Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Pandemia de COVID-19 regresó a más de 1 millón de mexicanos de Estados Unidos

Bajo el Título 42, una medida sanitaria que sirvió de control migratorio, Estados Unidos expulsó a 1 millón 817,278 de migrantes, de los que 60% son originarios de México.
mié 27 abril 2022 11:59 PM
migrantes-detenidos
Autoridades detienen a un grupo de migrantes que trababan de cruzar de México a Estados Unidos.

La pandemia de coronavirus también enfermó el american dream de los mexicanos. Desde marzo de 2020 y hasta igual mes de 2022, la Patrulla Fronteriza expulsó a un millón 817,278 migrantes bajo el Título 42 (una orden de salud pública para contener la pandemia de COVID-19), de los que 1 millón 97,372 fueron originarios de México, el 60%.

El gobierno de Estados Unidos anunció que el 23 de mayo quedará derogado el Título 42, una política confeccionada en el gobierno de Donald Trump pero que se mantuvo con la administración de Joe Biden. Los mexicanos son el grupo mayor de migrantes que han sido deportados a causa de la pandemia.

Publicidad

Juan Antonio del Monte Madrigal, especialista de El Colegio de la Frontera Norte (Colef) y autor del artículo “El Título 42. Dos años de una política sanitaria al servicio del control migratorio”, señala que el hecho de que 6 de cada 10 migrantes deportados por el Título 42 son de origen mexicano se explica porque la migración desde México también ha repuntado. ¿Las razones? La pandemia, la crisis económica y la inseguridad.

“Lo que se refleja en las estadísticas es que ha habido un desplazamiento forzado. Antes la migración de sur a norte estaba vinculada a efectos económicos, sin embargo ahora el desplazamiento de mexicanos está vinculado a expulsiones forzadas de territorios como Michoacán, Guerrero, territorios asolados por el crimen organizado. Hay un repunte de la migración mexicana”, destaca en entrevista.

Hasta 2014 se hablaba de una tasa cero en la migración de mexicanos hacia Estados Unidos, pues eran más los que regresaban a su país de origen que los que salían a buscar el american dream. El Centro Pew reportó que entre 2009 y 2014, casi 1 millón de personas salió de Estados Unidos hacia México, mientras que 870,000 connacionales entraron a ese país, es decir, eran menos las que ingresaban a Estados Unidos que las que salían de tierras estadounidenses.

 

Sin embargo, año con año ha ido incrementando el número de mexicanos que migran hacia Estados Unidos. De los 4 millones 231,237 encuentros de la Patrulla Fronteriza entre 2019 y marzo de 2022, 1 millón 591,168 (37%) son mexicanos.

A principios de abril, el secretario de Seguridad de Estados Unidos, Alejandro N. Mayorkas, informó que a partir del 23 de mayo se suspenderá la orden de salud pública Título 42.

“El Título 42 no es una medida migratoria, sino una medida de salud pública que utilizaron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) para protegernos de la propagación de enfermedades transmisibles. El Título 42 se mantiene vigente hasta el 23 de mayo, y hasta entonces DHS continuará expulsando a los individuos adultos y familias que encontremos con estatus irregular en nuestra frontera suroeste”, informó.

La coordinadora de Agenda Migrante, Eunice Rendón, explicó que la implementación del Título 42 implicó riesgos para los migrantes, pues al ser deportados prácticamente de manera expedita, los puso en la mira del crimen organizado.

“El gobierno de Estados Unidos, a través del Título 42, estuvo regresando a migrantes, estuvo deportando de manera expedita, regresaron a centroamericanos, a mexicanos, fueron depositados en la frontera a horas de la madrugada y eso fue aprovechado por grupos del crimen para trata, tráfico, abusos de los migrantes”, sostiene.

Con el Título 42, la deportación de un migrante podía tomar 90 minutos, cuando antes de la pandemia este proceso tardaba entre uno o dos días.

 

La suspensión de este Título no significa la desaparición de los riesgos. Del Monte Madrigal refiere que debido a que los migrantes ya no serán expulsados por cuestiones de salud, hay quienes buscarán ingresar en busca de asilo.

“En ciudades fronterizas vamos a tener cantidades grandes de migrantes solicitando protección internacional, pero también se va activar muchísimo la industria ilegal de la migración: coyotes, polleros van a estar a la orden del día”, sostiene.

La Oficina de Washington para América Latina (WOLA en inglés), organización promotora de los derechos humanos en las Américas, sostiene que los propios responsables de la Patrulla Fronteriza prevén el incremento de migrantes intentando llegar a Estados Unidos .

“El levantamiento del Título 42 coincide con la primavera, que suele ser la época más intensa del año para la migración en la frontera. Los flujos migratorios son bastante elevados en este momento, ya que el mundo lucha por recuperarse de un colapso económico inducido por una pandemia, así como de la violencia y los disturbios políticos del presente momento”, sostiene.

Al ser suspendida esta medida, el Departamento de Seguridad de Estados Unidos procesará a quienes ingresen a su país bajo el Título 8. Por este Título han sido expulsados desde 2019 de ese país 4 millones 231,237 migrantes, de los que 1 millón 591,141 (37%) son mexicanos.

 

Medidas insuficientes para reincorporar a mexicanos

A pesar de que México es un país con todas las “caras de la migración” al ser expulsor, país de tránsito y receptor de migrantes, no hay una política pública para atender este fenómeno. En el caso de los connacionales que han sido regresados ya sea bajo el Título 42 o cualquier otro motivo, no existe un plan para reincorporarlos o brindarles opciones que eviten que salgan de sus comunidades nuevamente con destino a Estados Unidos.

“México no tiene la capacidad para recibir esta cantidad de migrantes. Hay ciudades o regiones específicas que pueden tener oferta laboral y demanda de mano de obra precaria como Tijuana, sin embargo no es suficiente”, asegura del Monte Madrigal.

Con él coincide Rendón, al asegurar que México no sabe cómo atender el problema de la migración que día a día incrementa.

“No hay claridad de qué vamos a hacer con los migrantes que aun a pesar de la pandemia y de los riesgos, prefieren migrar, a pesar del riesgo que representa perder la vida. Nos faltan políticas, también para atender a los menores que son la parte más sensible de la migración”, sostiene.

Newsletter
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad