Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El regreso a las aulas seguro es posible con medidas y protocolos

Expertos en Educación y Salud coinciden en que cada escuela debe establecer las disposiciones de acuerdo con su realidad y contexto sanitario por la pandemia de COVID-19.
mié 18 agosto 2021 05:58 PM
El regreso a clases presenciales en México se puede hacer. Maestra entrando a un salón de clases.
Ventilación en las aulas y protocolos adaptados a cada escuela son medidas indispensables para el regreso a las aulas seguro, según expertos.

Especialistas en Educación y Salud, así como docentes, coinciden que el regreso a clases presenciales es una prioridad, por lo que aseguraron que cada escuela debe definir un protocolo que tome en cuenta su realidad y contexto epidemiológico. Cada una deberá buscar la garantía básica a la buena ventilación y el acceso al agua.

En distintos foros y conferencias, hablaron de las afectaciones que ha tenido la educación a distancia y aseguraron que es posible tener un regreso seguro - pues así lo ha mostrado la experiencia internacional y nacional-, pero escalonado y siempre y cuando se tengan las condiciones necesarias.

Publicidad

“Regresar a clases es posible, no es la catástrofe que nos habían dicho durante año y medio; a través de la ciencia, de la salud pública, de la educación, podemos tener protocolos seguros y efectivos que se deben adaptar a todas las escuelas”, señaló Andreu Comas García, profesor e investigador del Centro de Investigaciones en Ciencias de la Salud y Biomedicina de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

El médico y virólogo comentó que cada protocolo hay que adaptarlo a la escuela y a la realidad de la comunidad y deben ser sometidos a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) o a instancias de salud de cada localidad.

Es una estrategia multicapa, adaptada a la realidad, idiosincrasia y funcionalidad de cada escuela, no existe un protocolo universal para todas las escuelas; se debe capacitar a maestros, padres y alumnos sobre estos protocolos".
Andreu Comas, investigador de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí

En tanto que Laura Ramírez, directora de Activación de Agentes de Mexicanos Primero, destacó que la solución para el retorno es que la escuela deje de ser un espacio riesgoso.

“La escuela debe ser el espacio más seguro para nuestras niñas y niños, aquel donde se resguarda la salud física, donde se cuida la salud emocional y se detectan los casos que requieren cuidado especial, aquel donde se recupera el contacto entre pares que es fundamental para el crecimiento de todas y todos”, dijo.

Publicidad

¿Se puede regresar a clases presenciales en México?

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés), la reapertura escolar es una decisión de los gobiernos, que puede ser tomada a partir de la evidencia epidemiológica y el análisis de beneficios y riesgos en materia de educación, salud pública y factores socioeconómicos del contexto local.

En tanto, según la Unicef, la decisión de cerrar debe tomarse a nivel local y siempre y cuando no haya otras alternativas.

Además, consideró que el regreso debe ser un proceso gradual y a través de mecanismos de distanciamiento físico. “Se espera que la mayoría de los gobiernos adopte un enfoque progresivo/gradual, por regiones y zonas y áreas rurales o urbanas, tomando en cuenta los niveles de contagio, y según necesidades educativas”, expresó.

Para facilitar las acciones de distanciamiento físico, el organismo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) señaló que se pueden considerar las siguientes medidas:

  • Alternancia (días/semanas), entre el aprendizaje presencial y a distancia
  • Horarios escalonados a lo largo de la jornada escolar (tiempos de inicio/final, recreos, almuerzo, entre otros)
  • Turnos múltiples o dobles
  • Reducir el número de estudiantes en clase
Publicidad

Protocolos para cada comunidad

Si bien coinciden en que el protocolo debe ser para cada escuela, con base en su contexto, David Calderón, director de Mexicanos Primero, consideró que debe haber una guía general que se pueda adaptar a la situación de cada comunidad escolar.

“Se requiere un documento completo para que cada comunidad lo adopte y lo pueda implementar en su contexto. La Guía de la SEP, publicada en su actualización de junio y que todavía propone la carta de corresponsabilidad y cubrebocas caseros de dos capas, no es un protocolo. Un protocolo indica con precisión, con una lista de cotejo, qué condiciones se deben observar, quién es el responsable, con qué periodicidad se verifica el cumplimiento”, afirmó.

Por su parte, Andreu Comas detalló que existen varios momentos en esos protocolos para el regreso a las aulas, el primero de ellos es evitar que un infectado sintomático entre al colegio, y por eso es importante el filtro familiar y escolar.

Al respecto expuso que se deben hacer tres preguntas y en caso de responda que sí a alguno no puede entrar al colegio:

  • ¿Usted o alguien de su casa tiene algún síntoma respiratorio, gastrointestinal y/o malestar general de aparición reciente?
  • ¿Usted o alguien de su casa ha estado en contacto con algún positivo o sospechoso de COVID-19 en los últimos cinco días?
  • ¿En los últimos tres días ha salido de viaje o ha estado en reuniones de más de 10 personas sin mascarilla?

El segundo momento es detectar casos sospechosos, por lo que es importante que los profesores perciban sintomatología durante la jornada escolar pues en todos los casos de estudios de los protocolos, se detectó que la mayoría de los sospechosos que después dio positivo, fueron contagios en la comunidad y no en el centro escolar.

Sostuvo que el tercer punto es evitar la transmisión dentro del colegio. “Si cumplo los dos anteriores, la única posibilidad de que entre el virus es a través de un asintomático”, dijo al explicar que la ventaja de la variante Delta es que la proporción de asintomáticos es mucho menor que con el virus original.

Salones y escuelas durante la pandemia por COVID-19

Para el regreso a clases, se debe conocer las características de cada escuela para analizar qué tiene, qué le falta y cómo puede regresar, pues exponen que no es lo mismo una escuela de 1,000 alumnos que una de 25 o una que tenga grandes salones y áreas verdes a otra que no cuenta con ello.

Los expertos comentaron que se debe calcular el aforo de acuerdo con el tamaño del aula, la edad de los alumnos y la ventilación, además del contexto epidemiológico, pues cada alumno requiere entre 1.65 y 2.50 metros cuadrados.

Desde Mexicanos Primero hicieron un llamado a la SEP para que se dé a conocer el listado nominal de planteles, publicado estado por estado, de cada nivel y modalidad, en el que se confirme cuáles ya tienen las condiciones básicas para abrir; asegurarse que haya agua y saneamiento, ventilación cruzada, distancia señalada, espacios al aire libre, electricidad y el paquete de filtro escolar (cubrebocas, sanitizante de manos, termómetro) completo y asegurado.

Al respecto, se propone que se forme una comisión que otorgue un sello y un documento firmado por parte de un equipo técnico, quienes tomen la responsabilidad de haber verificado in situ esas condiciones.

Por su parte, el Comité Ejecutivo Nacional Democrático del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) aseguró que es necesario tener acceso a un cuadro de atención médica directo e inmediato a estudiantes y maestros ante cualquier indicio de síntomas o contagio en el trabajo presencial; que el gobierno provea a las escuelas públicas de: material de limpieza y sanitizacón; checadores de temperatura infrarrojos digitales y bomba de sanitizacón; además de cubierta plástica para mesabancos y mesas de trabajo que faciliten la limpieza y sanitización y en condiciones óptimas la infraestructura hidráulica, sanitaria y eléctrica.

Ventilación adecuada y reducción de la duración de las clases

Además de los puntos clave, como el contexto epidemiológico de cada estado, cada ciudad, el filtro familiar, escolar diario, y uso universal de mascarillas sin válvulas, Comas puso como prioridad la ventilación en espacios cerrados. “Tenemos que ir aula por aula, determinando los flujos de ventilación en cada momento”, recomendó.

Susana López, del Instituto de Biotecnología de la UNAM, explicó que debido a que la vía más importante de contagio es a través de partículas suspendidas en el aire, la ventilación en las áreas es indispensable y de preferencia en espacios abiertos. “Un salón de clases requiere de que los estudiantes vean hacia delante, estén espaciados, por lo menos 1.8 o 1.5 metros, y todos usen mascarillas”, precisó.

Medidas recomendadas

  1. Es indispensable el buen uso de cubrebocas
  2. Es importante mantener ventilados naturalmente los espacios
  3. Mantener distanciamiento entre personas
  4. Evitar reuniones de tiempo prolongado

En tanto que el médico y virólogo Comas señaló:

  1. Nunca quitarse la mascarilla y facilitar actividades al aire libre
  2. El docente es el responsable de vigilar el apego a los protocolos
  3. Recortar la duración de las clases para permitir recambios de aire cada 45 minutos
  4. Si me voy a tocar la cara, voy a consumir alimentos o quitar mascarilla

Si lo anterior se cumple y nadie entra con síntomas, se puede tener una “escuela segura”, comentó Comas, quien también insistió en que el ingreso es voluntario y con capacitación, porque de lo contrario “la gente va a romper los protocolos”.

La experiencia internacional nos dice que las escuelas son espacios muy seguros si sigo protocolos y si hago caso al contexto epidemiológico".
Susana López, investigadora del Instituto de Biotecnología de la UNAM

Publicidad
Publicidad