Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La pandemia de COVID-19 complicó la detección y atención del cáncer en México

Los tumores malignos se encuentran en el cuarto sitio de las causas de muerte tras varios años en el tercero, dado que fueron desplazados por la pandemia que se ubicó en el segundo.
vie 04 febrero 2022 06:41 PM
cáncer mujeres
Hasta el 30% de los diversos tipos de cáncer puede prevenirse en México, de acuerdo con la Secretaría de Salud.

A más de dos años de la pandemia de COVID-19, los efectos de la crisis sanitaria continúan, en especial en pacientes con enfermedades como el cáncer que si no tienen los tratamientos necesarios o su padecimiento no es detectado a tiempo, pueden tener resultados mortales.

“Estamos esperando un incremento. La realidad es que se estima que hay entre 2,500 y 3,000 casos al año (…) En esta bajada de casos COVID, (con) todas la camas que estaban enfocadas en pandemia esperamos que poco a poco podamos empezar a captar a más mujeres”, comenta Valeria Benavides, fundadora y presidente de Padma, una organización que apoya a mujeres que tienen cáncer, pero que además están embarazadas.

Publicidad

Desde la organización, pese a dos años complicados porque el enfoque en salud ha sido COVID, 29 familias fueron apoyadas a través de programas como el de traslados que benefició a tres pacientes, de medicamentos, equivalente a 908,135 pesos en fármacos especializados oncológicos y el de estudios especializados para diagnóstico y tratamiento con el que se destinó el equivalente a 12,684 pesos para los estudios de dos personas.

Además, la fundación tiene el Programa de Apoyo con Estancia Temporal, con el que se apoyó a 10 familias con unos 86,000 pesos.

Valeria reconoce que ha sido complejo por la pandemia de COVID, pero en el caso de la organización aún más porque son mujeres embarazadas con cáncer e incluso algunas contagiadas, por lo que lo primero que se propusieron en alianza con la Clínica de Referencia de Enfermedades Hemato-Oncológicas durante el Embarazo (CREHER), dentro del Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca en el Estado de México, fue no “cerrar puertas”, pese a que ese nosocomio fue una unidad COVID-19.

Por su parte, Alejandro Barbosa, fundador de la Asociación Campeones de la vida NR AC (Nariz Roja), señala que todos los días están ingresando muchos chicos nuevos rezagados por la atención que estaba atorada por parte de los hospitales y los laboratorios. “Quédense en su casa”, se les decía durante la pandemia.

“Sí hay mucho rezago y va a empezar a haber más casos. Nos preocupa que los casos sean muy avanzados y ya no se pueda hacer nada”, dice.

 

Valeria Benavides hace una llamado a que haya más comunicación de su causa para encontrar a pacientes que puedan ser ayudadas desde la fundación y al sector médico para hacer conciencia de que existe la posibilidad de tratar a mujeres embarazadas con cáncer.

“Todas son mujeres de muy bajos recursos, en la mayoría de los casos con cáncer muy avanzado, obstruido por las distintas situaciones y ahora con pandemia, se convierten en cánceres no tratados a tiempo”, señala.

Los tumores malignos se convirtieron en la cuarta causa de muerte en México, tras mantenerse varios años en la tercera posición. En 2020, fueron desplazados a ese sitio debido a que la pandemia de COVID-19 se ubicó en el segundo lugar.

En México, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2020 se registraron 1,086,743 defunciones en el país, de las cuales el 8% (90,645) se debió a tumores malignos.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud (SSa) en México, cada año se detectan en promedio 195,000 nuevos casos de cáncer; de los cuales, unos 30,000 corresponden a cáncer de mama y 27,000 al de próstata; seguidos del de colon, linfomas, tiroides, el cérvico-uterino y pulmón, entre los más frecuentes.

 

El director general del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), Abelardo Meneses García, expuso que el cáncer era la tercera causa de muerte en el país, antes de la pandemia de COVID-19, debido a que siete de cada 10 pacientes que buscan atención médica acuden cuando la enfermedad está en etapas avanzadas, por lo que hizo un llamado a la población para que solicite revisión médica de forma periódica y no esperar a presentar síntomas.

Por su parte, la SSa a través del Programa de Prevención y Control de Cáncer de la Mujer que coordina el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGSR), señala que hasta el 30% de los diversos tipos de cáncer pueden prevenirse en México con el autocuidado de la salud, la práctica de hábitos alimenticios sanos, actividad física y el nulo consumo de tabaco y alcohol.

Pese a esto, Alejandro Barbosa comenta que “tristemente no sirven las campañas de detección temprana, cuando a la persona le dicen 'sí tiene cáncer, pero no hay medicina'".

“Ya hicimos la primera parte de detectarlo. Y ahora quimio, radioterapias ... Llegas al hospital, son a largo plazo, traemos un cuello de botella muy complicado en atención de los pacientes”, afirma.

El activista refiere que a la pandemia se sumó el cambio en las políticas de salud que han desembocado en falta de atención y medicamentos para los pacientes, y se ha demostrado que cuando se detecta a tiempo, se trata de manera efectiva, en tiempos correctos por una disciplina por parte de la familia, puede haber un 80% de sobrevivida en niños con cáncer.

“Hago un llamado primeramente a las autoridades que hagan su trabajo, que cumplan al artículo 4 de la Constitución que es el derecho a la salud de todos y todas, que no se vale que alguien en cualquier lugar del país, independientemente de la edad, el sexo o el lugar, se quede sin su tratamiento. Resuelvan”, dice.

Publicidad
Publicidad