Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tras golpe del COVID, el Coneval sugiere crear sistema de protección universal

Para atender la crisis generada por la pandemia y otras posibles, el consejo llama al Estado a redoblar esfuerzos y ampliar la red de protección para los grupos más vulnerables.
jue 11 febrero 2021 02:12 PM
mercado de jamaica
En su más reciente informe, el Coneval señala que las personas con carencias sociales o empleadas en la informalidad están entre las más vulnerables a los efectos de la pandemia.

Ante la crisis ocasionada por la pandemia de COVID-19, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) llamó a consolidar un sistema de protección social universal, basado en un enfoque de derechos y sensible a las diferencias entre grupos de población, que incluya salud, pensiones de vejez, discapacidad y orfandad, seguro de desempleo y otros programas que contribuyan a garantizar un ingreso mínimo.

Además, recomendó ampliar la cobertura de protección social hacia grupos vulnerables por la pandemia. El consejo señaló que, de 53 intervenciones del Estado, 32 buscan atender a grupos vulnerables por COVID-19, entre los que se encuentran personas con carencias sociales, en situación de pobreza, con trabajos informales o desempleadas, cuyas desventajas podrían agravarse en este contexto.

Publicidad

El Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2020 resaltó la necesidad de instaurar un sistema de protección social universal, que permita mitigar los riesgos asociados a las etapas de vida y a contextos de emergencia, como el que atraviesa el mundo en la actualidad.

El organismo alertó que la magnitud de los efectos negativos del COVID-19 sobre la economía, el comercio, el empleo y el bienestar supone un riesgo importante de retrocesos en los logros de desarrollo social de las últimas décadas, orientados a mejorar el bienestar de la población y contribuir al cumplimiento de los derechos sociales.

Ante la emergencia sanitaria, que ha traído consigo miles de fallecimientos y una caída histórica de la actividad económica y de los ingresos de los hogares, señaló que es preciso ampliar la cobertura integral de protección social hacia grupos vulnerables, incluyendo atención en salud universal basada en un enfoque de derechos, así como desarrollar estrategias de inclusión laboral durante el periodo de recuperación, a corto plazo.

En tanto, consideró que a largo plazo una cobertura más amplia en materia de protección social contribuye a la protección contra otras crisis, es inversión en capital humano y ayuda a incrementar el consumo, aunado a que es una política central para la reducción de las desigualdades, el avance hacia la inclusión social, el crecimiento inclusivo y la cohesión social.

“El desafío en materia de protección social es garantizar el ejercicio de los derechos de las personas mediante el fortalecimiento del Estado de bienestar y un sistema de protección social universal. De manera inicial, se aseguran los ingresos y el consumo en los hogares; sin embargo, en el largo plazo es necesario reducir las desigualdades para responder a los impactos de la crisis en la vida de las personas”, cita el informe.

Publicidad

El Coneval identificó 53 programas e intervenciones de desarrollo social para mitigar los efectos de la pandemia.

De las intervenciones, 31 corresponden a programas presupuestarios, de los cuales 12 sufrieron adaptaciones, 10 no modificaron su forma de operación pero fueron contemplados entre los programas para atender la pandemia, cinco son contingentes, tres adelantaron apoyos económicos y solo se creó uno nuevo, el U007 Apoyo Financiero a Microempresas Familiares.

Ve también: AMLO reutiliza sus programas sociales para atender crisis

Al respecto, recomendó adecuar e integrar las acciones de los programas de seguridad social contributiva, para brindar atención a la población en condición de vulnerabilidad laboral para paliar los efectos de la crisis en su ingreso.

También sugirió ampliar las medidas sanitarias entre la población indígena para reducir la tasa de contagio y mortalidad por COVID-19, apoyar a madres y padres con opciones de cuidado infantil en el contexto de la reincorporación a las actividades económicas, y a las pequeñas y medianas empresas, a través de créditos para proteger el empleo y subsidios parciales o totales de las cuotas obreropatronales.

Por último, el consejo recomendó garantizar el ingreso mediante transferencias monetarias no condicionadas a sectores más vulnerables y grupos históricamente discriminados en el país, utilizando los programas sociales prioritarios existentes.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad