educativo que se plantea, pues hasta ahora solo se limita a expresiones sesgadas a partir de la opinión particular del gobierno federal.

"Ya han reformado algunas leyes y decretos, pero en el fondo el modelo educativo sigue siendo lo mismo, lo único que cambian es la semántica, y ahora presentan una prpuesta catastrófica y desafortunada", expresa.

Esta no es la primera vez que el actual gobierno federal y la SEP son señalados de intentar "ideologizar" o "adoctrinar" la educación pública de México. Antes ya hubo modificaciones a algunos libros de texto gratuito en los que se eliminó "el contenido neoliberal", según las declaraciones del propio López Obrador.

También, a inicios de este año, se publicaron dos libros (México, grandeza y diversidad e Historia del pueblo mexicano) cuyo contenido hace referencia a las ideologías de la "Cuarta Transformación"; incluso uno de ellos le dedica un capítulo completo al proyecto político del presidente López Obrador.

La propuesta de la SEP

En febrero de este año, durante la primera Asamblea de Análisis del Plan y Programas de Estudio para el diseño de los libros de texto gratuitos, Marx Arriaga, indicó que la intención era quitar algunas palabras que se consideran "neoliberales".

Pero el cambio más sustancial que se plantea es sustituir los grados escolares por "fases de aprendizaje", lo que también implica modificaciones en la forma de evaluar a las y los estudiantes de nivel básico.

Según el diagrama elaborado por la SEP, las fases de aprendizaje quedaría de esta manera:

  • Fase 1: educación inicial, para menores de 0 a 3 años de edad; tendrá una duración de un año de formación.
  • Fase 2: educación preescolar.
  • Fase 3: correspondiente al primer y segundo de primaria.
  • Fase 4: tercer y cuarto grado de primaria.
  • Fase 5: quinto y sexto grado de primaria.
  • Fase 6: primero, segundo y tercero de secundaria.

El argumento es "eliminar la competencia" y "dedicar mayor tiempo a los procesos cognitivos, emocionales, sociales, culturales que las y los estudiantes requieren para el desarrollo óptimo de sus capacidades".

 

"Es positivo que los niños avancen en fases, que se vayan a desdibujar las asignaturas, porque se podrá trabajar por proyectos o por un modelo situacional que ponga a los niños en una condición de unir varios aprendizajes y que esto les permite entender más claramente cómo los contenidos se aplican en la vida. Pero, ¿qué elementos de observación se tomarán en cuenta para que avance a la siguiente fase? Se van a eliminar las calificaciones mientras el sistema de evaluación no queda claro", indica Patricia Ganem.

La investigadora considera que antes de la implementación de este modelo debe haber un programa piloto, es decir, aplicarlo en algunas escuelas de diferente modalidad y en diferentes niveles educativos para conocer sus virtudes o los aspectos que se deben perfeccionar.

Mientras se pilotea el modelo, el segundo paso tendría que enfocarse en recuperar a los más de tres millones de niñas, niños y adolescentes que abandonaron sus estudios a partir de la emergencia sanitaria. Sobre esto se requerirá un diagnóstico de los aprendizajes perdidos.

Y el tercer paso debería ser mostrar con claridad el material educativo que se empleará, cómo va a ser el sistema de evaluación, cómo será el proceso de formación de los maestros y, sobre todo, cómo se coordinarán las fases de aprendizaje con la educación superior.

¿Qué va a pasar si el niño va atrasado en matemáticas o en lo que llamamos ahora el campo formativo de pensamiento?
Patricia Ganem

Las prioridades educativas son otras

Luis Arturo Bravo Solis lamenta que el proyecto educativo que propone la SEP no está enfocado en enfrentar la deserción y la pérdida de aprendizajes, entre otras consecuencias de la pandemia de COVID-19.

"Existe un atraso muy significativo en los aprendizajes,sobre todo en asignaturas básicas como español, ciencias y matemáticas, el abandono escolar se acentuó significativamente, y bajo estas circunstancias es que plantea un modelo educativo que no tiene claridad. Las prioridades son otras, ¿no habría que enfocarse en más recursos para recuperar lo perdido en la pandemia?", cuestiona.

Patricia Ganem coincide en que un nuevo modelo educativo como el que se propone en el contexto actual está "fuera de lugar" e implica un doble esfuerzo para los docentes.

"Me parece que vamos a someter a los maestros a aprender una nueva metodología, que sí son capaces, pero volvemos a caer en la dinámica de decir 'ya traemos rezago, hay niños que no han regresado a la escuela, y aún así nos van a dar nuevos dar materiales'. La inquietud es justamente sobre el contexto actual", indica la investigadora.

El cambio de modelo, pasar de grados a fases, ¿cómo va a mejorar al aprendizaje de los alumnos?
Luis Arturo Bravo Solis

 

"NO a un modelo educativo que divida"

Bravo Solis considera que desde este momento, con las declaraciones de los funcionarios o con las publicaciones de algunos libros de la SEP, ya se está implementado un proceso ideológico que busca enaltecer la figura de un presidente que sigue en funciones, no de una figura histórica.

"El modelo educativo actual no es perfecto, le falta, pero ahora la educación en este país va en sentido de generar un modelo con un corte ideologizado", manifiesta el presidente de la UNPF.

Patricia Ganem menciona que es lamentable que se demerite y descalifique a un modelo educativo que, si bien tiene fallas en sus proceso, ha funcionado para millones de personas que hoy tienen una construcción social y laboral.

"No podemos crear modelos que nos dividan. Ojalá la educación se vuelva un lugar donde todos los mexicanos nos podamos cultivar, formar y aprender, con valores y con conocimientos. Me preocupa que haya un sistema educativo que nos siga diciendo que lo que nos formó no sirvió", concluye la investigadora.

Publicidad
Publicidad