Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Perfil | Landau, el embajador de Trump, 'tuitstar' e incómodo para la 4T

Christopher Landau deja la Embajada de EU en México con más de 280,000 seguidores en Twitter y algunas declaraciones en materia de seguridad y migración que incomodaron al gobierno.
mié 20 enero 2021 04:14 PM
christopher landau
Sin experiencia diplomática previa, el abogado Christopher Landau llegó a México en agosto de 2019 tras ser ratificado por el Senado como embajador.

Christopher Landau se despidió, a través de redes sociales, como embajador de Estados Unidos en México, cargo que asumió en agosto de 2019 por designación del entonces presidente Donald Trump, con lo que cierra un episodio en el que recobró popularidad en Twitter, pero también en el que protagonizó momentos incómodos con el gobierno mexicano.

"Representar a mi país en México ha sido el gran honor y orgullo de mi vida, y estoy muy agradecido por haber tenido esta gran oportunidad. Mejorar las relaciones entre nuestros pueblos será siempre una de las pasiones de mi vida. ¡Hasta pronto!", expresó este miércoles Landau en la cuenta oficial de Twitter de la Embajada de EU en México.

Publicidad

La salida de Christopher Landau de la embajada de EU en México llegó junto al final del gobierno de Donald Trump. Ahora el presidente estadounidense Joe Biden tendrá que proponer a otro perfil para que represente a su gobierno en México.

En repetidas ocasiones, el ahora exembajador expresó cariño y admiración por la cultura mexicana, pero no todo fue "miel sobre hojuelas". Landau llegó a lanzar críticas hacia el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y encabezó dos episodios ríspidos con esta administración.

Él es Christopher Landau

Landau, de 56 años, nació en Madrid, España —pues su padre, George Landau, era diplomático— y pertenece al partido Republicano, igual que el ahora expresidente Trump.

Aunque antes de la Embajada no contaba con experiencia diplomática, cursó estudios sobre América Latina en la Universidad de Harvard, por la que obtuvo el grado de doctor en Derecho y la fluidez del idioma español.

En su experiencia como litigante, fue secretario de dos jueces conservadores de la Corte Suprema (Antonin Scalia y Clarence Thomas); posteriormente se dedicó a las apelaciones y se convirtió en socio de la firma Quinn Emanuel, de acuerdo con su perfil de Linkedin.

Landau logró llevar casos ante la Suprema Corte de Justicia, cortes federales y estatales de apelación. En agosto de 2018, firmó una carta en apoyo a Brett Kavanaugh, un juez de la Corte Suprema que había sido aprobado por el Senado pese a enfrentar acusaciones de agresión sexual.

 

Su llegada a México

En marzo de 2019, el entonces presidente Donald Trump designó al abogado Landau como embajador en México, un puesto que asumió en mayo de ese año y que estuvo vacante durante 10 meses tras la salida de Roberta Jacobson, una diplomática que ahora es parte del equipo de Joe Biden.

Cuando asumió el puesto, Landau también tomó control de la cuenta oficial de Twitter de la Embajada estadounidense con un propósito especial, como él mismo expresó: lograr que ese perfil tuviera más seguidores, algo que logró, pues cuando heredó la cuenta tenía 25,000 seguidores y en solo año y medio creció a 280,000.

Una de las claves para lograr ese objetivo fue que Landau compartió sus viajes por la República mexicana, destacando las riquezas culturales del país. De hecho, en sus últimos tuits como embajador dio a conocer los recuerdos que se llevaba de cada entidad: piñatas del Mercado de Jamaica, alfarería de Oaxaca, cerámica de Tlaxcala, candelabros de Michoacán, máscaras de luchadores...

La cuenta también ganó seguidores con las fotos de platillos típicos mexicanos, de artesanos, de momentos familiares y de paisajes. Por todo esto se le llegó a considerar el "embajador tuitstar".

Los momentos tensos

Uno de los episodios que generó más tensión dentro del gobierno mexicano, ocurrió el 27 de octubre, cuando reveló que desde que asumió su cargo supo que en el gobierno de Donald Trump se investigaba al exsecretario Salvador Cienfuegos, por narcotráfico y lavado de dinero.

Sin embargo, aclaró que no podía compartir esa información, lo que generó que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador se enterara hasta un año después y que el gobierno mexicano le externara su inconformidad por no haber sido notificado.

Esto llevó a que el gobierno de México manifestara vía escrita y verbal su “profundo descontento” al gobierno de Estados Unidos por no haberle notificado de la investigación que abrió en contra del exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos.

 

Esto abrió grietas entre México y EU, y para calmar las aguas, Christopher Landau dijo en una conferencia de prensa celebrada el 14 de enero indicó que su país devolvió a Cienfuegos "sin condiciones", y atribuyó a un error burocrático que el gobierno mexicano no conociera de antemano la investigación y posterior captura del general.

En la misma conferencia, Landau, todavía como embajador, habló sobre el tráfico de armas, afirmando que el gobierno de México rechazó material de EU para controlar esta situación en las fronteras conjuntas, una situación que fue confirmada y desestimada por el presidente López Obrador, quien pidió a Estados Unidos controlar la venta de armamento en su país.

"Nosotros hemos ofrecido donar al gobierno de México equipos no intrusivos para controlar el tráfico de armas en las fronteras, y no se ha aceptado. Creo que para mucha gente en México, este punto de las armas es solamente una cosa que se hace para regañar a EU. Yo sí creo que hay más que podemos hacer (EU) y hay más que México también puede hacer", dijo Landau.

También mencionó que tras la detención fallida de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín 'el Chapo' Guzmán, su país se ofreció formalmente a extraditar a México a traficantes de armas, pero el gobierno de López Obrador nunca lo solicitó. "Me dio mucha pena porque me hubiera gustado ver una", expresó Landau.

A estos episodios se sumó lo expresado en junio de 2020, cuando consideró que con el cambio de "reglas" del gobierno López Obrador en distintos aspectos económicos y sociales, podría ahuyentar a la inversión extranjera.

"México tiene el derecho de establecer o cambiar sus políticas económicas o sociales domésticas, pero también hay que reconocer que esos cambios puedan tener efectos muy negativos en cuanto a la inversión doméstica y extranjera”, declaró a reporteros.

 

En noviembre de 2019, Landau alertó que en algunos estados de México existen gobiernos paralelos encabezados por el narcotráfico, por lo que consideró necesario que ambas naciones combatan juntas este problema.

"El territorio donde (los narcos) tienen ese poder continúa expandiéndose a través de la República. Es tan importante el futuro de México que, si no lo combatimos ahora, esto se va a volver mucho peor", expresó en un foro.

Un mes antes, en la Cumbre de Negocios de octubre de 2019, el entonces embajador destacó que el tráfico de armas y la corrupción es un problema para México, mientras que la migración lo era para EU, por lo que urgió trabajar en conjunto.

"Hay medidas que podemos intentar de forma conjunta porque ninguno de los países puede hacerlo solo. Ambos países tienen que cooperar y cambiar sus leyes migratorias. Porque enfrentamos un problema muy nuevo, porque enfrentamos el problema de flujos masivos de personas de terceros países que entran a México para después entrar a EU. Este es un fenómeno nuevo y necesita una propuesta nueva”, puntualizó.

En una ocasión, Christopher Landau también confrontó al expresidente Felipe Calderón, luego de que este criticara, en marzo de 2020, al entonces mandatario estadounidense, Donald Trump. "Un expresidente no tiene por qué meterse en la política doméstica de otro país. Ahora más que nunca nos toca trabajar juntos", escribió en Twitter el ahora exembajador.

Con estas y otras declaraciones en materia de seguridad, migración y la pandemia de COVID-19, Christopher Landau deja la Embajada de EU en México.

Publicidad
Publicidad