Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Perfil | Emilio Lozoya Austin, de exitoso economista a la prisión preventiva

El exdirector de Pemex, acusado de recibir sobornos de Odebrecht para la campaña de Peña Nieto en 2011, compró al año siguiente una casa al contado en 38 mdp, según su declaración patrimonial.
lun 11 octubre 2021 05:20 PM
Perfil Emilio Lozoya
En su primer año como director de Pemex, transparentó su fortuna en relojes, obras de arte, casas, dólares, francos suizos y dólares.

Emilio Lozoya Austin se distinguió como uno de los funcionarios más transparentes, entre 2012 y 2013, el primer año del gobierno de Enrique Peña Nieto. Al tiempo que el Partido Revolucionario Institucional regresaba la presidencia de la República, el exfuncionario compró al contado una casa de 38 millones 175,000 pesos, según asentó de manera pública en la primera declaración que le entregó a la Secretaría de la Función Pública como director de Petróleos Mexicanos (Pemex).

También hizo públicas su colección de relojes con engranaje de oro, adquirida entre 2010 y 2011, y cuatro obras de Salvador Dalí de 50,000 dólares, así como de Luis Zárate (artista oaxaqueño) de 400,000 dólares. Todo pagado al contado.

Publicidad

Su transparencia lo hizo dar conocer sin tapujos que por herencia, poseía un cuadro de Picasso.

Ese primer año del gobierno peñanietista, Lozoya Austin reveló que era un hombre adinerado. Sus ahorros los tenía en dólares, francos suizos y euros, de acuerdo con su declaración patrimonial archivada en la SFP.

Se trataba del periodo inmediato a la campaña electoral de 2011 cuando habría recibido parte de los supuestos sobornos de Odebrecht que en los años siguientes sumarían 10.5 millones de dólares, según las acusaciones de la Fiscalía General de la República (FGR).

Pero después, esa característica que lo hizo sobresalir en el gabinete se acabó. Mientras ocupó el asiento principal de Pemex, sus bienes fueron cada vez menos públicos. Lo que más guardó para sí, fueron los montos de sus cuentas bancarias. Declaraba que abría ahorros en varias instituciones, pero no decía por cuánto.

Al renunciar a la empresa del Estado, en 2016, contaba con siete cuentas, un fondo de inversión y tres inversiones en organizaciones privadas en títulos (empresas, negocios o cajas de ahorro).

Su declaración final quedó bajo reserva ante los ojos de los ciudadanos. Firmó que de acuerdo con la ley, no deseaba hacer públicos sus bienes, ni sus posibles conflictos de interés. Entonces, solo hizo público su currículum vitae en el que se mostró como un economista laureado y con cargos en el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Así se fue de la administración pública.

Publicidad

Su perfil de economista ocupó una portada de la edición impresa de esta casa editorial. En su ser político estaba depositada la esperanza del saneamiento de las finanzas de Pemex. Pero la historia giró y la noche del 3 de noviembre de 2021 la pasará en prisión.

La detención y el arraigo

Emilio Lozoya Austin fue detenido en una zona residencial de alto poder adquisitivo de Málaga, España, en febrero de 2020.

Atenido al criterio de oportunidad, enfrentó un proceso por lavado de dinero, asociación delictuosa y cohecho desde su casa en la Ciudad de México (esa misma que compró al contado en 2012). Los delitos de los que se le acusa están relacionados con supuestos sobornos de Odebrecht a cambio de contratos y la compra de una planta chatarra a Altos Hornos de México, lo que le causó un daño al erario.

En los meses siguientes, se supo poco de él hasta que el sábado 9 de octubre circularon fotos mientras comía en un restaurante de la Ciudad de México en compañía de otras cuatro personas, lo que ocurrió una semana después de que ratificara ante la FGR su declaración contra otros exfuncionarios mexicanos por el caso Odebrecht.

La tarde del miércoles 3 de noviembre, un juez federal le dictó prisión preventiva a petición de la FGR que alegaron que el exfuncionario utilizó el criterio de oportunidad para dilatar el proceso en su contra.

Emilio Lozoya es captado en un restaurante en las Lomas

¿Quién es Emilio Lozoya Austin, el segundo exfuncionario del gobierno anterior que va a prisión?

La familia: sus padres y su esposa

Emilio Lozoya proviene de una familia que tiene largos vínculos con el poder político en México.

Publicidad

Su abuelo era Jesús Lozoya Solís, un médico militar nacido en el año de la Revolución Mexicana y quien fue reconocido mundialmente por su trabajo en pediatría. Posteriomente se convirtió en gobernador interino del estado de Chihuahua (1955-1956).

Su padre, Emilio Lozoya Thalman, fue secretario de Energía durante el mandato del presidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), además de titular del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

La mamá del exdirector de Pemex es Gilda Margarita Austin y Solis, quien fue detenida en 2019 en Alemania por asociación delictuosa y lavado de dinero, delitos relacionados con el dinero de los sobornos de Odebrecht.

Gilda Susana Lozoya Asutin es la hermana del exfuncionario y también es señalada por operaciones con recursos de procedencia ilícita; delito por el cual pesa una orden de aprehensión en su contra y hasta un ficha de Interpol.

En 2016, Emilio Lozoya se casó con Marielle Helene Eckes, de origen alemán, nacida en 1975 y cuya familia es dueña de la empresa Grupo Eckes, la cual tiene dentro de sus marcas a Eckes Granini, el principal proovedor de zumos y bebidas de frutas en Europa que fue fundada en 1857 por Peter Eckes.

Marielle se volvió protagonista del caso contra su esposo cuando Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad , publicó que ella compró, a través de Juan Carlos Quintana Serur, una propiedad en Ixtapa Zihuatanejo el 24 de julio de 2013. En ese entonces, Quintana Serur trabajaba para Altos Hornos de México y ella, por ser extranjera, no podía comprar tierras en el país.

Quién es Emilio Lozoya: la historia del exdirector de Pemex

Antes de su arresto y extradición a México en julio de 2020, Emilio Lozoya, de 46 años y originario de Chihuahua, era reconocido como un economista con vasta experiencia internacional.

Su trabajo en organismos como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Foro Económico Mundial le abrió las puertas del primer círculo del presidente Enrique Peña Nieto cuando este era gobernador del Estado de México (2005-2011).

Economista y abogado de profesión, con maestría en la Universidad de Harvard, Lozoya fue coordinador de Vinculación Internacional de la campaña de Peña Nieto como candidato presidencial del PRI.

Tras el triunfo de Peña Nieto en las presidenciales de 2012, Lozoya fue nombrado vicecoordinador de Asuntos Internacionales del equipo de transición y al inicio del gobierno director de Pemex, cargo que ocupó hasta febrero de 2016.

Según testimonios de exdirectivos de Odebrecht implicados en la trama de corrupción, el acercamiento al economista mexicano se produjo durante la campaña, pues lo consideraban un miembro prominente del círculo del candidato que podía ocupar un alto cargo en el gobierno de Peña Nieto, y así ocurrió.

En la trayectoria profesional de Lozoya resalta su labor de investigación y consultoría financiera, así como el reconocimiento que obtuvo por la creación de un exitoso fondo de inversión.

Su experiencia en la administración pública comenzó en 1999 en el central Banco de México como analista responsable de la inversión de las reservas internacionales en valores.

En el BID, colaboró con la Corporación Interamericana de Inversiones, un mecanismo multilateral que promueve el desarrollo económico de América Latina y el Caribe a través del sector privado.

Mientras que en el Foro Económico Mundial, sirvió como enlace del mecanismo con los líderes políticos y un centenar importantes empresas de América Latina y el Caribe.

Emilio Lozoy logró vincularse con Peña Nieto por medio de Luis Videgaray, uno de los políticos más cercanos al expresidente, en cuyo gobierno ocupó las secretarías de Hacienda y de Relaciones Exteriores.

Ambos, Videgaray y Lozoya, fueron alumnos de Pedro Aspe Armella, el poderoso secretario de Hacienda del gobierno de Salinas de Gortari.

Fue el mismo Aspe Armella quien le dio un fuerte impulso a la trayectoria académica de Lozoya cuando le posibilitó que estudiara la maestría en Harvard.

Las inversiones “infértiles” de Pemex y Altos Hornos de México en la era Lozoya

¿Qué hizo Emilio Lozoya y de qué se le acusa?

En 2017, un reportaje periodístico destapó que Odebrecht habría pagado más de 10 millones de dólares a Emilio Lozoya en sobornos para ganar una licitación valorada en 115 millones de dólares para remodelar una refinería de Pemex.

La dimensión internacional del caso Odebrecht se conoció a fines de 2016, cuando el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que la constructora había admitido que pagó unos 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de Latinoamérica y África, incluido el propio Brasil.

En México, el caso tuvo su primera y única repercusión hasta febrero 2020, cuando Lozoya Austin fue detenido en España y cinco meses después extraditado. Tuvieron que pasar dos años después del sexenio de Peña Nieto para que esto ocurriera.

En 2017, Emilio Lozoya tuvo sus primeras comparecencias ante la extinta Procuraduría Genera de la República (PGR, hoy fiscalía), y en declaraciones a la prensa afirmó que no existía elemento alguno en la investigación que acreditara que recibió sobornos de la firma brasileña.

"Voy a defender mi buen nombre y mi reputación", dijo en ese entonces.

En la actualidad, los delitos que se le imputan a Lozoya son: operaciones con recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho. Ninguno de ellos amerita prisión preventiva automática, aunquela FGR pudo haber solicitado esta medida por un posible riesgo de fuga, pero no fue así.

Por el contrario, Emilio Lozoya cerró un acuerdo con la FGR para delatar a otros políticos mexicanos presuntamente implicados en los sobornos, a cambio de llevar su proceso en libertad y convertirse en "testigo protegido" de la FGR.

Publicidad
Publicidad