Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un exmando de la Policía Federal es detenido por el caso Ayotzinapa

De acuerdo con la FGR, Luis Antonio Dorantes posiblemente tuvo conocimiento de la detención de los 43 estudiantes normalistas de la Escuela Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa.
dom 24 enero 2021 03:02 PM
Ayotzinapa
La Comisión para Ayotzinapa exigió que se investigue a los servidores públicos que filtraron la información.

La Fiscalía General de la República (FGR) obtuvo auto de formal prisión en contra del expolicía federal Luis Antonio Dorantes por su probable responsabilidad en el delito de desaparición forzada por el caso de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa ocurrido la noche del 26 y 27 de septiembre de 2014.

De acuerdo con la FGR, los días de los hechos se desempeñaba como titular de la estación de la Policía Federal en Iguala, cargo en el que posiblemente tuvo conocimiento de la detención de los estudiantes normalistas de la Escuela Rural Isidro Burgos, aunque negó saber de la misma, así como el posible destino y paradero de los estudiantes.

Publicidad

“El Ministerio Público Federal (MPF), presentó los medios de prueba al Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, quien otorgó el auto de formal prisión”, detalló la FGR en un comunicado.

El nombramiento de Dorantes, como titular de la estación de la Policía Federal en Iguala estuvo a cargo del entonces Titular de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal, Luis Cárdenas Palomino en febrero de 2012.

El exmando policíaco fue detenido por elementos de la Policía Federal Ministerial (PFM), con apoyo de elementos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana a nivel Federal, el pasado 18 de enero de 2021.

Gobierno denuncia filtración de testimonio

La Consejería Jurídica de la Secretaría de Gobernación (Segob) presentó una denuncia penal ante la Fiscalía General de la República por la "filtración" del expediente de caso de la desaparición de los 43 jóvenes de Ayotzinapa.

El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, exigió que se investigue a los servidores públicos que filtraron el testimonio de un testigo identificado como “Juan”, quien afirmó que a los 43 jóvenes los desaparecieron militares, policías del estado de Guerrero e integrantes del crimen organizado.

En la denuncia, la Consejería pide a la FGR, realizar todas las diligencias necesarias para recabar los datos de prueba que resulten necesarios para la correcta integración de la investigación que se siga, así como “judicializar como corresponde a los que resulten autores y/o participes de los hechos, con apariencia de delito, denunciados.

La denuncia ante la Fiscalía que encabeza Alejandro Gertz Manero fue presentada este viernes 22 de enero.

“Corresponde al Ministerio Público deslindar la autoría y la participación de los involucrados”, se lee en la denuncia presentada.

Publicidad

En una primera filtración, el pasado 20 enero, el periódico Reforma publicó que la noche del 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, un grupo de los estudiantes fue detenido por militares e interrogado en el 27 Batallón de Infantería para indagar si pertenecían a un grupo criminal rival.

Luego, fueron entregados a miembros del crimen organizado para su desaparición.
El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó en su conferencia de prensa del pasado jueves la veracidad de la información filtrada y dijo que la investigación está abierta.

“No es apócrifo. Ya hay una detención de un capitán del Ejército. Está abierta la investigación y todavía no está concluida. Todo indica que no es real la versión que se difundió desde el principio”, refirió.

En una segunda filtración, con base en el testimonio de “Juan” se publicó que el actual secretario de Seguridad de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, quien en 2014 se desempeñaba como coordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal (PF) en Guerrero, supuestamente 200,000 dólares al mes a cambio de información sobre posibles operativos y de dar facilidades para el trasiego de heroína, dinero y armas.

Publicidad
Publicidad
Publicidad