Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Septiembre, el mes que pone a prueba a los presidentes de México

Los primeros mandatarios han tenido que poner en marcha planes de emergencia frente a deslaves, sismos, inundaciones y otros desastres ocurridos en el noveno mes.
mié 15 septiembre 2021 02:19 PM
Derrumbe
Para los gobiernos federales en la última década, septiembre ha sido un mes aciago por la incidencia de desastres naturales.

El festejo del 15 de septiembre de 2013 se vio opacado por la emergencia del huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel. El entonces presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) dejó la celebración después de los fuegos artificiales para reunirse con los integrantes de su gabinete.

No ha sido un caso único, durante septiembre los últimos presidentes mexicanos han tenido que enfrentar distintas crisis, tal como le sucede a Andrés Manuel López Obrador con la atención al derrumbe e inundaciones en el Estado de México, los daños del sismo del pasado 7 de septiembre y la emergencia en Hidalgo.

Publicidad

La semana pasada ha sido una de las más difíciles para el morenista. Desde el lunes, las lluvias comenzaban a hacer estragos en Tula, Hidalgo, hasta el desborde del río, que provocó la muerte de 14 personas –al principio se habían manejado 17– y muchos más afectados. El hospital del Instituto Mexicanos del Seguro Social (IMSS) quedó sumergido al grado de que los pacientes fueron trasladados. El gobernador hidalguense Omar Fayad pidió declarar zona de emergencia y miles de familias fueron desalojadas.

Ese mismo día, en Ecatepec, la lluvia estaba haciendo de las suyas y dejó bajo el agua cientos de casas y varias colonias resultaron afectadas. Se contabilizaron dos decesos. Por lo que se instruyó que en este municipio -al igual que en Jalisco, por los daños causados por la tormenta Nora a finales de agosto-, se haga un censo del Bienestar para identificar a los damnificados.

Para el martes, cuando ya se estaban viendo las afectaciones en Hidalgo, por la noche un sismo de 7.1 grados, con epicentro en Acapulco, Guerrero, sacudió la Ciudad de México y otros estados. Hasta el momento se contabilizan tres fallecidos por el movimiento telúrico que causó daños graves en localidades del puerto.

Para cerrar la semana, se registró un derrumbe en el Cerro del Chiquihuite, también en el Estado de México, pero en el municipio de Tlalnepantla, que dejó al menos una joven fallecida y tres desaparecidos, así como 126 viviendas en riesgo, cuyos habitantes fueron evacuados.

Eso fue solo la semana pasada, pero desde antes, se había autorizado entregar 111,997 apoyos a personas en Veracruz, Puebla e Hidalgo, con una inversión de 2,472 millones de pesos, para la recuperación de personas damnificadas tras el pasado del huracán Grace.

Publicidad

Enrique Peña Nieto: los sismos de 2017

Si bien el festejo de la Independencia de 2013 fue interrumpido por la emergencia de Manuel e Ingrid, el expresidente Peña tuvo otro año difícil en 2017, debido a los sismos del 7 de septiembre –el mismo día que el de este año– y se encontraba en la antesala de una crisis mayor debido al terremoto del 19 de septiembre que dejó un saldo de más de 300 decesos y múltiples afectaciones.

Ese año, el sismo del 7 de septiembre que había dejado decenas de víctimas apagó el Grito de Independencia. Aun así el presidente Enrique Peña Nieto salió al balcón para corear los vivas y observar la quema de fuegos pirotécnicos acompañado de sus hijos y su esposa Angélica Rivera quien lució un vestido elaborado por artesanos de Oaxaca, como homenaje a las víctimas del terremoto.

Días antes, el entonces presidente había tenido que desalojar la plancha del Zócalo, que había sido ocupada por integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en protesta por la reforma educativa.

Un año después, Peña Nieto tuvo que enfrentar una nueva crisis. La noche del 26 de septiembre de 2014, en Iguala, Guerrero, ocurrió uno de los más emblemáticos episodios de violación a los derechos humanos: la desaparición de 43 normalistas de la normal rural de Ayotzinapa, un caso que marcó su gobierno y en el que aún hay pendientes por resolver.

Publicidad

Felipe Calderón: lluvias y los atentados en Morelia

Además de la celebración por el inicio de la lucha independentista, del 15 de septiembre de 2008, cuando dos granadas de fragmentación fueron detonadas en el centro de Morelia, Michoacán, al expresidente Felipe Calderón (2006-2012) también le tocaron algunas otras emergencias, aunque –por lo menos una– fue falsa alarma.

En septiembre de 2010, el gobierno federal y de Oaxaca organizaron un operativo de rescate de enorme magnitud. De la Ciudad de México fueron enviados aviones hacia la entidad con equipos de rescatistas, mientras altos funcionarios como el entonces gobernador Ulises Ruiz y el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, se dirigieron a lo que suponían era una zona de desastre con “miles de desaparecidos” por un deslave provocado por las fuertes lluvias en Santa María Tlahuitoltepec.

El entonces presidente Felipe Calderón expresó en su cuenta de Twitter su preocupación. "Hay un muy lamentable derrumbe en Oaxaca. Hay decenas de desaparecidos", escribió el exmandatario, aunque unas 10 horas después se reconoció que no había sido de la magnitud que se creía y que hasta el momento había solo 11 desaparecidos y sin reporte de fallecidos.

En los días previos, las lluvias habían causado inundaciones en Tabasco. Para finales de agosto el número de damnificados era de 66,670 personas, y se trataba de controlar el desbordamiento de los ríos Grijalva y Carrizal. Ante la situación, se inició el desalojo de 7,619 personas. Para inicios de septiembre, la zona fue declarada zona de emergencia.

Publicidad

Vicente Fox: el accidente de Martín Huerta

Mientras que en el caso del expresidente Vicente Fox Quesada (2000-2006), le tocó enfrentar en septiembre de 2005, el accidente en helicóptero donde falleció el entonces secretario de Seguridad Pública, Ramón Martín Huerta, cuando se dirigía a visitar la cárcel de máxima seguridad de La Palma.

Además del secretario de Seguridad Pública, considerado uno de los hombres cercanos a Fox, fallecieron también el tercer visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, José Antonio Bernal, y cinco funcionarios públicos, además del piloto y copiloto de la nave.

Aunque no todos los casos han sido causa de fenómenos naturales, los exmandatarios han tenido que poner a prueba su capacidad de reacciones en esas ocasiones y en otras muchas más que no necesariamente han ocurrido en septiembre, pues pueden suceder emergencias en cualquier día del año.

Publicidad
Publicidad