Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Así es el edificio que será la nueva casa de la Secretaría de Salud en Acapulco

El edificio, cedido en comodato por el gobierno de Héctor Astudillo, fue iniciado en el sexenio de Zeferino Torreblanca e ignorado en el de Ángel Aguirre. Ahora, alojará a la dependencia federal.
jue 21 octubre 2021 06:15 AM
Nuevo edificio de Salud
El edificio cedido por el gobierno de Guerrero se ubica en la Costera Miguel Alemán.

ACAPULCO, Guerrero.— Después de 10 años de su construcción, el Centro de Atención Ciudadana (Cedac) o “Edificio inteligente” de Acapulco será ocupado por personal de la Secretaría de Salud federal (SSa), que está comenzando su mudanza desde la Ciudad de México hasta este destino turístico.

Se trata de una edificación considerada de primer nivel y autosustentable, ubicada sobre los lotes 225 y 256 de la avenida Costera Miguel Alemán, esquina con Diego Hurtado de Mendoza y con calle Vasco Núñez de Balboa del Fraccionamiento Hornos, en la Zona Dorada del puerto.

Publicidad

Edificio de la Secretaría de Salud en Acapulco: ¿de dónde salió?

Durante la administración del gobierno de Zeferino Torreblanca Galindo en Guerrero, de 2005 a 2011, se planeó la construcción de este inmueble, que se preveía que albergara a cuando menos 17 dependencias estatales.

“Se fue generando un proyecto que generara un impacto visual y una atracción de desarrollo económico en la zona. Se conjuntaron varias cosas: una inversión importante que permitiera y detonara el desarrollo de la zona; otra importante es que pudieras reubicar una serie de oficinas del gobierno del estado; tercero, ahorrar recursos”, dijo el exgobernador en entrevista con Expansión Política.

“Además, (se buscaba tener) un edificio que revitalizara la zona, que fuera modelo y ejemplo de que el gobierno no es juez afuera, sino es juez en casa, que cumpliera con todo el reglamento (…) y que fuera un edificio modelo y un servicio dignificado a la población”, expuso el exmandatario.

El edificio tiene aisladores sísmicos de triple péndulo, que lo hacen único en México y permiten que las aceleraciones sísmicas a las que se verá sujeto se reduzcan hasta en un 70%.

Guerrero es una de las entidades del país con mayor actividad sísmica. Apenas la noche del 7 de septiembre pasado, un sismo de 7.1 grados sacudió el estado, donde causó la muerte de una persona y daños materiales, y también se sintió en la Ciudad de México, Veracruz, Puebla, Colima y Querétaro.

 

Además de tecnología contra sismos, el edificio cuenta con paneles solares para la generación de energía eléctrica y con captadores de agua que puedan hacerlo autosustentable.

Así se ven las oficinas para la mudanza de la SSa

En el “Edificio inteligente” hay 19,086 metros cuadrados de oficinas, tiene 932 cajones estacionamiento —cantidad que rebasa en más de 45% el límite reglamentario— y cuenta con servicios como cafetería.

Cuando se planeó, se pensó que el también llamado Centro de Gobierno permitiera un ahorro significativo en arrendamientos, consumo de energía y desplazamientos, al concentrar a dependencias que se encontraban y todavía se encuentran dispersas.

En aquel tiempo, el gasto mensual del estado en renta de oficinas era aproximadamente de 780,000 pesos. Las erogaciones en este rubro se han mantenido desde entonces, dado que la mudanza de secretarías no se concretó como se quería.

Las oficinas más importantes que se contempló trasladar al inmueble incluían las juntas de Conciliación y Arbitraje 1, 2 y 3, el Registro Público de la Propiedad, el Instituto de Catastro, Promotora de Playas, Promotora Turística, la Secretaría de Fomento Turístico, el Fideicomiso Acapulco y la Promotora y Administradora de los Servicios de Playa de Zona Federal, entre otras instancias.

Mientras tanto, la inversión para el nuevo edificio fue de al menos 1,000 millones de pesos y se espera que tenga una vida útil de 90 años.

"Edificio inteligente"
En la obra se invirtieron al menos 1,000 millones de pesos.

 

La complicada mudanza de la SSa

En entrevista, el exgobernador Torreblanca señaló estar de acuerdo en que la SSa ocupe el edificio en Acapulco, pero añadió que le gustaría ver ahí más oficinas del gobierno estatal.

“Yo no creo que se vayan a venir todos los trabajadores de Salud; vamos a decir, es una primera pisada, es una avanzada, yo no creo que de la noche a la mañana se muevan, cualquier descentralización es un proceso que lleva tiempo”, consideró.

El secretario de Salud federal, Jorge Alcocer, reconoció que casi el 80% de los trabajadores a su cargo rechaza la posibilidad de trasladarse a Acapulco. De 4,600 empleados sondeados, solo 944 se declararon a favor de esa mudanza.

A principios de este mes, el gobierno de Guerrero, todavía encabezado por el priista Héctor Astudillo Flores, entregó el edificio en comodato a la SSa.

Al final del gobierno de Torreblanca, el inmueble fue entregado a la administración del perredista Ángel Aguirre Rivero, que no lo usó. Aguirre —quien tuvo desencuentros con Torreblanca— incluso dijo que convertiría el lugar en un mercado.

 

El edificio en cuestión quedó abandonado hasta el sexenio de Astudillo. Durante este periodo, se construyó una barda perimetral y el sitio se usó para instalar el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de Guerrero (C5), que al menos por ahora se espera que se quede en esas instalaciones.

Las oficinas del lugar también fueron usadas temporalmente por trabajadores del servicio de transporte masivo Acabús.

Ahora, estos espacios se alistan para recibir a sus nuevos ocupantes. Desde el 3 de octubre, la SSa inició su traslado a Acapulco. Para 2022, se espera el arribo de 200 personas más, adscritas a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), así como de 120 correspondientes al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

Según la SSa, 1,200 trabajadores estarán ya instalados en la nueva sede para el primer trimestre de 2022.

Publicidad
Publicidad